AR­ROZ CON FONDO DE COCINA

On Cuba - - FLAVORS | SABORES -

Vivíamos en La Ha­bana Vieja y mi mamá era la que hacía los man­da­dos, así que yo aprovech­aba para coci­nar y cuando ella lle­gaba la co­mida ya es­taba hecha. Lo primero que cociné fue macar­rones con chorizo y queso. A mi papá le en­canta­ban. Antes, los macar­rones que vendían eran lar­gos y ahueca­dos, no como los que venden ahora que son cor­tos. Esa era su pasión.

¿Con quién aprendiste a coci­nar?

Aprendí algo de cocina con mi mamá que, aunque era muy buena ha­ciendo dul­ces, cocin­aba reg­u­lar. Quien me en­señó más fue una vecina, era mag­ní­fica coci­nando.

¿Qué es lo que más te gusta coci­nar?

A mí gusta mu­cho hacer el con­grí. Me queda muy bueno, a mi es­tilo: bien des­granado y con man­te­quita de puerco.

¿Tu “pan con algo” fa­vorito?

Me en­canta prepararme el pan con queso bien tostado, cru­jiente, macha­ca­dito y que­ma­dito por fuera. En re­al­i­dad el fondo de cocina son las sal­sas que quedan de la preparación de platos. Pero yo le llamo tam­bién fondo de cocina a los po­quitos que quedan de las co­mi­das du­rante la se­m­ana. Lo mismo un poco de pollo en salsa, unos pedac­i­tos de carne de puerco, cala­mares, pescado, jamón… Cualquier cosa. El kit de la preparación está en la salsa china y el ce­bollino pi­ca­dito que le da un buen toque. ¡Ah! Es im­por­tante agre­garle una tor­tilla en pedac­i­tos o un re­voltillo de huevos. Este es un plato que nos salva de un mo­mento de apuro, y lo mismo sirve para el al­muerzo que para la co­mida, y en las casas en la playa fun­ciona muy bien.

La re­c­eta no se puede medir por can­ti­dades así que lo im­por­tante es cómo hac­erlo. Se usa ar­roz del día an­te­rior, que sería el ideal, o se hace un ar­roz bien tem­prano y se deja en­friar. Debe quedar bien des­granado para que fun­cione mejor. En una cazuela se hace un sofrito con to­dos los fon­dos de cocina. Se le pueden añadir es­pe­cias si se quiere: ajo, ce­bolla, ají, siem­pre a gusto del que cocina. Cuando los fon­dos es­tán bien mez­cla­dos y las es­pecies un poco coci­nadas, se agrega el ar­roz y se re­vuelve. Se agrega la salsa china hasta que quede un color os­curo. Hay que ase­gu­rarse de hacer el ar­roz bajo de sal para que no quede sal­ado con la salsa china. Se añade la tor­tilla o el re­voltillo, se mez­cla bien y, por úl­timo, se es­parce el ce­bollino bien pi­cado. Debe servirse caliente.

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.