Lle­gó el ama­ne­cer

Trabajadores - - NACIONALES - | Lour­des Rey Vei­tía | fo­tos: Ramón Ba­rre­ras Val­dés, pe­rió­di­co Vanguardia

AL LLE­GAR A cual­quie­ra de las co­mu­ni­da­des vi­lla­cla­re­ñas afec­ta­das por el hu­ra­cán Irma una fra­se es­tá en los la­bios de sus ha­bi­tan­tes: Gra­cias. Aña­den a la má­gi­ca pa­la­bra nom­bres tam­bién im­pres­cin­di­bles: Fi­del, Raúl, Par­ti­do, Cu­ba…

“So­mos fe­li­ces, es­ta­mos agra­de­ci­dos, ya se aca­bó la no­che; aho­ra a dis­fru­tar el ama­ne­cer”, di­je­ron San­ta Mo­ra­les y Me­la­nio Ríos, un ma­tri­mo­nio de cam­pe­si­nos que el 11 de sep­tiem­bre, cuan­do re­tor­na­ron a su vi­vien­da tras el pa­so des­truc­tor de Irma, so­lo te­nían la cer­te­za de que la Re­vo­lu­ción no los aban­do­na­ría.

Fra­ses si­mi­la­res ex­pre­sa­ron Gi­se­la Fe­rrer y Do­min­go Ra­mos, quie­nes ya dis­fru­tan de una nue­va ca­si­ta. “Es­ta ha si­do una ben­di­ción, des­pués de tan­ta tris­te­za te­ner ho­gar se­gu­ro, con bue­nas con­di­cio­nes y sa­ber que es pa­ra siem­pre, que no hay que te­mer a otro fe­nó­meno me­teo­ro­ló­gi­co es lo que más se­gu­ri­dad da”, ase­ve­ró con­ven­ci­da es­ta pa­re­ja.

Es pal­pa­ble que la fe­li­ci­dad lle­gó a Agua­da de Mo­ya, asen­ta­mien­to ru­ral del mu­ni­ci­pio de Ca­ma­jua­ní, el más afec­ta­do del sec­tor coope­ra­ti­vo y cam­pe­sino en Vi­lla Cla­ra, al con­cluir­se 88 vi­vien­das y sus­ti­tuir las que fue­ron arra­sa­das to­tal­men­te por la fu­ria del hu­ra­cán.

Pa­ra los mo­ra­do­res de es­ta co­mu­ni­dad, Irma es pa­sa­do que no quie­ren re­cor­dar, pe­ro no ol­vi­dan la ayu­da que re­ci­bie­ron ca­si de in­me­dia­to, col­cho­nes y otros ar­tícu­los. “So­mos del gru­po de los agra­de­ci­dos, en Agua­da de Mo­ya se ha da­do una re­vo­lu­ción den­tro de la Re­vo­lu­ción, to­do es nue­vo”, pre­ci­só Mirt­ha González, una de las ve­ci­nas que lo per­dió to­do me­nos la con­fian­za.

La ale­gría aho­ra es pal­pa­ble, ase­gu­ran que la co­mu­ni­dad es­tá me­jor que an­tes: bo­de­gas re­mo­za­das, sie­te es­cue­las re­pa­ra­das, tres con­sul­to­rios mé­di­cos re­cons­trui­dos, un pun­to de ven­ta de Ci­mex, far­ma­cia, ofi­ci­nas y al­ma­ce­nes re­sar­ci­dos, apo­sen­tos de ta­ba­co le­van­ta­dos. To­do re­cons­trui­do con el apor­te de mu­chos, y con la colaboración de en­ti­da­des, em­pre­sas, coo­pe­ra­ti­vas, afir­ma­ron va­rios de los ha­bi­tan­tes de es­ta zo­na.

Pun­tual­men­te se des­ta­ca­ron en es­te em­pe­ño re­cu­pe­ra­ti­vo las coo­pe­ra­ti­vas de cré­di­tos y ser­vi­cios Ju­lio An­to­nio Me­lla, Abel San­ta­ma­ría, El Va­que­ri­to, Fruc­tuo­so Ro­drí­guez e Isi­dro González, y las UBPC Juan Ver­de­cia y Chi­qui Gó­mez, ade­más de las di­rec­cio­nes de Co­mer­cio, Trans­met, la em­pa­ca­do­ra Ve­ga de Pal­ma, Man­te­ni­mien­to Cons­truc­ti­vo y el com­bi­na­do Cu­ba­na­cán.

Otro asen­ta­mien­to que es­tá a pun­to de con­cluir sus la­bo­res de re­cu­pe­ra­ción es La Pan­chi­ta, en el mu­ni­ci­pio de Co­rra­li­llo, don­de re­si­den de ma­ne­ra per­ma­nen­te 71 fa­mi­lias.

Allí se tra­ba­ja en las vi­vien­das que su­frie­ron afec­ta­cio­nes, in­clui­das las de 11 fa­mi­lias cu­yas mo­ra­das que­da­ron arra­sa­das, y que por es­tar muy cer­ca del mar se ubi­can en nue­vas áreas de desa­rro­llo ur­bano.

