Otro Víc­tor, ¿otros co­co­dri­los?

Trabajadores - - DEPORTES - Joel Gar­cía

La di­rec­ción del equi­po Ma­tan­zas so­lo cam­bió de ape­lli­do pa­ra es­ta cam­pa­ña, Víc­tor Fi­gue­roa sus­ti­tu­yó a su to­ca­yo Me­sa, y con­tra­rio a lo que mu­chos pen­sa­ban los re­sul­ta­dos de los úl­ti­mos cin­co años se han man­te­ni­do y vuel­ven a pen­sar en una co­ro­na es­qui­va a la pro­vin­cia des­de 1991, le­van­ta­da en­ton­ces por He­ne­que­ne­ros.

“Cuan­do co­men­zó la Se­rie sa­bía­mos la res­pon­sa­bi­li­dad que en­tra­ña­ba es­ta fun­ción. Ha­bía que tra­ba­jar du­ro, fun­da­men­tal­men­te con los jó­ve­nes por­que ellos de­bían ocu­par los pues­tos que más de­bi­li­da­des íba­mos a te­ner a par­tir de las au­sen­cias co­no­ci­das y otras que lle­ga­ron des­pués. No era un se­cre­to que el equi­po es­ta­ba dé­bil y la po­si­bi­li­dad de avan­zar era di­fí­cil. De los po­cos me­dios de co­mu­ni­ca­ción que nos die­ron co­mo clasificados es­tu­vo

Tra­ba­ja­do­res”. ¿Qué nom­bres se­rían im­pres­cin­di­bles des­ta­car has­ta hoy?

“El tra­ba­jo en­co­mia­ble de Yoan­ni Ye­ra, la ayu­da in­can­sa­ble de Jon­der Martínez, la in­cor­po­ra­ción con ca­li­dad de Irandy Cas­tro a la fun­ción de abri­dor, el es­fuer­zo de Ya­siel San­to­ya y la ofen­si­va de Jef­fer­son Del­ga­do. Tam­bién el ren­di­mien­to de Eduar­do Blan­co en el cen­ter field, el re­gre­so de Lá­za­ro He­rre­ra, el apor­te de Aní­bal Me­di­na a pe­sar de su en­fer­me­dad en la pri­me­ra fa­se. Pu­die­ra men­cio­nar­los a to­dos, pero no quie­ro ex­ten­der la entrevista”.

¿Y la in­cor­po­ra­ción de Yu­ris­bel Gra­cial des­pués de la Li­ga Can-Am, así co­mo los re­fuer­zos?

“Gra­cial ha te­ni­do un as­cen­so ex­tra­or­di­na­rio y fue una bu­jía pa­ra los fi­na­les de la an­te­rior eta­pa. Ju­gó el cam­po cor­to por­que ha­bía una si­tua­ción di­fí­cil en esa po­si­ción y la re­sol­vió. Aho­ra vol­vió a ter­ce­ra y Jef­fer­son pa­só al jar­dín iz­quier­do por­que son dos gran­des pe­lo­te­ros que apor­tan mu­cho a las vic­to­rias.

“Al­gu­nos pen­sa­ron que no ha­bía­mos pe­di­do bien, pero apos­ta­mos por la sa­bi­du­ría de la uni­dad y del team work. Con­fié en los avi­le­ños y no me arre­pien­to. Da­chel Du­ques­ne ha si­do un pít­cher im­por­tan­te, al re­cep­tor Os­val­do Váz­quez lo to­mé bus­can­do ofen­si­va y por­que Ariel Martínez va al pan­ame­ri­cano sub-23. Lo más gran­de ha si­do Yor­bis Bo­rro­to, ins­pi­ra­ción en la uni­dad y pen­sa­mien­to tác­ti­co”.

Más allá del tra­ba­jo fí­si­co, ¿en qué as­pec­tos ha in­sis­ti­do más?

“De­cir que me he ga­na­do la con­fian­za de ellos es en­ga­ño­so, por­que siem­pre la tu­ve. He tra­ba­ja­do más la par­te psi­co­ló­gi­ca, bus­can­do la amis­tad, y que no pue­de ha­ber cri­te­rios in­di­vi­dua­les por en­ci­ma de lo co­lec­ti­vo. Le trans­mi­ti­mos to­dos los días que sí pue­den, que tie­nen que creér­se­lo y que es­tán en con­di­cio­nes de lo­grar el tí­tu­lo. El re­sul­ta­do se sa­brá tras el úl­ti­mo out del play off fi­nal”.

El apo­yo del go­bierno y de­más ins­ti­tu­cio­nes era muy fuer­te en Ma­tan­zas has­ta el 2016. ¿Se ha man­te­ni­do eso?

“No pue­do de­cir que sea igual ni que ha de­caí­do. Pre­fie­ro ase­gu­rar que man­ten­go las me­jo­res re­la­cio­nes con la di­rec­ción po­lí­ti­ca y gu­ber­na­men­tal de la pro­vin­cia. De una u otra for­ma me ayu­dan”.

Los co­mi­sa­rios sus­pen­die­ron el par­ti­do con­tra In­dus­tria­les el pa­sa­do vier­nes, pero mu­chos ase­gu­ran que po­día ce­le­brar­se.

“Pa­ra mí se po­día ju­gar, pero los de­ci­so­res di­je­ron que no y creo que se equi­vo­ca­ron por­que a las 9:30 de la ma­ña­na no se de­bía to­mar una de­ter­mi­na­ción así, pues exis­tía el an­te­ce­den­te de ha­ber ju­ga­do con Gran­ma a las 11:30 otro par­ti­do sus­pen­di­do. Su­gie­ro que se in­ves­ti­gue, se es­cla­rez­ca el te­ma y se di­ga si te­ne­mos o no la ra­zón. Nues­tro equi­po sí te­nía de­seos de ju­gar”.

¿Có­mo asu­mió la ex­pec­ta­ti­va crea­da por ver a los dos Víc­tor fren­te a fren­te en el Vic­to­ria de Gi­rón?

“Con mu­cha res­pon­sa­bi­li­dad por­que era una sub­se­rie muy fuer­te con un equi­po co­mo In­dus­tria­les, el que me­jor jue­ga en la pe­lo­ta y al que to­dos quie­ren ga­nar­le. Ade­más es­ta­ba en mi pro­vin­cia, se lle­nó el es­ta­dio e im­po­ner­me dos ve­ces fue sa­tis­fac­to­rio, aun­que no es­pe­ra­ba ha­cer­lo con mar­ca­do­res tan hol­ga­dos”.

A pe­sar de sus desave­nen­cias fi­na­les con Víc­tor Me­sa, ha de­cla­ra­do que es su re­fe­ren­te co­mo men­tor.

“Es el de me­jor ba­lan­ce de vic­to­rias y de­rro­tas en Se­ries Na­cio­na­les. Que no ha po­di­do ga­nar un cam­peo­na­to, es cier­to, pero esa es la vi­da, no to­do lo que uno quie­re se da. Apren­dí de sus de­ci­sio­nes y de la vi­sión de jue­go que tie­ne. Co­sas que ha­cía con Ma­tan­zas es­tán hoy en mi men­te. Tam­bién he tra­ba­ja­do con Ro­ger Ma­cha­do y aun­que nunca lo he he­cho con Car­los Mar­tí se tras­lu­ce que es un gran es­tra­te­ga y má­na­ger. A los tres los res­pe­to y me fi­jo en sus ma­ne­ras de di­ri­gir, en las co­sas in­tere­san­tes, pa­ra apren­der”.

| fo­to: Jo­sé R. Ro­drí­guez Ro­ble­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.