RU­TA DEL AGUA EN CU­BA

LA CA­RAC­TE­RÍS­TI­CA IN­SU­LAR DE CU­BA, ASÍ CO­MO SU CLI­MA TRO­PI­CAL Y OTROS DONES NA­TU­RA­LES, LE HAN PRO­PI­CIA­DO LA ABUN­DAN­CIA EN YACIMIENTOS DE AGUAS TER­MA­LES Y MI­NE­RO­ME­DI­CI­NA­LES, MUY PROVECHOSAS PA­RA LA CREA­CIÓN DE UNA RU­TA TERMAL EN LA IS­LA

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Turismo Y Salud -

Las ri­que­zas na­tu­ra­les del ar­chi­pié­la­go cu­bano en­can­tan ca­da año a mi­llo­nes de per­so­nas de to­do el mun­do, se­du­ci­dos por la ca­li­dez de la gen­te de es­ta tie­rra y la be­lle­za del pai­sa­je. Sin em­bar­go, en­tre los ver­da­de­ros te­so­ros que guar­da es­ta re­gión hay uno que, aun­que es­tá a la vis­ta, no to­dos co­no­cen. Se tra­ta de las aguas, es­pe­cí­fi­ca­men­te las lla­ma­das ter­ma­les.

En es­te sen­ti­do, Cu­ba po­see un dia­man­te en bru­to al con­tar con más de 1400 ma­ni­fes­ta­cio­nes de aguas mi­ne­ro­me­di­ci­na­les en su te­rri­to­rio, que a la vez es­tá ro­dea­do de mar, con sus her­mo­sas pla­yas que acu­mu­lan gran­des re­ser­vas na­tu­ra­les en sus fon­dos y pue­den ser muy te­ra­péu­ti­cas, ex­pli­ca el MsC. Dr. Ra­fael Le­des­ma Ro­sa, je­fe del De­par­ta­men­to Na­cio­nal de Hi­dro­lo­gía Mé­di­ca de Cu­ba, pre­si­den­te de la So­cie­dad Cubana de Hi­dro­lo­gía Mé­di­ca y miem­bro de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Hi­dro­te­ra­pia y Cli­ma­to­te­ra­pia Mé­di­ca (FEMTEC).

El pa­so del agua en­tre dis­tin­tas ca­pas sub­te­rrá­neas, en las cua­les las ro­cas es­tán a al­ta tem­pe­ra­tu­ra, pro­du­ce su ca­len­ta­mien­to, un pro­ce­so en el que, ade­más, ad­quie­re pro­pie­da­des be­ne­fi­cio­sas de­bi­do a la exis­ten­cia de mi­ne­ra­les co­mo re­sul­ta­do de la di­so­lu­ción, de­ta­lla el doc­tor Le­des­ma. «Esa es la ra­zón por la que las aguas mi­ne­ro­me­di­ci­na­les son con­si­de­ra­das in­ter­na­cio­nal­men­te co­mo agen­tes te­ra­péu­ti­cos, me­di­ca­men­tos na­tu­ra­les com­ple­jos de gran efec­ti­vi­dad de­mos­tra­da, lo cual se ha com­pro­ba­do en los di­fe­ren­tes es­tu­dios fí­si­co-quí­mi­cos, bio­quí­mi­cos y fi­sio­ló­gi­cos, en­tre otros».

Y es­ta ri­que­za es­ta­rá a dis­po­si­ción de to­dos me­dian­te la Ru­ta del agua en Cu­ba, una apues­ta de ECO­TUR y la Co­mer­cia­li­za­do­ra de Ser­vi­cios Mé­di­cos Cu­ba­nos, S. A. (CSMC, S. A.), que ofre­cen la com­bi­na­ción en­tre na­tu­ra­le­za, dis­fru­te, sa­lud y ca­li­dad de vi­da.

La Is­la tie­ne más de cien si­tios ter­ma­les re­co­no­ci­dos en la li­te­ra­tu­ra cien­tí­fi­ca, dis­tri­bui­dos por to­da la geo­gra­fía na­cio­nal, de ma­ne­ra que cer­ca de cual­quier pla­ya, po­lo tu­rís­ti­co, ca­rre­te­ra o ciu­dad de gran afluen­cia de vi­si­tan­tes fo­rá­neos, pue­de en­con­trar­se uno de es­tos lu­ga­res, apun­ta la doc­to­ra Ya­mi­la de Ar­mas, Vi­ce­pre­si­den­ta pri­me­ra de la CSMC, S. A.

Jus­ta­men­te la Ru­ta quie­re po­ner en va­lor es­tos en­cla­ves, pues si bien en la ac­tua­li­dad un gru­po de ellos no se en­cuen­tran desa­rro­lla­dos, cons­ti­tu­yen fuen­tes pa­ra la in­ver­sión ex­tran­je­ra (hoy al me­nos diez ins­ta­la­cio­nes se uti­li­zan de es­ta ma­ne­ra). Lle­gar has­ta ellos, pue­de com­bi­nar­se con la vi­si­ta a des­ti­nos tu­rís­ti­cos re­co­no­ci­dos co­mo Tri­ni­dad, Va­ra­de­ro, Ca­ma­güey, la ca­ye­ría nor­te, Vi­ña­les y San­tia­go de Cu­ba, des­ta­ca la es­pe­cia­lis­ta.

