Y EL ARTE DE LA LUZ

On Cuba - - ENTREPENEURS | EMPRENDEDORES -

La his­to­ria de Leonel Oliva es de em­prendimiento y per­se­ver­an­cia. Con más de tres dé­cadas de ex­pe­ri­en­cia en el ofi­cio de la restau­ración y creación de lu­mi­nar­ias, este señor de las lám­paras, como mu­chos le cono­cen, ha de­sple­gado una im­por­tante la­bor artís­tica y pat­ri­mo­nial, hoy de­venida pe­queña em­presa pri­vada, económi­ca­mente sus­tentable.

Con una sug­er­ente y bien pen­sada iden­ti­dad e im­a­gen, en el año 2010 de­sar­rolló Mi Doble L, Lám­paras Leonel, su proyecto de con­struc­ción y reparación general de lám­paras y ac­ce­so­rios dec­o­ra­tivos. La ini­cia­tiva, parte de su que­hacer Arte y luz, está vin­cu­lada a varias de sus ex­posi­ciones per­son­ales, donde usa lám­paras y demás útiles en per­for­mances de mod­e­laje.

Leonel no re­cuerda cómo, cuándo y cuál fue la primera de las mar­avil­losas lu­mi­nar­ias que llegó a sus manos. De una chatarra, un des­perdi­cio de añejo metal, puede crear una gen­uina obra de arte. Sus ex­hibi­ciones per­son­ales son el fruto de su in­ge­nio y tal­ento. A par­tir de un cri­te­rio de eval­u­ación de di­ver­sos el­e­men­tos de metal, cristal y tex­til, él con­forma las obras. Cada pieza es el re­sul­tado de un es­tu­dio pre­vio que con­ll­eva una com­posi­ción, fun­cional y es­tética vál­ida para em­bel­le­cer mesas, pisos, techos o pare­des, y mo­du­lar am­bi­entes. Las obras dan fe de su des­bor­damiento cre­ativo. En la amal­gama com­pos­i­tiva, atrayente y orig­i­nal que con­sigue, está la huella de su peri­cia, in­teligen­cia y buen gusto.

En cada obra, las vie­jas es­truc­turas co­bran vida, fu­sion­adas con el dis­curso de la mod­ernidad. Rescata y re­ci­cla piezas y ob­je­tos

en desuso y los con­vierte en fuentes de luz a par­tir de di­ver­sos dis­eños y es­ti­los.

El artista crea y restaura lám­paras, prin­ci­pal­mente, pero tam­bién ac­ce­so­rios como: pal­ma­to­rias, can­de­labros, mecheros, braseros, pan­tallas, adornos para mesa, pies de mesa, fruteros. Asume proyec­tos vari­a­dos, to­dos rela­ciona­dos con las lu­mi­nar­ias y sus difer­entes usos.

Pelícu­las, videos clips, sedes diplomáti­cas, hog­a­res de hom­bres de negocios y re­cono­ci­das per­son­al­i­dades, ha­bit­uales es­pa­cios tele­vi­sivos y te­len­ov­e­las, afama­dos restau­rantes, hote­les y hostales, tanto es­tatales como pri­va­dos, son am­bi­en­ta­dos con las obras de Leonel.

¿A qué se debe su éx­ito?, le pre­gunto. Son­ríe al con­tes­tarme: “al tra­bajo di­ario y a la ded­i­cación con­stante en equipo, a la búsqueda del equi­lib­rio en­tre la ex­ce­len­cia, la imag­i­nación y la var­iedad, al re­speto a los clientes y al de­seo de siem­pre en­tre­gar lo mejor de nue­stro tra­bajo”.

Leonel, mae­stro de pro­fe­sión, ac­tual­mente tra­baja como dec­o­rador en la Em­presa de In­ver­siones del Poder Pop­u­lar de La Ha­bana. Desde el año 2009 forma parte de la Aso­ciación Cubana de Arte­sanos y Artis­tas de Cuba.

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.