Re­gre­sos y ac­tua­li­dad

Trabajadores - - DEPORTES - Ro­ber­to M. Ló­pez de Vi­vi­go

La idea de es­ta po­lé­mi­ca es­ta­ba sobre la me­sa an­tes del re­cien­te anun­cio de nue­vas me­di­das mi­gra­to­rias en el IV En­cuen­tro de Cu­ba­nos Re­si­den­tes en Es­ta­dos Uni­dos. ¿Qué ha­cer con los de­por­tis­tas cu­ba­nos que vi­ven en el ex­te­rior? Res­pon­der a es­ta pre­gun­ta se in­clu­ye aho­ra con más fuer­za en la agen­da me­diá­ti­ca.

“Per­mi­tir la en­tra­da a Cu­ba de los ciu­da­da­nos cu­ba­nos que sa­lie­ron ile­gal­men­te del país, ex­cep­to aque­llos que lo hi­cie­ron a tra­vés de la Ba­se Na­val de los Es­ta­dos Uni­dos en Guan­tá­na­mo”, es uno de los cam­bios en la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria cu­ba­na.

En la pu­bli­ca­ción Jit, del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de De­por­tes, Edu­ca­ción Fí­si­ca y Re­crea­ción (INDER), se acla­ró “que no se in­clu­yen a las per­so­nas que aban­do­na­ron mi­sio­nes o de­le­ga­cio­nes de­por­ti­vas en el ex­te­rior. Pa­ra esos ciu­da­da­nos se man­tie­ne lo dis­pues­to has­ta aho­ra: no pue­den re­gre­sar al país du­ran­te los ocho años si­guien­tes a su sa­li­da”.

Si los atle­tas cum­plen con las dis­po­si­cio­nes an­te­rio­res o pi­die­ron su li­be­ra­ción del de­por­te que prac­ti­ca­ban y de­ja­ron Cu­ba de for­ma le­gal, pue­den en­trar sin nin­gún ti­po de res­tric­ción.

Con vis­tas a im­ple­men­tar en un fu­tu­ro una po­lí­ti­ca lo más abier­ta po­si­ble en cuan­to a la re­in­ser­ción de de­por­tis­tas que re­si­den en el ex­te­rior, po­drían to­mar­se en cuen­ta los pre­ce­den­tes po­si­ti­vos del pít­cher Nor­ber­to Gon­zá­lez y el va­llis­ta Day­ron Ro­bles.

Tras ju­gar dos tem­po­ra­das en Ita­lia y Mé­xi­co sin la anuen­cia de la Fe­de­ra­ción Cu­ba­na de Béis­bol, al lan­za­dor cien­fue­gue­ro se le per­mi­tió desem­pe­ñar­se en la 55 Se­rie Na­cio­nal y lle­gó a in­te­grar por su ren­di­mien­to la se­lec­ción pa­ra el Pre­mier 12.

Por su par­te, el cam­peón olím­pi­co de los 110 con va­llas en Bei­jing 2008 re­apa­re­ció an­te su pú­bli­co en la edi­ción 64 del Me­mo­rial Ba­rrien­tos lue­go de cin­co años sin com­pe­tir en Cu­ba y has­ta bus­có su cla­si­fi­ca­ción pa­ra la ci­ta de los cin­co aros de Río de Ja­nei­ro.

Sin co­no­cer si al­gún otro de­por­tis­ta ha so­li­ci­ta­do vol­ver a re­pre­sen­tar a nues­tro país en ci­tas múl­ti­ples, con­ti­nen­ta­les o mun­dia­les, la po­lí­ti­ca del INDER de­bie­ra cen­trar­se en ana­li­zar ca­da ca­so y si no se han vio­la­do nin­guno de los re­que­ri­mien­tos ex­pli­ca­dos al ini­cio de es­te tra­ba­jo, dar­les la opor­tu­ni­dad de que se re­in­cor­po­ren y se ga­nen el de­re­cho de in­te­grar un equi­po na­cio­nal.

Ade­más, los atle­tas y en­tre­na­do­res re­ti­ra­dos que hoy no vi­ven en Cu­ba po­drían apor­tar su co­no­ci­mien­to con clí­ni­cas que pu­die­ran rec­to­rar el or­ga­nis­mo de­por­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.