VUE­LO INDIRECTO / INDIRECT FLIGHT

EL ALFÉREZ DE NAVÍO OSCAR RIVERY OR­TIZ PROTAGONIZÓ ES­TA INI­CIA­TI­VA, EN LA QUE SE VI­SI­TA­RON TO­DOS LOS PAÍ­SES DEL CON­TI­NEN­TE AME­RI­CANO EN UN TO­TAL DE CA­SI CUA­TRO ME­SES

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Sumario Sumary -

El vue­lo de la con­fra­ter­ni­dad pan­ame­ri­ca­na / The Pa­nA­me­ri­can Con­fra­ter­nity Flight

Lue­go de la ha­za­ña rea­li­za­da por Antonio Menéndez Pe­láez en su vue­lo Ca­ma­güey-Se­vi­lla, al si­guien­te año fue con­vo­ca­do a par­ti­ci­par en el vue­lo Pro-Fa­ro de Co­lón, fru­to de la co­la­bo­ra­ción en­tre Cu­ba y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Su ob­je­ti­vo era re­ca­bar apo­yo con­ti­nen­tal pa­ra la cons­truc­ción de un mo­nu­men­to a Cris­tó­bal Co­lón, eri­gi­do fi­nal­men­te en San­to Domingo.

La ini­cia­ti­va con­ta­ría con un avión do­mi­ni­cano bau­ti­za­do con el nom­bre de Co­lón y tres cu­ba­nos de­no­mi­na­dos La Ni­ña, La Pin­ta y la San­ta María, ba­jo el man­do de Menéndez Pe­láez.

Tras re­co­rrer ca­si to­da Su­da­mé­ri­ca, la es­cua­dri­lla cu­ba­na se vio en­vuel­ta en una ca­tás­tro­fe cer­ca de Ca­li, Co­lom­bia, al es­tre­llar­se las tres na­ves y pe­re­cer to­dos sus tri­pu­lan­tes.

UN NUE­VO VUE­LO

En esos mo­men­tos, el Alférez de Navío Oscar Rivery Or­tiz, quien go­za­ba de un gran pres­ti­gio co­mo profesor de la Es­cue­la de Avia­ción Mi­li­tar de Cu­ba, au­tor de li­bros so­bre na­ve­ga­ción aé­rea y sub­di­rec­tor del Ob­ser­va­to­rio Na­cio­nal, te­nía en pro­ce­so de pre­pa­ra­ción un vue­lo a lo lar­go de to­das las na­cio­nes ame­ri­ca­nas con ob­je­ti­vos de ca­rác­ter cien­tí­fi­co. Es­te pro­yec­to to­mó fuer­za pa­ra con­ver­tir­se en la con­ti­nua­ción del ma­lo­gra­do vue­lo Pro-Fa­ro de Co­lón, en ho­me­na­je a sus com­pa­ñe­ros de la Avia­ción Na­val y Mi­li­tar fa­lle­ci­dos en el desas­tre.

An­tes de ini­ciar el vue­lo, el en­ton­ces pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca de Cu­ba, Ful­gen­cio Ba­tis­ta, ins­tru­yó que Rivery Or­tiz por­ta­ra un men­sa­je per­so­nal a to­dos sus ho­mó­lo­gos de Amé­ri­ca con un lla­ma­do a la con­fra­ter­ni­dad pan­ame­ri­ca­na. Trans­cu­rría el año 1940 y el mun­do es­ta­ba in­mer­so en una gue­rra que tu­vo ca­rác­ter mun­dial y que tam­bién in­vo­lu­cró a las na­cio­nes ame­ri­ca­nas.

La tra­ve­sía ini­ció el 12 de oc­tu­bre de 1940, a bor­do de un avión Ho­ward DGA-8, nom­bra­do Te­nien­te Menéndez y con el nú­me­ro 54 de la Avia­ción Na­val de Cu­ba, con Oscar Rivery Or­tiz co­mo Je­fe del vue­lo y na­ve­gan­te; Juan de Dios Ríos Mon­te­ne­gro co­mo pi­lo­to, y Fran­cis­co Medina Pérez (su her­mano Ro­ber­to Medina, ha­bía fa­lle­ci­do en la tra­ge­dia del Pro-Fa­ro de Co­lón) co­mo me­cá­ni­co.

El iti­ne­ra­rio to­mó un to­tal de ca­si cua­tro me­ses y se vo­ló en 60 eta­pas; se vi­si­ta­ron to­dos los paí­ses del con­ti­nen­te y fue­ron re­ci­bi­dos por los pre­si­den­tes de 22 na­cio­nes y por los go­ber­na­do­res de po­se­sio­nes en los ca­sos de Gu­ya­na y Puer­to Rico. Se vo­ló un to­tal de ca­si 19 000 mi­llas.

Los ob­je­ti­vos del vue­lo fue­ron cum­pli­dos. Rivery Or­tiz reali­zó im­por­tan­tes es­tu­dios de ca­rác­ter cien­tí­fi­co so­bre na­ve­ga­ción aé­rea y de las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas de las re­gio­nes por don­de vo­la­ron. Va­rias ins­ti­tu­cio­nes de ca­rác­ter cien­tí­fi­co le die­ron la bien­ve­ni­da y le rin­die­ron ho­me­na­je. Es­te su­ce­so pu­so en al­to el nom­bre de la Avia­ción cu­ba­na, pues el he­cho fue con­si­de­ra­do una ver­da­de­ra ha­za­ña.

TEX­TO / BY JORGE OSMANI MORENO PÉREZ, HIS­TO­RIA­DOR CLUB AVIA­CIÓN DE CU­BAFO­TOS / PHOTOS ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS En Es­ta­dos Uni­dos an­tes de par­tir ha­cia Cu­ba, Ríos Mon­te­ne­gro, Rivery Or­tiz y Fran­cis­co Medina In the U.S. be­fo­re ta­king off to­ward Cu­ba, Ríos Mon­te­ne­gro, Rivery Or­tiz and Fran­cis­co Medina

Rivery Or­tiz y Mon­te­ne­gro rin­den ho­me­na­je a los caí­dos en la tra­ge­dia de Ca­li, en el lu­gar del ac­ci­den­te Rivery Or­tiz and Mon­te­ne­gro pa­ying tri­bu­te to tho­se who died in the Ca­li tra­gedy, right on the spot whe­re the ac­ci­dent oc­cu­rred.

Des­pe­di­da de los pi­lo­tos cu­ba­nos en New York. Ob­ser­ve las ban­de­ras de los paí­ses vi­si­ta­dos co­lo­ca­das en elavión. Fa­re­well to the Cu­ban pi­lots in New York. No­ti­ce the flags of different coun­tries they vi­si­ted put up onthe pla­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.