Vi­vir más y me­jor

ENVEJECER CON LA MA­YOR CA­LI­DAD DE VI­DA PO­SI­BLE PA­RE­CE SER UNO DE LOS NUE­VOS DESAFÍOS DE LA VI­DA CON­TEM­PO­RÁ­NEA

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Longevidad Y Salud - TEX­TO / BY RE­DAC­CIÓN EX­CE­LEN­CIAS FO­TOS / PHOTOS ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS

El mun­do asis­te hoy a un pro­ce­so de ge­ria­tri­za­ción de la so­cie­dad, en el que la pro­por­ción de per­so­nas ma­yo­res au­men­ta más que cual­quier otro seg­men­to de edad, lo cual pro­du­ce un en­ve­je­ci­mien­to ace­le­ra­do de la po­bla­ción y por lo tan­to un cre­ci­mien­to de la es­pe­ran­za de vi­da. Envejecer con la ma­yor ca­li­dad po­si­ble pa­re­ce ser uno de los nue­vos desafíos de la con­tem­po­ra­nei­dad.

Tal y co­mo apun­tan los ex­per­tos, se tra­ta de un re­to que so­la­men­te se po­drá afron­tar con in­for­ma­ción y pro­gra­mas es­pe­cí­fi­cos so­bre el te­ma, y con la pro­mo­ción de una ima­gen po­si­ti­va de las per­so­nas ma­yo­res que in­cre­men­te su rol ac­ti­vo. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) ha de­fi­ni­do el fe­nó­meno co­mo el pro­ce­so en que se op­ti­mi­zan las opor­tu­ni­da­des de sa­lud, par­ti­ci­pa­ción y se­gu­ri­dad a fin de me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas a me­di­da que avan­za su edad.

El en­ve­je­ci­mien­to es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­do con la ge­né­ti­ca y los há­bi­tos co­ti­dia­nos. Por eso, cuan­to an­tes em­pe­ce­mos a cui­dar­nos, me­jor ca­li­dad de vi­da ten­dre­mos y lo­gra­re­mos pro­lon­gar nues­tra exis­ten­cia de la for­ma más sa­lu­da­ble po­si­ble. Pa­ra con­se­guir es­te ob­je­ti­vo, tal y co­mo apun­tan los es­pe­cia­lis­tas, es ne­ce­sa­rio desa­rro­llar prác­ti­cas sa­lu­da­bles, fí­si­cas y men­ta­les.

Man­te­ner una bue­na ali­men­ta­ción y rea­li­zar ejer­ci­cios con fre­cuen­cia po­dría me­jo­rar nues­tra ca­li­dad de vi­da con el pa­so de los años, pues es­ta com­bi­na­ción be­ne­fi­cia la sa­lud de nues­tro co­ra­zón y en ge­ne­ral nos ayu­da a pre­ve­nir gran can­ti­dad de do­len­cias.

Una bue­na se­ñal pa­ra lle­var una die­ta sa­na es pro­cu­rar la res­tric­ción ca­ló­ri­ca y co­mer con mo­de­ra­ción: mu­cha fru­ta y ver­du­ra, me­nos car­ne de lo ha­bi­tual y evi­tar el al­cohol de al­ta gra­dua­ción. Asi­mis­mo, la ac­ti­vi­dad fí­si­ca de­be ser me­su­ra­da, pues en ex­ce­so tam­bién oxi­da. Bas­ta de­di­car 30 o 45 min. al día a la prác­ti­ca de ejer­ci­cios, pre­via­men­te se­lec­cio­na­dos en fun­ción de la edad y las con­di­cio­nes es­pe­cí­fi­cas de ca­da per­so­na.

Por otro la­do, es muy im­por­tan­te con­tro­lar los ni­ve­les de es­trés, pues es­tá com­pro­ba­do que se ele­va la can­ti­dad de hor­mo­nas «ma­las», co­mo el cor­ti­sol, cu­yas des­car­gas dis­pa­ra­rían el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to de for­ma drás­ti­ca. Los ex­per­tos tam­bién re­co­mien­dan ga­ran­ti­zar la ca­li­dad del sue­ño y dor­mir siem­pre en ab­so­lu­ta os­cu­ri­dad. De lo con­tra­rio, la me­la­to­ni­na no se se­gre­ga y en­ton­ces el sue­ño no re­sul­ta to­do lo re­pa­ra­dor que de­bie­ra ser. Ade­más, se de­be evi­tar el uso de pan­ta­llas una ho­ra an­tes de acos­tar­se, por­que ello es­ti­mu­la un ex­ce­so de ac­ti­vi­dad del ce­re­bro.

Si tie­ne 40, 50, 60 o más años, es­tos cam­bios son una in­ver­sión pa­ra man­te­ner­lo ac­ti­vo y sa­lu­da­ble a lo lar­go de su exis­ten­cia. Vi­vir más y me­jor se con­si­gue ade­lan­tán­do­se a los pro­ble­mas del fu­tu­ro.

Cuan­to an­tes em­pe­ce­mos a cui­dar­nos, me­jor ca­li­dad de vi­da ten­dre­mos y po­dre­mos lo­grar

ex­ten­der nues­tros años de vi­da de la for­ma más sa­lu­da­ble

po­si­ble: vi­vir más y me­jor

The soo­ner we ta­ke ca­re of our­sel­ves, the bet­ter li­fe

qua­lity we will ha­ve and our li­fe ex­pec­tancy will be ex­ten­ded in healt­hier ways

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.