Pro­ble­ma de ta­lla

Trabajadores - - BUZÓN ABIERTO -

El en­fer­me­ro Jor­ge Gu­tié­rrez Apa­ri­cio no car­ga con las re­pri­men­das por lle­var unas cuan­tas li­bri­tas de más, sino de­bi­do a los reite­ra­dos lla­ma­dos por­que asis­te sin uni­for­me a su cen­tro la­bo­ral, el Hos­pi­tal Pro­vin­cial Uni­ver­si­ta­rio Ar­nal­do Mi­lián Cas­tro, ubi­ca­do en el mu­ni­ci­pio de San­ta Cla­ra, Vi­lla Cla­ra.

Ex­pli­ca en el se­gun­do pá­rra­fo de la mi­si­va a Bu­zón abier­to que mi­de 1,87 m y su pe­so cor­po­ral es de 250 li­bras, ra­zón por la cual no hay ta­lla pa­ra él en la tien­da en­car­ga­da de ex­pen­der aque­llas pren­das. Por lo tan­to, se en­cuen­tra obli­ga­do a la­bo­rar con pu­ló­ver blan­co pa­ra no au­sen­tar­se.

Eso le pro­vo­ca per­ma­nen­tes crí­ti­cas y lla­ma­das de aten­ción, aun­que sus su­pe­rio­res, in­clui­da la je­fa de En­fer­me­ría a ni­vel pro­vin­cial, tie­ne co­no­ci­mien­to de por qué asis­te sin el atuen­do co­rrec­to, sub­ra­ya.

Cuen­ta que en la jor­na­da rea­li­za­da el pa­sa­do 5 de sep­tiem­bre la ci­ta­da di­rec­ti­va le “in­sis­tió en un tono no muy ade­cua­do y po­co amis­to­so que de no pre­sen­tar­me con uni­for­me le apli­ca­rían una san­ción a ella” y con ca­rác­ter tran­si­ti­vo a él.

Tal si­tua­ción, con­fie­sa, le­jos de preo­cu­par­le le pro­vo­ca in­co­mo­di­dad, en tan­to no es­tá en sus ma­nos re­sol­ver­la.

Ar­gu­men­ta que cum­ple con la jor­na­da y obli­ga­cio­nes de su es­pe­cia­li­dad, man­tie­ne bue­nas dis­ci­pli­na la­bo­ral y re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les, es exi­gen­te, crí­ti­co, au­to­crí­ti­co, no co­me­te ile­ga­li­da­des, se ape­ga al ju­ra­men­to rea­li­za­do co­mo pro­fe­sio­nal, no es au­sen­tis­ta y lo úni­co que con­tra­vie­ne es por al­go ajeno a su vo­lun­tad.

Jor­ge se cues­tio­na si cons­ti­tu­ye de­li­to ser una per­so­na cor­pu­len­ta y que no le con­si­de­ren su es­fuer­zo pa­ra tra­ba­jar, a fin de evi­tar que ha­ya un en­fer­me­ro me­nos en la aten­ción de los pa­cien­tes.

Asi­mis­mo, pre­gun­ta si al­gu­na nor­ma ju­rí­di­ca con­tie­ne san­ción pa­ra quien acu­de a su pues­to la­bo­ral sin uni­for­me por fal­ta del ade­cua­do a su es­ta­tu­ra y pe­so.

¿Se­rá es­te el úni­co en­fer­me­ro de ta­lla ex­tra en el sis­te­ma de sa­lud pú­bli­ca? ¿Tan di­fí­cil re­sul­ta en la pro­vin­cia apor­tar­le so­lu­ción a un pro­ble­ma que nun­ca de­bió exis­tir? | VBM

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.