La feria que es­ta ciu­dad me­re­ce

Arte por Excelencias - - ESPAÑA - Por CRIS­TI­NA FO­NO­LLO­SA, Barcelona

Asi­en­te rte por Ex­ce­len­ci­as ha lle­ga­do a Swab Barcelona. Su con­di­ci­ón de me­dia part­ners le ha per­mi­ti­do no so­lo re­cor­rer es­ta feria de­di­ca­da al ar­te con­tem­porá­neo con to­da libertad, si­no que ya se

fa­mi­lia de sus or­ga­ni­za­do­res, qui­e­nes lle­van ade­lan­te es­te proyec­to por ge­nui­no amor al ar­te.

Ca­ro­li­na Di­ez-cas­cón ac­ce­de a com­par­tir unos mi­nu­tos con no­so­tros. He aquí sus de­cla­ra­ci­o­nes en ex­clu­si­va.

¿HA­CE TIEMPO QUE ESTÁS TRABAJANDO CO­MO DI­REC­TO­RA ARTÍSTICA EN SWAB?

Em­pe­cé ha­ce tres años, y más in­ten­sa­men­te des­de el año pa­sa­do. Es­ta feria es fa­mi­li­ar, la he vi­vi­do des­de sus ini­ci­os. Em­pe­zó mi her­ma­na Ma­ri­na con mi pa­dre, y si­em­pre he co­la­bo­ra­do con ellos, pe­ro de lle­var la di­rec­ci­ón con mi pa­dre, tres años.

TU VISIÓN DEL MUNDO DEL AR­TE APORTA MUCHA JUVENTUD, MUCHA FUERZA, MUCHA GENTE JOVEN A LOS PROYEC­TOS DE LA GA­LE­RÍA.

Sí, claro, lo que he in­ten­ta­do es dar­le un gi­ro a la feria. Lle­va­ba un tiempo vi­vi­en­do fu­e­ra y vi­en­do fe­ri­as. El con­cep­to que te­nía mi pa­dre ha­ce muc­ho tiempo era ese, cu­an­do co­men­zó era una feria in­ter­na­ci­o­nal. He­mos in­ten­ta­do vi­a­jar in­flu­en­cián­do­nos de to­do cu­an­to pa­sa en el mundo, cre­ar eso en Barcelona. Qu­ie­ro se­guir el le­ga­do de mi pa­dre: po­ten­ci­ar en Barcelona un in­ter­cam­bio en el ar­te con­tem­porá­neo de muc­has cul­tu­ras.

ES UNA BARBARIDAD QUE NO LO TEN­GA.

A no­so­tros nos gus­ta­ría que hu­bi­e­ra es­pa­ci­os muc­ho más jó­ve­nes, co­mo un Pa­lais de Tokyo, que hay en Pa­rís, o es­pa­ci­os in­de­pen­di­en­tes. Que los jó­ve­nes ten­gan pla­ta­for­mas pa­ra po­der dar­se a cono­cer o im­pul­sar su ar­te, por­que hay muc­hí­si­mo ta­len­to aquí y que­re­mos que haya una pla­ta­for­ma que sir­va pa­ra que ellos pu­e­dan ex­po­ner su obra y a la vez cono­cer e in­ter­cam­bi­ar con gente de afu­e­ra. Eso es lo que que­re­mos con Swab.

TE ENCARGAS TÚ ES­TE AÑO DE UN EVENTO DEN­TRO DE LA FERIA QUE SE LLAMA ONPAPER. ¿QUÉ ES?, ¿CÓMO LO HAS MONTADO?

