Otro ex­pe­ri­men­to con el trans­por­te en La Ha­ba­na

Trabajadores - - NACIONALES -

En la bús­que­da de so­lu­cio­nes pa­ra es­te sec­tor, na­die se ha cru­za­do de bra­zos

in­tere­ses de los trans­por­tis­tas que deseen par­ti­ci­par y los in­tere­ses del Es­ta­do”, ar­gu­men­tó Ora­mas Rivero, quien aco­tó ade­más que “el ex­pe­ri­men­to com­pren­de a to­dos los trans­por­tis­tas de pa­sa­je­ros por me­dios au­to­mo­to­res del ti­po au­to, jeep, pa­ne­les y mi­cro­bús, con ca­pa­ci­dad en­tre 4 y 14 pa­sa­je­ros”.

La idea es que, me­dian­te un sis­te­ma de 26 pi­que­ras y 23 ru­tas aso­cia­das, que­de or­de­na­da la trans­por­ta­ción de pa­sa­je­ros en La Ha­ba­na.

Be­ne­fi­cios de apos­tar por el ex­pe­ri­men­to

Quie­nes se in­vo­lu­cren re­ci­bi­rán com­bus­ti­ble a un pre­cio di­fe­ren­cia­do (2 CUP el li­tro de dié­sel, 10 CUP el li­tro de ga­so­li­na-mo­tor, 13 CUP el li­tro de ga­so­li­na re­gu­lar y 16 CUP el li­tro de ga­so­li­na es­pe­cial).

Es­to im­pli­ca una obli­ga­ción a con­su­mir un mí­ni­mo de com­bus­ti­ble de acuer­do al ti­po de me­dio y su ca­pa­ci­dad.

Igual­men­te re­ci­bi­rán pie­zas o re­cur­sos pa­ra su fun­cio­na­mien­to, de acuer­do a las po­si­bi­li­da­des exis­ten­tes.

Hoy el Mi­nis­te­rio del Trans­por­te desa­rro­lla un plan de ha­bi­li­ta­ción de una red de más de 30 ta­lle­res, a lo cua­les po­drán ac­ce­der los in­vo­lu­cra­dos en el or­de­na­mien­to.

Del mis­mo mo­do ten­drán un sis­te­ma tri­bu­ta­rio es­pe­cí­fi­co, so­lo pa­ra ellos.

De fi­nan­zas y pre­cios…

“El per­fec­cio­na­mien­to del tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia en ma­te­ria tri­bu­ta­ria que­dó re­gu­la­do en la Re­so­lu­ción 194, del 30 de ju­nio. Pe­ro, pa­ra es­te ex­pe­ri­men­to se emi­tió, con ca­rác­ter es­pe­cí­fi­co, la Re­so­lu­ción 195 de esa mis­ma fe­cha”, re­cor­dó el di­rec­tor ge­ne­ral de Po­lí­ti­ca Fis­cal del Mi­nis­te­rio de Fi­nan­zas y Pre­cios, Vla­di­mir Regueiro.

Al in­ter­cam­biar con la pren­sa en­fa­ti­zó en que to­dos aque­llos que as­pi­ren a vin­cu­lar­se al ex­pe­ri­men­to de­ben efec­tuar la ha­bi­li­ta­ción de las cuen­tas ban­ca­rias fis­ca­les pa­ra, me­dian­te una tar­je­ta pro­por­cio­na­da por Fin­ci­mex, ad­qui­rir el com­bus­ti­ble u otros in­su­mos, rea­li­zar los pa­gos de­bi­dos, etc.

“Tam­bién se va a re­co­no­cer el des­cuen­to (en el mo­men­to en que el trans­por­tis­ta pre­sen­te la de­cla­ra­ción ju­ra­da) co­mo gas­to de­du­ci­ble, de to­do el com­bus­ti­ble que ha­ya ad­qui­ri­do a tra­vés de la red de ser­vi­cen­tros”, di­jo.

De igual ma­ne­ra es­pe­ci­fi­có que los trans­por­tis­tas po­drán ob­te­ner las ba­te­rías, los neu­má­ti­cos u otros me­dios, con un des­cuen­to del 20 % del pre­cio mi­no­ris­ta. Ello no so­lo es un be­ne­fi­cio, sino que am­plía el ca­mino ha­cia el tan de­man­da­do mer­ca­do ma­yo­ris­ta.

