¿Di tú?

Trabajadores - - NACIONALES - Ma­ría de las Nie­ves Ga­lá

¿No le ha ocu­rri­do que va a una de las ca­fe­te­rías Di­tú, o a otro ti­po de uni­dad de ven­ta, en bus­ca de un re­fres­co Tu­ko­la o Ca­chi­to y le di­cen sim­ple­men­te que no hay; sin em­bar­go, dos cua­dras más allá exis­te una ca­fe­te­ría par­ti­cu­lar en la cual pue­de ad­qui­rir el pro­duc­to desea­do, cla­ro, con un pre­cio su­pe­rior?

El ré­cord lo tie­nen las mal­tas. Si un día la en­cuen­tra en una en­ti­dad es­ta­tal, pue­de con­si­de­rar­se una per­so­na con suer­te. Lue­go, a 20 pe­sos o más, us­ted tie­ne la po­si­bi­li­dad de con­su­mir­las en cual­quier pa­la­dar.

Lo mis­mo po­dría de­cir­se de las cer­ve­zas Bu­ca­ne­ro y Cris­tal. Los que las pre­fie­ren han te­ni­do que re­sig­nar­se a con­su­mir la Pre­si­den­te, Es­tre­lla, Sol u otras mar­cas traí­das del ex­te­rior.

Hay una reali­dad, una par­te de los pro­duc­tos que de­ben lle­gar a la po­bla­ción con pre­cios es­ta­ta­les, de for­ma ines­cru­pu­lo­sa cam­bian su

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.