QUAL­ITY

On Cuba - - SPORTS | DEPORTES -

ES­PE­CIAL­MENTE PARA ESTE VERANO ONCUBA RECOMIENDA CINCO ES­PA­CIOS HABANEROS DIVERSOS QUE COMPARTEN UN DENOMINADOR COMÚN: LA CAL­I­DAD.

Los mejores sánd­wiches de La Ha­bana, sin du­das, los tiene La Bien Pagá, pop­u­lar es­tablec­imiento que, este verano, ex­pandió sus in­sta­la­ciones ha­cia la parte añeja de la ci­u­dad (a unos pa­sos de la cén­trica Calle del Obispo) y alargó sus ho­rar­ios hasta la noche. Este nuevo si­tio per­mite a los clientes dis­fru­tar los mem­o­rables en­trepanes, de diversos pre­cios, in­gre­di­entes y es­ti­los. La sede (23, en­tre 24 y 26), con­tinúa ofre­ciendo la vari­ada oferta que com­place a los más ex­i­gentes comen­sales que bus­can la mejor y más de­li­ciosa co­mida ráp­ida. La im­a­gen de am­bos recin­tos, col­orida y alegre, con­firma la lec­ción culi­naria del es­lo­gan: nunca antes el pre­cio pa­gado es­tuvo tan bien.

Para de­gus­tar, com­par­tir en­tre ami­gos, cel­e­brar y pasarla bien se ha creado el Me­len Club, en una mod­erna casa de Mi­ra­mar, am­bi­en­tada al es­tilo de las ac­tuales ten­den­cias. Espe­cial­izado en la fusión de la co­mida mediter­ránea con la japonesa, se car­ac­ter­iza por sus exóti­cas con­fec­ciones y una vari­ada coctel­ería. El am­bi­ente ín­timo y el swing de la at­mós­fera con­spiran a fa­vor de que el cliente viva in­stantes úni­cos, mien­tras lo in­vi­tan a pro­bar platil­los adereza­dos con más de diez tipos de sal­sas. Con una sug­er­ente prop­uesta cul­tural y un es­mer­ado ser­vi­cio, el Me­len Club destaca por su es­píritu in­no­vador, bo­hemio y cos­mopolita, y pro­pone una amal­gama de sa­bores, aro­mas tex­turas y sen­sa­ciones difí­ciles de olvi­dar.

Justo donde la calle 5ta. se funde con B, en El Vedado cap­i­tal­ino, se erige un tem­plo a la di­ver­sión sin límites: el Up and Down. Su con­cepto es único: primer gas­tro­bar de La Ha­bana donde puede so­lic­i­tarse hasta el más raro de los cócte­les. En el Up… tam­bién es posi­ble sa­borear sofisti­cadas ta­pas, pin­chos y pi­caderas. Las cro­que­tas y otras deli­cias de nues­tras tradi­ciones culi­nar­ias e im­bri­cadas a la es­tilizada cocina in­ter­na­cional, rev­e­lan el dis­tin­guido toque del chef. Dos bar­ras, una ar­riba y otra abajo, muchas pan­tallas, luces y buena música con­vierten cada noche del Up and Down en una ver­dadera fi­esta.

Porque La Nota lo tiene todo, o casi todo, se ha con­ver­tido en poco tiempo en uno de los sitios preferi­dos del público asiduo a la noche ha­banera. Este lu­gar posee la vir­tud de mu­tar: du­rante el día es un sug­er­ente y exquisito restau­rante y en las noches un sui generis bar con una vari­ada pro­gra­mación cul­tural e in­vita­ciones del afamado Adri­ano DJ. Por su es­ce­nario han des­fi­lado desde el can­tau­tor f lamenco Reynier Mar­iño hasta Li­may Blanco, el hu­morista del mo­mento. Noches temáti­cas, mat­inées, shows de an­i­mación y karaokes in­vi­tan a la dis­cor­retro­manía, la retro­mu­sic y a dis­cotem­bar, en­tre otras sor­pre­sas. Es im­por­tante reser­var para ase­gu­rar un buen si­tio en La Nota, donde el exquisito sa­bor de la cocina se une al ron San­ti­ago y a vari­adas sonori­dades para re­galar mem­o­rables mo­men­tos.

gen­uino arte cubano. An­te­ri­or­mente la obra de esta in­cans­able creadora podía apre­cia­rse y adquirirse en su es­tu­dio en La Ha­bana Vieja, hoy es posi­ble dis­fru­tar sus obras en el reparto Náu­tico, en el mu­nici­pio Playa y ac­er­carse a su in­tere­sante pro­ceso cre­ativo. Sus graba­dos y pin­turas ex­po­nen, desde la ab­strac­ción, una sín­te­sis de la re­al­i­dad: pliegues, ru­gosi­dades y tex­turas de var­iedad cromática que per­fi­lan un dis­curso cruzado de el­e­men­tos au­to­bi­ográ­fi­cos. Tam­bién en este es­tu­dio-taller-galería los apa­sion­a­dos del arte cubano po­drán hal­lar pin­turas y piezas de or­febr­ería de su hija, Ari­adna Gal­lardo, obras en lienzo mar­cadas por la fig­u­ración y el sur­re­al­ismo, y joyas de plata y piedras semi­preciosas de ex­ce­lentes fac­tura y dis­eño.

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.