El pue­blo etío­pe no ol­vi­da

Trabajadores - - NTERNACIONALES -

de la em­ba­ja­da de Cu­ba en ese país, quien ha remitido a es­ta redacción un tes­ti­mo­nio del cual re­pro­du­ci­mos al­gu­nos frag­men­tos.

“(…) el pue­blo etío­pe ex­pre­sa sin­ce­ras mues­tras de re­co­no­ci­mien­to a la loa­ble la­bor que han rea­li­za­do cien­tos de maes­tros, mé­di­cos, e in­ge­nie­ros cu­ba­nos en el desa­rro­llo de su país a lo lar­go de to­dos es­tos años, pe­ro cuan­do de ofren­dar la vi­da ge­ne­ro­sa de ma­ne­ra in­con­di­cio­nal se tra­ta, en­ton­ces el agra­de­ci­mien­to pa­re­cie­ra tener una di­men­sión más ele­va­da.

“(…) Las mues­tras de afec­to van des­de la in­cli­na­ción re­ve­ren­cial ha­cia la ban­de­ra cu­ba­na, que iden­ti­fi­can per­fec­ta­men­te, la mi­ra­da res­plan­de­cien­te de mi­llo­nes de hom­bres y mu­je­res cuan­do es­cu­chan el nom­bre de Cu­ba, has­ta los que lle­van una pe­que­ña fo­to de Fi­del y el Che en un pe­que­ño espacio de sus mo­ne­de­ros, bi­lle­te­ras o bol­si­llos.

“Pe­ro tal vez, el ejem­plo más em­ble­má­ti­co lo cons­ti­tu­yen los más de 5 000 etío­pes que es­tu­dia­ron en Cu­ba, co­no­ci­dos co­mo etio­cu­ba­nos, que enar­bo­lan a dia­rio prin­ci­pios de so­li­da­ri­dad y her­man­dad apren­di­dos de la Re­vo­lu­ción Cu­ba­na (…).

“Etio­pía ade­más se ha eri­gi­do en la ca­pi­tal de Áfri­ca, pues en ella ra­di­ca la se­de de la Unión Afri­ca­na, ins­ti­tu­ción que in­te­gra a to­das las na­cio­nes del con­ti­nen­te y tie­ne un pro­ta­go­nis­mo esen­cial en las po­lí­ti­cas de se­gu­ri­dad e in­te­gra­ción eco­nó­mi­ca de los 55 paí­ses que la com­po­nen. Co­mo país afri­cano del ter­cer mun­do, tie­ne gran­des re­tos so­cia­les, pe­ro go­za de la in­de­pen­den­cia y la in­te­gri­dad te­rri­to­rial que Cu­ba le ayu­dó a res­ca­tar, sin la cual na­da de ello hu­bie­ra si­do po­si­ble.

“Hoy, en ho­nor a nues­tros hé­roes, nues­tra mi­sión di­plo­má­ti­ca, ayu­da a la con­ser­va­ción de un be­llo par­que en el cen­tro de la ciu­dad nom­bra­do Par­que de la Amis­tad Cu­baE­tio­pía, inau­gu­ra­do por el com­pa­ñe­ro Es­te­ban La­zo Her­nán­dez en el año 2008. Allí se ex­hi­ben dos mu­ra­les con las 163 fo­to­gra­fías im­pre­sas en co­bre que re­fle­jan el ros­tro de los jó­ve­nes in­ter­na­cio­na­lis­tas (caí­dos), en­tre ellos 5 mu­je­res (…). En am­bos ex­tre­mos del par­que, dos es­cul­tu­ras que se­me­jan el en­cuen­tro en­tre dos ami­gos y el tí­pi­co sa­lu­do etío­pe co­mo sím­bo­lo de amis­tad. (…).

“Avan­zan­do 500 ki­ló­me­tros ha­cia la zo­na orien­tal del país, en la mi­le­na­ria ciu­dad de Ha­rar, se en­cuen­tra

el ce­men­te­rio don­de se les dio dig­na se­pul­tu­ra a nues­tros caí­dos en com­ba­te. Los cuer­pos es­tu­vie­ron ce­lo­sa­men­te cui­da­dos por los etío­pes has­ta su tras­la­do en la Ope­ra­ción Tri­bu­to en el año 1989 (…).

“Y via­jan­do ha­cia el es­te; el lu­gar de los épi­cos com­ba­tes, el de los en­fren­ta­mien­tos más in­ten­sos: ¡Ji­ji­ga! (…). Mu­chos po­bla­do­res agra­de­cen el he­roís­mo cu­bano, otros ex­hi­ben co­mo tro­feo mu­sea­ble sus fo­to­gra­fías ya gas­ta­das por el tiem­po don­de que­da im­pre­so el tes­ti­mo­nio grá­fi­co de aque­lla amis­tad for­ja­da ba­jo fue­go de me­tra­lla, mien­tras los ni­ños y jó­ve­nes dis­fru­tan del am­plio y her­mo­so com­ple­jo de­por­ti­vo Habana, cons­trui­do por los mi­li­ta­res cu­ba­nos du­ran­te la gue­rra (…).

“Ha­rar y Ji­ji­ga pa­re­cie­ran ciu­da­des de­te­ni­das en el tiem­po, don­de flo­ta el es­pí­ri­tu de los cu­ba­nos y se les res­pi­ra. El pue­blo etío­pe no ol­vi­da”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.