El azú­car se ha­ce en el cam­po

Trabajadores - - NACIONALES -

y la vi­da de los obre­ros, quie­nes vi­ven en tres co­mu­ni­da­des cer­ca­nos a las áreas de la­bor y se tras­la­dan al cam­po en los me­dios de la coope­ra­ti­va”.

Un sis­te­ma de tra­ba­jo es­ta­ble­ci­do en la UEB per­mi­te que las coope­ra­ti­vas de­di­quen to­do el tiem­po la­bo­ral al cui­da­do de las ca­ñas y la di­ver­si­fi­ca­ción de la pro­duc­ción de ali­men­tos, pues la pre­pa­ra­ción del sue­lo, el cul­ti­vo y la co­se­cha se ha­cen de for­ma me­ca­ni­za­da con los pe­lo­to­nes de ma­qui­na­ria de la en­ti­dad. Es­to ha te­ni­do un im­pac­to po­si­ti­vo en los ren­di­mien­tos ca­ñe­ros.

Sin em­bar­go, los tra­ba­ja­do­res con­sul­ta­dos con­si­de­ran que las in­ver­sio­nes en el cen­tral Jesús Ra­bí no han es­ta­do pa­re­jas con las efec­tua­das en la tec­no­lo­gía de cul­ti­vo y co­se­cha, por lo que mu­chas ve­ces se atra­sa la mo­lien­da y que­dan ex­ce­den­tes: en la pa­sa­da cam­pa­ña se mo­lie­ron ca­ñas de es­ta UEB en 10 cen­tra­les, y se tras­la­da­ron a Cienfuegos al­re­de­dor de 70 mil to­ne­la­das que no fue po­si­ble mo­ler­las en su pro­pio in­ge­nio.

Va­li­dar nue­va tec­no­lo­gía

La apli­ca­ción del mé­to­do tra­di­cio­nal de siem­bra de ca­ña, que se rea­li­za en sur­cos de has­ta 35-40 cen­tí­me­tros de pro­fun­di­dad ava­lan los al­tos ren­di­mien­tos que his­tó­ri­ca­men­te se han ob­te­ni­do en el Ra­bí. “Ello per­mi­te que la cepa eche va­rios hi­jos, ta­llos vi­go­ro­sos que se desa­rro­llan rá­pi­do, y el cam­po se­lla tem­pra­na­men­te con al­ta po­bla­ción”, ex­pli­có An­to­nio Lo­be­lle, es­pe­cia­lis­ta prin­ci­pal de ca­ña de la UEB Aten­ción a Pro­duc­to­res Jesús Ra­bí.

Sin aban­do­nar esa prác­ti­ca aho­ra prue­ban una nue­va tec­no­lo­gía para al­can­zar ma­yo­res po­bla­cio­nes de ca­ña y por con­si­guien­te más al­tos ren­di­mien­tos: la siem­bra a do­ble hi­le­ra.

Los pro­duc­to­res del Ra­bí le te­men a esa va­ria­ble, pues no dis­po­nen de la ma­qui­na­ria que ha­ga los dos sur­cos bien uni­dos y con la pro­fun­di­dad que re­quie­ren los sue­los fe­rra­lí­ti­cos ro­jos de Ca­li­me­te, aun­que es­tán uti­li­zán­do­la en áreas muy pró­xi­mas a las de siem­bra tra­di­cio­nal, “para va­li­dar sus re­sul­ta­dos y ha­cer com­pa­ra­cio­nes”, ase­ve­ró Pe­dro Luis Mar­tí­nez, di­rec­tor de Aten­ción a Pro­duc­to­res (APA), de la Em­pre­sa Azu­ca­re­ra de Ma­tan­zas.

“Esa cultura ca­ñe­ra del Ra­bí se es­tá ge­ne­ra­li­zan­do, se tra­za una po­lí­ti­ca para la siem­bra de ca­ña en la pro­vin­cia, don­de más del 60 % tie­ne que ser de ba­se an­cha y con ca­li­dad: se bus­ca te­ner más de 22-23 ta­llos por me­tro li­neal, y eso trae co­mo con­se­cuen­cia que los ren­di­mien­tos en ca­si to­das las uni­da­des pro­duc­to­ras que la apli­can des­de ha­ce dos años, han ido au­men­tan­do.

“En la UEB Es­pa­ña Re­pu­bli­ca­na se han rea­li­za­do va­rias prue­bas con la tec­no­lo­gía de ba­se an­cha, y ya con­ta­mos con im­ple­men­tos que pue­den ha­cer el do­ble sur­co pro­fun­do”, con­fir­mó.

Re­sul­ta­dos a la vis­ta

José An­to­nio Pé­rez, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Sin­di­ca­to Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res Azu­ca­re­ros, in­for­mó a

que en los ba­lan­ces eco­nó­mi­cos de las UBPC (468 son ren­ta­bles y so­lo 23 tu­vie­ron pér­di­das) se evi­den­cia un sig­ni­fi­ca­ti­vo in­cre­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad, del salario y de las con­di­cio­nes de vi­da, acor­de con la ob­ten­ción de ma­yo­res pro­duc­cio­nes de ca­ña y de su ca­li­dad.

Es ne­ce­sa­rio con­ti­nuar ele­van­do los re­sul­ta­dos eco­nó­mi­cos y pro­duc­ti­vos que me­jo­ren las con­di­cio­nes de vi­da en las zo­nas ru­ra­les, para lo cual es de­ci­si­vo la cons­truc­ción de vi­vien­das, el trans­por­te, los ca­mi­nos, las co­mu­ni­ca­cio­nes, la in­tro­duc­ción de la me­ca­ni­za­ción y las nue­vas tec­no­lo­gías, y así de­te­ner el éxo­do de los tra­ba­ja­do­res que ga­ran­ti­zan la pro­duc­ción ca­ñe­ra, pre­ci­só.

“Las UBPC son una prio­ri­dad para el Sin­di­ca­to Azu­ca­re­ro, pues en ellas se con­cen­tra el 50 % de nues­tros afi­lia­dos, quie­nes pro­du­cen el 70 % de la ca­ña que se mue­le en el país. Por ello aten­de­mos el pro­ce­so de for­ta­le­ci­mien­to de es­tas es­truc­tu­ras, que tra­ta de lo­grar que ca­da uni­dad cuen­te con mil hec­tá­reas plan­ta­das de ca­ña, in­cre­men­tar la en­tre­ga de ma­te­ria pri­ma a los in­ge­nios y ga­ran­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad de la pro­duc­ción”.

Tra­ba­ja­do­res

Con la siem­bra tra­di­cio­nal, en el Ra­bí lo­gran ca­si un cien­to por cien­to de po­bla­ción y ele­va­dos ren­di­mien­tos.

La tec­no­lo­gía de do­ble hi­le­ra se apli­ca­rá al 60 % de la ca­ña que se siem­bre en Ma­tan­zas. En la UBPC Ba­tey com­pa­ra­rán los re­sul­ta­dos con el cul­ti­vo tra­di­cio­nal, di­jo Fran­cis­co Mar­tí­nez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.