AGUAS MI­LA­GRO­SAS

INS­TA­LA­CIO­NES CO­MO EL BAL­NEA­RIO EL­GUEA UBI­CAN AL GRU­PO HOTELERO ISLAZUL A LA VAN­GUAR­DIA DEL MO­DE­LO DE TU­RIS­MO DE SA­LUD EN CU­BA, SI­GUIEN­DO UNA TRA­DI­CIÓN AN­CES­TRAL Y LAS NUE­VAS TEN­DEN­CIAS DEL DESA­RRO­LLO TU­RÍS­TI­CO EN EL MUN­DO

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Islazul -

Sa­gra­da­ble cli­ma ha­ce del Bal­nea­rio El­guea un ex­ce­len­te lu­gar pa­ra com­bi­nar con ar­mo­nía, va­ca­cio­nes y sa­lud. Si­tua­do en la costa Nor­te de la pro­vin­cia de Vi­lla Cla­ra, y con una ex­ten­sión de 1 300 m2, es­ta ins­ta­la­ción se en­cuen­tra equi­pa­da pa­ra dis­fru­tar de pro­gra­mas de re­la­ja­ción, an­ti­es­trés y be­lle­za na­tu­ral, ba­sa­dos en el em­pleo de sus aguas y de sus fan­gos mi­ne­ro-me­di­ci­na­les.

El nom­bre de El­guea se de­be al ape­lli­do de la fa­mi­lia due­ña de la ma­yor can­ti­dad de tie­rras en la zo­na. El des­cu­bri­mien­to de las pro­pie­da­des me­di­ci­na­les de sus aguas tu­vo un ori­gen ca­sual a me­dia­dos del si­glo XIX, cuan­do uno de los es­cla­vos de la fa­mi­lia fue li­be­ra­do pa­ra que no con­ta­mi­na­ra con una ra­ra en­fer­me­dad que te­nía en la piel al res­to de la do­ta­ción. Un tiem­po des­pués fue ha­lla­do com­ple­ta­men­te cu­ra­do co­mo re­sul­ta­do del uso de un ma­nan­tial mi­la­gro­so de aguas ca­lien­tes. Es­to motivó la crea­ción de un pe­que­ño ho­tel con el nom­bre de la fa­mi­lia. Inau­gu­ra­do el  de di­ciem­bre de .

TE­SO­ROS VI­TA­LES

Los te­so­ros vi­ta­les de es­te bal­nea­rio son sus aguas que tie­nen fa­ma de ser una ri­ca fuen­te de mi­ne­ra­les, lo que con­tri­bu­ye a la sa­lud ge­ne­ral y a la ca­li­dad de vi­da. Sus aguas son hi­per­mi­ne­ra­li­za­das, lo que sig­ni­fi­ca que po­seen un al­to con­te­ni­do de clo­ro, so­dio y sa­les de bro­mo, y ba­jo con­te­ni­do de ra­dón y de sul­fu­ro. Asi­mis­mo son pres­cri­tas pa­ra la re­la­ja­ción, el an­ti­es­trés, la re­vi­ta­li­za­ción; con­tra los pro­ble­mas de obesidad, res­pi­ra­to­rios, cir­cu­la­to­rios y neu­ro­ló­gi­cos.

Es sa­bi­do que es­tas aguas re­sul­tan muy úti­les pa­ra el tra­ta­mien­to de las en­fer­me­da­des os­teo­mioar­ti­cu­la­res. Se ha de­mos­tra­do que con ellas se reha­bi­li­tan frac­tu­ras; que son efec­ti­vas tam­bién en el tra­ta­mien­to de en­fer­me­da­des de la piel, des­de el ac­né ju­ve­nil has­ta la pso­ria­sis; pa­ra las en­fer­me­da­des gás­tri­cas co­mo el es­tre­ñi­mien­to y la gas­tri­tis, y pa­ra las res­pi­ra­to­rias. Fun­cio­na asi­mis­mo co­mo se­dan­te pa­ra el es­trés.

El Bal­nea­rio El­guea cuen­ta con con­sul­tas mé­di­cas es­pe­cia­li­za­das (fi­sia­tría, te­ra­pias con acu­pun­tu­ra, me­di­ci­na na­tu­ral y tra­di­cio­nal, la elec­tro­te­ra­pia, ca­ma mag­né­ti­ca, po­do­lo­gía, elec­tro­car­dio­gra­mas, etc.). Po­see, ade­más, gim­na­sio ce­rra­do con equi­pos, pis­ci­nas ter­ma­les co­lec­ti­vas con hi­dro­ma­sa­je, tan­que de mar­cha, ba­ñe­ras in­di­vi­dua­les; du­chas jet, y ho­ri­zon­tal y cir­cu­lar; sa­lón de re­po­so y sau­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.