De la teo­ría a la prác­ti­ca

Des­de sus do­cu­men­tos rec­to­res has­ta la con­cep­tua­li­za­ción, el ex­pe­ri­men­to —que se au­gu­ra arran­que el pró­xi­mo 8 de oc­tu­bre— es am­bi­cio­so y só­li­do. Al tiem­po que apun­ta ha­cia pro­ble­má­ti­cas cen­tra­les que han afec­ta­do el mar­co la­bo­ral pri­va­do.

Al pa­re­cer, en es­te or­de­na­mien­to to­dos ga­nan. El Es­ta­do —me­dian­te las nor­ma­ti­vas es­ta­ble­ci­das y a tra­vés de las tar­je­tas— con­tro­la me­jor sus re­cur­sos; al­go fun­da­men­tal te­nien­do en cuen­ta que el ro­bo del com­bus­ti­ble es un mal que Cu­ba arras­tra ha­ce años. Ade­más, or­ga­ni­za un ser­vi­cio que es vi­tal pa­ra la po­bla­ción y la eco­no­mía.

Pa­ra los ca­pi­ta­li­nos que em­plean los ser­vi­cios de ta­xis las re­glas del jue­go son ca­si las mis­mas que se han im­ple­men­ta­do has­ta aho­ra. El pre­cio del pa­sa­je se­rá de 5 CUP por ocho ki­ló­me­tros de re­co­rri­do… Y, pa­ra los cuen­ta­pro­pis­tas, las ga­nan­cias es­tán bien de­fi­ni­das.

Aho­ra el re­to es que a la teo­ría le acom­pa­ñe la prác­ti­ca. Po­co ser­vi­rán es­tas me­di­das si los cho­fe­res co­me­ten in­dis­ci­pli­nas o no in­for­man ade­cua­da­men­te so­bre los pre­cios de ca­da tra­mo; si el por­tea­dor no en­cuen­tra en los ser­vi­cen­tros el com­bus­ti­ble que ne­ce­si­ta y, una vez más, acu­de al mer­ca­do ne­gro y si las pie­zas que re­quie­re pa­ra su au­to no apa­re­cen.

Pa­ra lle­gar has­ta aquí, se­gún in­for­ma­ron las au­to­ri­da­des del Mi­nis­te­rio del Trans­por­te, se rea­li­za­ron pro­fun­dos es­tu­dios y aná­li­sis. Oja­lá que el es­fuer­zo de tan­ta gen­te no se pier­da por fal­ta de con­trol, mal­ver­sa­ción de re­cur­sos e in­dis­ci­pli­nas.

Al res­pec­to, di­cen nues­tros lec­to­res en la web

Pe­dro Pa­blo: “Coin­ci­do, ya hay pri­va­dos su­bien­do los pre­cios y peor aún, cho­fe­res de los ta­xis ru­te­ros ha­cien­do tram­pas. Igual los mi­ni­bu­ses que van con pa­sa­je­ros de pie; el pro­ble­ma en nues­tro país es que el pri­va­do siem­pre quie­re ga­nar y tra­ta de eva­dir im­pues­tos, pe­ro el estatal es peor pues le ro­ba al Es­ta­do y no pa­ga im­pues­to. Es una pe­na a es­tas al­tu­ras de la Re­vo­lu­ción se­guir con tan­tos ex­pe­ri­men­tos”.

Yoel Amed: “Cuan­do más ex­pe­ri­men­tos se ha­cen es por su fa­lla cons­tan­te, ¿no es ver­dad?”.

Ali­na Oje­da: “La­men­ta­ble­men­te a mu­chos par­ti­cu­la­res les con­vie­ne el río re­vuel­to pa­ra ma­yo­res ga­nan­cias. Cuan­do los tra­tan de or­ga­ni­zar les da sal­pu­lli­do. Ha­ce fal­ta que el me­ca­nis­mo fun­cio­ne, que ha­ya ‘dis­po­ni­bi­li­dad de pie­zas’ y sea be­ne­fi­cio­so de ver­dad pa­ra to­das las par­tes y las co­sas to­men or­den, no so­lo los trans­por­tis­tas sino los co­mer­cia­li­za­do­res del agro, y las lla­ma­das in­dis­ci­pli­nas so­cia­les”.

En cua­tro me­ses se pre­vé ex­ten­der el ex­pe­ri­men­to ha­cia las pro­vin­cias de Ar­te­mi­sa y Ma­ya­be­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.