El agua que nos da ener­gía

EL PRE­CIA­DO LÍ­QUI­DO ES HOY LA PRI­ME­RA FUEN­TE DE ENER­GÍA RE­NO­VA­BLE APRO­VE­CHA­DA DEL PLA­NE­TA, CON­VER­TI­DA EN ELEC­TRI­CI­DAD POR LAS CEN­TRA­LES HI­DRO­ENER­GÉ­TI­CAS. EN ESE SEN­TI­DO, LA DE ITAI­PÚ DESEM­PE­ÑA UN ROL FUN­DA­MEN­TAL

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Termatalia 2018 - TEX­TO / PROF. ING. MA­NUEL MENÉNDEZ CASTELLANOS, EX­PER­TO EN TE­MAS DE ENER­GÍAS RENOVABLES Y ME­DIO AM­BIEN­TE FO­TOS / AR­CHI­VO EXCELENCIAS

El 20% de la elec­tri­ci­dad mun­dial es su­mi­nis­tra­do por la ener­gía del agua, un he­cho que se ha man­te­ni­do in­va­ria­ble des­de la dé­ca­da de los 90 del pa­sa­do si­glo. Su vo­lu­men de ge­ne­ra­ción tri­pli­ca la que se pro­du­ce con la eó­li­ca, o sea, con el apro­ve­cha­mien­to del vien­to.

El agua dul­ce se ha con­ver­ti­do en oro. En tiem­pos en que tan­to es­ca­sea en al­gu­nas re­gio­nes del mun­do, el pre­cia­do lí­qui­do es hoy la pri­me­ra fuen­te de ener­gía re­no­va­ble apro­ve­cha­da del pla­ne­ta y con­ver­ti­da en elec­tri­ci­dad por las cen­tra­les hi­dro­ener­gé­ti­cas.

Aun­que des­de la era Ro­ma­na ya se uti­li­za­ban los co­no­ci­dos mo­li­nos de agua pa­ra el rie­go, la mo­lien­da de gra­nos y otras ta­reas pro­pias de la épo­ca, la ma­yor par­te del cre­ci­mien­to de la ge­ne­ra­ción hi­dro­ener­gé­ti­ca vie­ne de gran­des y pe­que­ños pro­yec­tos im­pul­sa­dos por las eco­no­mías emer­gen­tes y en desa­rro­llo. En es­tos paí­ses ellos me­jo­ran los ser­vi­cios de las re­des eléc­tri­cas y ali­vian la po­bre­za en mu­chas re­gio­nes don­de aún no ha lle­ga­do la elec­tri­ci­dad ni el agua.

¿CÓ­MO FUN­CIO­NA UNA CEN­TRAL HIDROENEGÉTICA?

La caí­da del agua en­tre dos ni­ve­les del cau­ce se ha­ce pa­sar por una tur­bi­na hi­dráu­li­ca que trans­mi­te ener­gía a un ge­ne­ra­dor que la trans­for­ma en ener­gía eléc­tri­ca. Tam­bién exis­ten má­qui­nas hi­dráu­li­cas de pe­que­ño ta­ma­ño que pro­du­cen elec­tri­ci­dad apro­ve­chan­do el pa­so ho­ri­zon­tal del agua por la tur­bi­na.

To­das las cen­tra­les hi­dro­ene­gé­ti­cas son im­por­tan­tes y cum­plen, se­gún el ca­so, di­fe­ren­tes ob­je­ti­vos pa­ra la red eléc­tri­ca de ca­da país. Se cla­si­fi­can co­mo gran­des, me­dia­nas y pe­que­ñas. Tam­bién es­tán las mi­ni y mi­cro, to­das de real sig­ni­fi­ca­do, es­tén co­nec­ta­das o no a la red eléc­tri­ca del país o re­gión.

En to­dos los ca­sos, la exis­ten­cia o cons­truc­ción de una ins­ta­la­ción hi­dro­ener­gé­ti­ca obli­ga a no per­der de vis­ta los cos­tos so­cia­les y am­bien­ta­les que ello pue­de im­pli­car. La im­por­tan­cia de su cons­truc­ción y exis­ten­cia no de­be pro­vo­car un desas­tre eco­ló­gi­co ni hu­mano.

BA­LAN­CE MUN­DIAL

Chi­na es hoy el ma­yor pro­duc­tor mun­dial de ener­gía hi­dráu­li­ca, es­col­ta­da por Bra­sil, Ca­na­dá, Es­ta­dos Uni­dos y Ru­sia.

Amé­ri­ca La­ti­na tie­ne el pri­vi­le­gio de te­ner un al­to po­ten­cial hi­dráu­li­co. Bra­sil, Pa­ra­guay, Venezuela, Mé­xi­co, Ar­gen­ti­na y otras na­cio­nes, son evi­den­cia sig­ni­fi­ca­ti­va de esa afir­ma­ción.

El 45% de la ener­gía eléc­tri­ca del gi­gan­te sud­ame­ri­cano y el 90% de Pa­ra­guay pro­vie­nen de la hi­dro­ener­gía, con un efec­to muy po­si­ti­vo por los cos­tos.

Es­tas cen­tra­les mo­der­nas son muy efi­cien­tes en com­pa­ra­ción con las tér­mi­cas de pe­tró­leo o car­bón. Tie­nen ade­más en­tre sus ven­ta­jas so­bre otras fuen­tes de ener­gía re­no­va­ble, un al­to ni­vel de se­gu­ri­dad, el ser una tec­no­lo­gía muy pro­ba­da, per­mi­tir la acu­mu­la­ción de ener­gía al con­te­ner ni­ve­les de agua en la pre­sa, ba­jos cos­tos de ope­ra­ción y al­ta fle­xi­bi­li­dad pa­ra ser des­pa­cha­da a las re­des eléc­tri­cas.

No obs­tan­te, es­te ti­po de pro­yec­tos tie­ne co­mo preo­cu­pa­ción per­ma­nen­te los efec­tos de los pe­rio­dos de es­ca­sa llu­via y las con­se­cuen­cias que el cam­bio cli­má­ti­co.

ITAI­PÚ, UNA JO­YA DE LA INGENIERÍA

Con una po­ten­cia ins­ta­la­da de 14 000 MW (equi­va­len­te a 14 mi­llo­nes de KW), la Cen­tral Hi­dro­ener­gé­ti­ca de Itai­pú es­tá con­si­de­ra­da co­mo la se­gun­da ma­yor del mun­do.

Ubi­ca­da en el Río Pa­ra­ná, en la fron­te­ra en­tre Bra­sil y Pa­ra­guay, po­see 20 tur­bi­nas hi­dráu­li­cas de 700 MW y su cons­truc­ción de­man­dó un cos­to de 36 000 mi­llo­nes de dó­la­res. Una de las ma­yo­res con­quis­tas del pro­yec­to es que fue eje­cu­ta­do con des­ni­vel de 120 m de caí­da bru­ta.

En 1995 la cen­tral se in­clu­yó en una re­la­ción de las 7 Ma­ra­vi­llas del Mun­do Mo­derno, que ela­bo­ró una pres­ti­gio­sa re­vis­ta téc­ni­ca de los Es­ta­dos Uni­dos, a par­tir de una se­ria in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da.

Ade­más de Itai­pú, for­ma­ron par­te de la re­fe­ri­da selección: el Puen­te Gol­den Ga­te y el Edi­fi­cio Em­pi­re Sta­te (Es­ta­dos Uni­dos), el Ca­nal de Pa­na­má, y la To­rre de Ca­na­dian Na­cio­nal (CN To­wer), en Ca­na­dá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.