Do­ble R en Ja­lis­co

Trabajadores - - DEPORTES - | Joel Gar­cía, en­via­do es­pe­cial

Gua­da­la­ja­ra.— Raúl Gon­zá­lez y Rai­del Martínez vie­nen rin­dien­do una ac­tua­ción for­mi­da­ble pa­ra los Ala­za­nes de Gran­ma en la 60 edi­ción de la Se­rie del Ca­ri­be. Aun­que el pri­me­ro con­cu­rre a su se­gun­do cer­ta­men (es­tu­vo en el 2016 con los Ti­gres de Cie­go de Ávi­la), es­te es su exa­men con­sa­gra­to­rio, pues ha­ce dos años ape­nas pu­do ju­gar de­bi­do a una le­sión. En el ca­so del pi­na­re­ño de­bu­ta por la puer­ta grande y es ya el líder en jue­gos sal­va­dos.

“Pre­pa­ra­do es­toy siem­pre, pe­ro me han sa­li­do me­jor las co­sas por­que he po­di­do co­nec­tar con más fa­ci­li­dad y opor­tu­ni­dad a un pit­cheo exi­gen­te”, re­co­no­ció el an­te­sa­lis­ta, de 7-3 en los dos pri­me­ros desafíos, con el úni­co jon­rón de los cu­ba­nos, dos ca­rre­ras em­pu­ja­das y una de­fen­sa de lu­jo en la es­qui­na ca­lien­te.

So­bre la di­fe­ren­cia en­tre los dos elen­cos en los que ha mi­li­ta­do en es­tos cer­tá­me­nes pre­ci­só: “Lo prin­ci­pal es que aquí es­ta­mos los peloteros aca­ba­da de ter­mi­nar la Se­rie Na­cio­nal, por eso to­dos es­tán en for­ma de­por­ti­va. En aque­lla oca­sión no ocu­rrió. El ajus­te al ba­te es por­que es­ta­mos en jue­go”.

Con una es­ta­tu­ra de 1,91 me­tros y ape­nas 21 años de edad, el ce­rra­dor Martínez no pier­de tiem­po pa­ra co­men­tar sus dos sa­li­das en la jus­ta, siem­pre en el no­veno ca­pí­tu­lo y con hom­bres en ba­ses. “El pro­fe­sor Car­los Mar­tí me ha da­do mu­cha con­fian­za y he tra­ta­do de co­rres­pon­der­le. Me gus­ta­ría abrir siem­pre el no­veno in­ning pa­ra no en­trar con la so­ga al cue­llo, pe­ro el pro­fe­sor es el que más sa­be de pe­lo­ta y tie­ne su es­tra­te­gia”.

Cons­cien­te de que en Cuba no se va­lo­ra en su to­tal di­men­sión el pa­pel de un apa­ga­fue­gos por la inexis­ten­cia de ese ti­po de lan­za­do­res, Rai­del se sien­te su­per­sa­tis­fe­cho con los dos par­ti­dos sal­va­dos en igual can­ti­dad de opor­tu­ni­da­des y es­pe­ra po­der le­van­tar la co­ro­na tal y como hi­zo con Gran­ma en la Se­rie Na­cio­nal.

Si­mi­lar pen­sa­mien­to le em­bar­ga a Raúl Gon­zá­lez, adap­ta­do muy rá­pi­do a la su­per­fi­cie ar­ti­fi­cial del es­ta­dio Pa­na­me­ri­cano de Gua­da­la­ja­ra. “En la ter­ce­ra me sien­to có­mo­do. Es ver­dad que en es­te te­rreno las bo­las salen más rá­pi­do, pe­ro no dan mal boun­ce y se jue­ga bien a la de­fen­sa”.

An­tes de apa­gar la gra­ba­do­ra en el diá­lo­go con es­tas dos R de Cuba, el es­pi­ga­do lan­za­dor vuel­ta­ba­je­ro ase­gu­ró que le ra­ti­fi­ca­ron el con­tra­to pa­ra la pró­xi­ma tem­po­ra­da en la Li­ga Pro­fe­sio­nal de Béis­bol en Ja­pón, donde “te eva­lúan to­dos los lan­za­mien­tos ca­da día que tra­ba­jas. Los ba­tea­do­res es­tu­dian mu­cho al pít­cher y eso te ha­ce cre­cer en el pen­sa­mien­to tác­ti­co”.

“Aquí he sa­li­do como si es­tu­vie­ra en Cuba, no le ha­go ca­so al pú­bli­co”, con­clu­yó Martínez; mien­tras su com­pa­ñe­ro Gon­zá­lez no qui­so de­jar de va­ti­ci­nar un po­si­ble tí­tu­lo pa­ra “una se­lec­ción muy com­ple­ta, uni­da y de­seo­sa de ga­nar”.

Raúl

Gon­zá­lez.

| fo­to: Ro­ber­to Mo­re­jón

Rai­del Martínez. | fo­to: Vla­di­mir Mo­li­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.