En­ri­que Va­ro­na: sin­di­ca­lis­ta in­clau­di­ca­ble

Trabajadores - - NACIONALES -

Pa­ra la Cu­ban Ca­ne Su­gar Cor­po­ra­tion y el ré­gi­men ti­rá­ni­co de Ge­rar­do Machado Mo­ra­les, En­ri­que Va­ro­na Gon­zá­lez re­sul­ta­ba un “ti­po” in­có­mo­do a quien era pre­ci­so eli­mi­nar. Por esa ra­zón, el 19 de sep­tiem­bre de 1925 fue ase­si­na­do en Mo­rón, donde se ha­bía es­ta­ble­ci­do en 1917.

Allí Va­ro­na Gon­zá­lez tra­ba­jó en el cen­tral Pa­tria, y tras pa­sar a los ta­lle­res del Fe­rro­ca­rril del Nor­te se hi­zo ma­qui­nis­ta. Fue tal su ac­cio­nar en de­fen­sa de los derechos de los tra­ba­ja­do­res, que en 1922 re­sul­tó elec­to presidente del Sin­di­ca­to Fe­rro­via­rio La Unión, que agru­pa­ba a los tra­ba­ja­do­res y em­plea­dos del Fe­rro­ca­rril del Nor­te de Cuba, en Mo­rón, y lo con­vir­tió en pa­ra­dig­ma del mo­vi­mien­to obre­ro cu­bano.

De­ci­di­do lu­cha­dor por la unidad pro­le­ta­ria, pro­pi­ció ac­cio­nes con­jun­tas en­tre los es­ti­ba­do­res y fe­rro­via­rios de Cien­fue­gos, en Las Vi­llas, y al­gu­nas zo­nas de la pro­vin­cia de Orien­te; la­bo­ró en la or­ga­ni­za­ción de los sin­di­ca­tos en los cen­tra­les azu­ca­re­ros de Ca­ma­güey, y en­ca­be­zó las huel­gas de los tra­ba­ja­do­res azu­ca­re­ros. Asi­mis­mo man­tu­vo es­tre­chas re­la­cio­nes de tra­ba­jo con Al­fre­do López, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Con­fe­de­ra­ción Na­cio­nal Obre­ra de Cuba (Cnoc), y con la Fe­de­ra­ción Obre­ra de La Ha­ba­na (FOH).

An­te el cri­men, con­su­ma­do en ple­na ca­lle, en pre­sen­cia de sus hi­jas y es­po­sa, Ju­lio An­to­nio Me­lla le de­di­có es­tas pro­fé­ti­cas pa­la­bras: “Cuan­do pa­sen los años y el pro­le­ta­ria­do des­tru­ya las ti­ra­nías so­cia­les, tú ha­brás si­do tam­bién un pre­cur­sor”.

Tal era el pres­ti­gio al­can­za­do por aquel in­clau­di­ca­ble di­ri­gen­te sin­di­cal, que cuan­do un ofi­cial del ejér­ci­to in­ten­tó obli­gar­lo a fir­mar un do­cu­men­to de la Cu­ban Ca­ne Su­gar Cor­po­ra­tion, en el cual no se sa­tis­fa­cían to­das las de­man­das obre­ras, le es­pe­tó: “Dis­pa­re, que yo no fir­mo eso”.

En es­te Día del Tra­ba­ja­dor Fe­rro­via­rio, su fi­gu­ra se eri­ge como sím­bo­lo del sec­tor. | Fe­li­pa Suá­rez Ramos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.