Uno de esos es­pa­cios es San Die­go de los Ba­ños, el si­tio por don­de co­men­zó la tra­di­ción y la ex­pe­rien­cia del uso de es­tas aguas en Cu­ba (1632). A 40 min de Vi­ña­les y 60 min de La Ha­ba­na, tie­ne en­tre sus ven­ta­jas una ca­pa­ci­dad pa­ra tra­tar a 800 tu­ris­tas ca­da día. Ese co­no­ci­mien­to acu­mu­la­do en la prác­ti­ca mé­di­ca y en el es­tu­dio, es una de las sin­gu­la­ri­da­des que ten­drá es­ta Ru­ta. «No to­dos los bal­nea­rios del mun­do pue­den dis­po­ner de un equi­po mé­di­co que se­pa có­mo usar esas aguas y sus pe­loi­des (fan­gos) así co­mo do­mi­nar

la par­ti­cu­la­ri­dad de ca­da lu­gar», pre­ci­sa De Ar­mas.

Des­de los ini­cios de es­ta ac­ti­vi­dad en Cu­ba, agre­ga el doc­tor Le­des­ma Ro­sa, se desa­rro­lla­ron in­ves­ti­ga­cio­nes cien­tí­fi­cas de ca­rác­ter mul­ti­dis­ci­pli­na­rio, y se rea­li­za­ron aná­li­sis quí­mi­cos. La ac­ti­vi­dad termal ha con­ti­nua­do su desa­rro­llo cien­tí­fi­co in­de­te­ni­ble, por me­dio de con­gre­sos, cur­sos bá­si­cos, di­plo­ma­dos y co­la­bo­ra­cio­nes en va­rios paí­ses de la re­gión y Eu­ro­pa, en­tre otras acciones.

Nues­tro país cum­ple es­tric­ta­men­te las nor­mas de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Ter­ma­lis­mo o Hi­dro­lo­gía Mé­di­ca. Tan im­por­tan­te co­mo las aguas mis­mas es la ri­que­za en re­cur­sos hu­ma­nos con que con­ta­mos y que es­tá a dis­po­si­ción de otras na­cio­nes in­tere­sa­das, en­fa­ti­za Ra­fael.

«Po­ten­cian­do la Ru­ta se ha­lla­rán los pro­fe­sio­na­les pre­pa­ra­dos pa­ra orien­tar có­mo em­plear las aguas ter­ma­les y ar­mo­ni­zar­las con otros ti­pos de tra­ta­mien­to mé­di­co, co­mo me­di­ci­na fí­si­ca y reha­bi­li­ta­ción, téc­ni­cas de hip­no­sis, re­la­ja­ción, te­ra­pias con­duc­tua­les, etc. El ob­je­ti­vo es que el pa­cien­te sea aten­di­do in­te­gral­men­te».

La Ru­ta del agua en Cu­ba quie­re co­nec­tar­se con otras de su ti­po en la re­gión la­ti­noa­me­ri­ca­na, de mo­do que por es­ta vía el país se in­ser­te en el mul­ti­des­tino. En el ca­so de la pro­pues­ta cubana, las per­so­nas en­tra­rían por La Ha­ba­na, con alo­ja­mien­to en el Cen­tro In­ter­na­cio­nal de Sa­lud La Pra­de­ra, don­de re­ci­bi­rán in­for­ma­ción so­bre las ri­que­zas ter­ma­les lo­ca­les y la ta­la­so­te­ra­pia, y có­mo es­tas se pue­den apro­ve­char me­jor. Lue­go irían a So­roa, San Die­go de los Ba­ños, Va­lle de Vi­ña­les...

«El Ter­ma­lis­mo, apun­ta el pre­si­den­te de la So­cie­dad Cubana de Hi­dro­lo­gía Mé­di­ca, vuel­ve a ad­qui­rir en Cu­ba una re­le­van­cia con­si­de­ra­ble. Las per­so­nas no so­lo acu­den a los cen­tros ter­ma­les a re­ci­bir un pro­gra­ma de reha­bi­li­ta­ción bien es­ta­ble­ci­do y a re­cu­pe­rar­se de pa­to­lo­gías, sino tam­bién a pre­ve­nir­las y a li­be­rar­se de la car­ga fí­si­ca y psí­qui­ca de ti­po es­tre­san­te que ge­ne­ra la vi­da con­tem­po­rá­nea».

Cen­tro in­ter­na­cio­nal de sa­lud La Pra­de­ra.

El Bal­nea­rio de San Die­go de los Ba­ños, de Pi­nar del Río, con sus be­ne­fi­cio­sas aguas mi­ne­ro-me­di­ci­na­les, tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra tra­tar dia­ria­men­te al­re­de­dor de 800 tu­ris­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.