Onpaper es un pro­gra­ma que se creó ha­ce al­gu­nos años en la feria y yo he co­mi­sa­ri­a­do. Es­te es mi se­gun­do año, y es­toy en­fo­ca­da en re­sal­tar la con­cep­tu­a­li­dad del pa­pel. El pa­pel aho­ra mis­mo es muy im­por­tan­te por va­ri­os fac­to­res. La cri­sis eco­nó­mi­ca ha lle­va­do al ar­te a una se­rie de ca­mi­nos, y el pa­pel ha sig­ni­fi­ca­do una obra con muc­ho pro­ta­go­nis­mo por su fa­ci­li­dad de trans­por­te, se ha po­ten­ci­a­do muc­ho es­te me­dio. El mundo ca­mi­na­ba en una di­rec­ci­ón muy di­gi­tal, y pensá­ba­mos qué va a pa­sar con la téc­ni­ca del pa­pel, del di­bu­jo, que es lo más tra­di­ci­o­nal. Hay que re­cu­pe­rar la sim­bo­lo­gía del pa­pel, y es­ta edición jus­to ha­bla de eso. Agru­pa a ar­tis­tas muy jó­ve­nes que tra­ba­jan des­de el mundo di­gi­tal en la bús­que­da de la ins­pi­ra­ci­ón, pe­ro su ma­ne­ra de ex­pre­sar­lo es me­di­an­te el pa­pel. Se está vi­en­do una vu­el­ta a lo ana­ló­gi­co, al uso del pa­pel co­mo con­cep­to.

A LO TRA­DI­CI­O­NAL.

A lo tra­di­ci­o­nal, pe­ro so­bre to­do no tan­to pen­sar so­lo en el di­bu­jo, si­no en to­das las di­ver­si­da­des que te da el pa­pel. Por ejem­plo, hay una ar­tis­ta que re­vi­sa la me­te­o­ro­lo­gía en una apli­ca­ci­ón de in­ter­net y, cu­an­do ve que hay va­ri­os cam­bi­os me­te­o­ro­ló­gi­cos, de­ja el pa­pel en el pa­tio de su ca­sa pa­ra plas­mar to­do, con lo cu­al el pa­pel es pro­ta­go­nis­ta o que­da co­mo re­fle­jo

de al­go que ha pa­sa­do, ha­bla por sí so­lo.

TU OPINIÓN SO­BRE EL HEC­HO DE QUE LAS GA­LE­RÍ­AS PU­E­DAN FACILITAR EL ACCESO DE LA GENTE JOVEN A LA VENTA…

Eso es muy im­por­tan­te, por­que yo mis­ma ten­go una co­lec­ci­ón muy mo­des­ta, pe­ro jus­ta­men­te gra­ci­as a fa­ci­li­da­des que me han da­do las ga­le­rí­as. La cri­sis ha cre­a­do co­sas bu­e­nas y co­sas malas, y ha de­ge­ne­ra­do el mundo del ar­te dan­do en­tra­da a to­da es­ta gente joven -o gente que no es­ta­ba en el mundo del ar­te por­que cre­ía que era un mundo eli­tis­ta o que no era pa­ra todos- y ha cam­bi­a­do es­to por fin, que la gente vea que el ar­te ha de ser co­ti­di­a­no. Por eso jus­to tam­bi­én te­ne­mos un es­pa­cio pa­ra que los niños vi­van con el ar­te. Las ga­le­rí­as por fin se han da­do cuenta de que hay que cre­er en el nu­e­vo co­lec­ci­o­nis­ta, en el joven que em­pi­e­za y que le gus­ta el ar­te. Dan fa­ci­li­da­des: pu­e­des pa­gar a tres pla­zos, má­xi­mo seis pla­zos, de­pen­di­en­do del pre­cio de la obra, pe­ro todos te ofre­cen esa po­si­bi­li­dad.

ESAS FA­CI­LI­DA­DES SON MUY IM­POR­TAN­TES PA­RA LA GENTE JOVEN.

Sí. Jus­to ayer, el pri­mer día, in­ten­ta­mos ha­cer ac­ti­vi­da­des pa­ra gru­pos de jó­ve­nes y por pri­me­ra vez abri­mos el mon­ta­je a un gru­po de quin­ce del cír­cu­lo ecu­es­tre, que ve­ní­an por pri­me­ra vez, y uno de ellos ya es­ta­ba in­tere­sa­do en una obra. No ha­bí­an te­ni­do nun­ca la po­si­bi­li­dad o no sa­bí­an los me­ca­nis­mos y el pre­cio, pu­es hay co­sas de ci­en eu­ros en ade­lan­te. Mi pa­dre, que es­ta­ba ayer dan­do el tour, se emo­ci­o­nó. Di­jo: «¡Qué ilu­si­ón que haya es­tos nu­e­vos jó­ve­nes, es­ta gente in­tere­sa­da!». Y ese es el fu­tu­ro, ¿no? Y es lo que hay que po­ten­ci­ar.

¿ESTAS SATISFECHA CON EL TRA­BA­JO QUE REALIZAS EN SWAB?

