La Ha­ba­na de las so­bre­me­sas

LA HA­BA­NA DE LAS SO­BRE­ME­SAS

Habanos - - Sumario - POR MARISEL MO­RE­JÓN BARBÁN FO­TOS ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS

El ar­te de la so­bre­me­sa es una de las cos­tum­bres más an­ti­guas del mun­do ci­vi­li­za­do. Qui­zás fue­ron los ro­ma­nos quie­nes lle­va­ron es­ta ex­qui­si­ta prác­ti­ca al pa­ro­xis­mo, cuan­do los em­pe­ra­do­res y su se­lec­to gru­po de in­vi­ta­dos ce­na­ban en có­mo­dos di­va­nes, ex­ten­dien­do el mo­men­to du­ran­te ho­ras de ter­tu­lias so­cia­les, po­lí­ti­cas y de ne­go­cios. Hoy es muy co­mún di­la­tar una ex­pe­rien­cia cu­li­na­ria. La so­bre­me­sa se apre­cia co­mo un ins­tan­te de buen gus­to, re­fi­na­mien­to y cul­tu­ra, con ele­men­tos ca­rac­te­rís­ti­cos y pro­ta­gó­ni­cos que son con­si­de­ra­dos cua­si im­pres­cin­di­bles. El ca­fé y las be­bi­das es­pi­ri­tuo­sas la com­ple­men­tan. Pe­ro nin­guno le apor­ta tan­to gla­mour y bou­quet co­mo el Habano.

Con una tra­di­ción ava­la­da por va­rios si­glos, el Habano si­gue sien­do el me­jor del mun­do y co­mo tal, pre­si­de esos mo­men­tos úni­cos en el que los ca­ba­lle­ros, y las da­mas más osa­das, es­co­gen lu­ga­res es­pe­cia­les pa­ra de­lei­tar­se con los aro­mas y pla­ce­res de los ma­ri­da­jes.

La Ha­ba­na, cu­na de los mun­dial­men­te co­no­ci­dos Ha­ba­nos, ofre­ce un in­tere­san­te cir­cui­to que in­clu­ye Ca­sas del Habano, Tien­das Es­pe­cia­li­za­das y fa­mo­sos sa­lo­nes pa­ra fu­ma­do­res, don­de ce­le­bri­da­des de to­dos los tiem­pos han dis­fru­ta­do de una per­fec­ta so­bre­me­sa, del mis­mo mo­do que us­ted pue­de ha­cer­lo hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.