Tam­bién fue­ron sus­ti­tui­das las cu­bier­tas de plan­chas de ca­ne­lo­nes de los edi­fi­cios bi­plan­tas por las de­no­mi­na­das lo­sas spi­roll, ele­men­to cons­truc­ti­vo que le apor­ta ma­yor re­sis­ten­cia, así co­mo los edi­fi­cios mul­ti­fa­mi­lia­res han si­do im­per­mea­bi­li­za­dos. Igual­men­te se cons­tru­ye un ma­le­cón, un ran­chón y un par­que, con­ce­bi­dos pa­ra rea­li­zar ac­ti­vi­da­des re­crea­ti­vas y cul­tu­ra­les, y se pre­vé la aper­tu­ra de una zo­na wi­fi.

En Isa­be­la de Sa­gua la si­tua­ción re­fe­ri­da a las vi­vien­das es más com­ple­ja. Fue­ron res­ta­ble­ci­dos 13 in­mue­bles con de­rrum­bes totales, un nú­me­ro con­si­de­ra­ble de par­cia­les, así co­mo te­chos da­ña­dos to­tal o par­cial­men­te, pe­ro la ma­yor di­fi­cul­tad en la re­cu­pe­ra­ción es­tá en que la tec­no­lo­gía de pe­tro­ca­sas no es de mu­cho do­mi­nio de los cons­truc­to­res, por lo que el proceso con es­ta va­rian­te se ha re­tra­sa­do. No obs­tan­te, se im­per­mea­bi­li­za­ron y pin­ta­ron los edi­fi­cios de Nue­va Isa­be­la.

Fi­del Mo­ra­les He­rra­da, pre­si­den­te del Con­se­jo Po­pu­lar, ex­pre­só: “No nos he­mos que­da­do cruzados de bra­zos, mien­tras se lo­gra do­mi­nar y ad­qui­rir ex­pe­rien­cia en la tec­no­lo­gía de la vi­vien­da se avan­zó en la re­pa­ra­ción de to­das las en­ti­da­des es­ta­ta­les: el ci­ne, los con­sul­to­rios, las es­cue­las, ca­fe­te­rías y tien­das del co­mer­cio; en El Ca­ney, cen­tro gas­tro­nó­mi­co fa­mo­so en la re­gión por su ex­clu­si­vi­dad con pla­tos de pes­ca­do; se tra­ba­ja en una piz­ze­ría; se as­fal­ta­ron los via­les y se re­cu­pe­ró el bom­beo de agua a la co­mu­ni­dad”.

Im­pul­so in­te­gral

Se­gún de­cla­ró Al­ber­to López Díaz, pre­si­den­te del go­bierno en la pro­vin­cia, se ha re­cu­pe­ra­do el 44,4 % de lo afec­ta­do por el me­teo­ro, lo que sig­ni­fi­ca ha­ber cons­trui­do 22 mil vi­vien­das, la ma­yo­ría por de­rrum­bes totales, de 52 mil da­ña­das.

Pre­ci­só que uni­do a es­to se ha con­ce­bi­do un pro­gra­ma in­te­gral de re­vi­ta­li­za­ción de los ser­vi­cios pú­bli­cos de es­tos lu­ga­res, y se ha lo­gra­do acer­car otros que no exis­tían te­nien­do en cuen­ta que son zo­nas in­trin­ca­das.

“Es una de­ci­sión que las co­mu­ni­da­des afec­ta­das por el hu­ra­cán Irma en Vi­lla Cla­ra sean res­ca­ta­das de for­ma in­te­gral. Ello ha si­do po­si­ble por el fuer­te mo­vi­mien­to cons­truc­ti­vo em­pren­di­do en el te­rri­to­rio y la con­vic­ción del Es­ta­do cu­bano de no de­jar des­am­pa­ra­do a nin­guno de sus hi­jos. Ha si­do de­ci­si­vo el apo­yo de en­ti­da­des, or­ga­ni­za­cio­nes y la pro­pia po­bla­ción, se han re­suel­to de­man­das his­tó­ri­cas de los elec­to­res, el pro­pó­si­to es me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los po­bla­dos”, pun­tua­li­zó.

En­fa­ti­zó ade­más que hay su­fi­cien­tes ma­te­ria­les de cons­truc­ción y es­tá or­ga­ni­za­do el sis­te­ma pa­ra con­ti­nuar avan­zan­do con la in­ten­ción de ter­mi­nar en el más bre­ve lap­so. En Vi­lla Cla­ra se han re­cu­pe­ra­do va­rias co­mu­ni­da­des, el ba­tey Emilio Cór­do­va es re­fe­ren­cia, se tra­ba­ja en las de­más zo­nas afec­ta­das, con el ob­je­ti­vo de res­ta­ble­cer con las me­jo­res con­di­cio­nes los ser­vi­cios a la po­bla­ción.

La re­cu­pe­ra­ción es in­te­gral: via­les, cen­tros del co­mer­cio, ca­ne­yes re­crea­ti­vos, et­cé­te­ra.

En Vi­lla Cla­ra se han re­cu­pe­ra­do 22 mil vi­vien­das, in­clui­da la im­per­mea­bi­li­za­ción de edi­fi­cios, y se con­ti­núa de ma­ne­ra sos­te­ni­da en es­ta ta­rea.

Las fa­mi­lias es­tán fe­li­ces y ma­ni­fies­tan su agra­de­ci­mien­to. En la ima­gen San­ta y Me­la­nio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.