Sí, es un proyec­to que emo­ci­o­na tam­bi­én por el ni­vel tan fa­mi­li­ar. Exi­ge muc­ho sa­cri­fi­cio, y es vol­ca­do al ar­te, al amor al ar­te. Lo que ha con­se­gui­do mi pa­dre es im­pre­si­o­nan­te: lo­grar que la ciu­dad de Barcelona ten­ga es­ta feria, in­ten­tar po­qui­to a po­qui­to que la ciu­dad se in­vo­lu­cre en el ar­te y ca­da vez sea al­go más de todos. Que gente de to­do el mundo pon­ga en el pun­to de mi­ra a Barcelona es al­go de lo que hay que es­tar muy or­gu­llo­sos.

ES­TE AÑO TENÉIS CO­LA­BO­RA­CI­ÓN DE BASTANTE GENTE: ESTÁ ELBULLIFOUNDATION Y DOS O TRES SI­TI­OS MÁS.

Mi pa­dre es una per­so­na muy joven de es­pí­ri­tu. No­so­tras so­mos tres her­ma­nas. Mi her­ma­na em­pe­zó, yo tam­bi­én, la otra es mé­di­co, pe­ro si­em­pre la he­mos in­flu­en­ci­a­do en to­do. El ar­te lo es to­do, y esas fa­ce­tas han de es­tar in­vo­lu­cra­das, por­que es así. Qu­e­rí­a­mos, co­mo la gas­tro­no­mía en es­te pa­ís es con­si­de­ra­da ar­te, tener una sec­ci­ón, una co­la­bo­ra­ci­ón, y lle­gó a no­so­tros elbullifoundation. Nos hi­zo muc­hí­si­ma ilu­si­ón, y a ellos tam-

bi­én, por­que que­re­mos po­ten­ci­ar lo que te­ne­mos aquí. Hay muc­ho ta­len­to en el ar­te, en la co­ci­na, en muc­hí­si­mas co­sas.

¿EL FU­TU­RO ES BUENO PA­RA SWAB?

Si­em­pre nos plan­te­a­mos qué pa­sará en el fu­tu­ro. Na­da es se­gu­ro, pe­ro el ar­te, des­de lu­e­go, si­gue y se­guirá. Es un tra­ba­jo de todos con­fi­ar en él, po­ten­ci­ar­lo y ayu­dar­lo, por­que al fi­nal es una cons­truc­ci­ón de todos. Que Barcelona se ani­me con el ar­te.

SWAB BARCELONA, THE FAIR THIS CITY DESERVES

Ar­te por Ex­ce­len­ci­as has ar­ri­ved at Swab Barcelona. Its con­di­ti­on of me­dia part­ners has allowed us not only to vi­sit this fair de­di­ca­ted to con­tem­po­rary art with all fre­e­dom but al­so to fe­el that its or­ga­ni­zers are the fa­mily who carry out this pro­ject for a ge­nui­ne lo­ve of art.

Ca­ro­li­na Di­ez-cas­cón agre­es to sha­re a few mi­nu­tes with us and he­re are her ex­clu­si­ve sta­te­ments.

I star­ted three ye­ars ago and mo­re in­ten­si­vely sin­ce last ye­ar. Ac­tu­ally this fair is fa­mi­li­ar to me, I've li­ved it sin­ce its in­cep­ti­on. My sis­ter Ma­ri­na star­ted with my fat­her and I have always co­lla­bo­ra­ted with them, but I have be­en with my fat­her for three ye­ars now.

”I have tri­ed to gi­ve a chan­ge of di­rec­ti­on to the fair. I had be­en li­ving out­si­de and watc­hing fairs for a whi­le. The con­cept that my fat­her had a long ti­me ago was that, when he star­ted it was an in­ter­na­ti­o­nal fair. We have tri­ed to tra­vel, in­flu­en­cing everyt­hing that hap­pens in the world, cre­a­ting that in Barcelona. I want to fo­llow the le­gacy of my fat­her: to pro­mo­te in Barcelona an exc­han­ge in the con­tem­po­rary art of many cul­tu­res.

The Cac­tus and the De­sert. Le­ah Be­e­fer­man, Raw­son Pro­jects.

Jo­a­quín jun­to a su hija Ca­ro­li­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.