Au­men­tan muer­tos por te­rre­mo­to y tsu­na­mi

Trabajadores - - INTERNACIONALES -

Al me­nos 832 per­so­nas mu­rie­ron a cau­sa de los te­rre­mo­tos y el tsu­na­mi ocu­rri­dos el vier­nes en la is­la in­do­ne­sia de Cé­le­bes.

La bús­que­da de su­per­vi­vien­tes es una ca­rre­ra con­tra el tiem­po, re­por­ta un des­pa­cho de Pren­sa La­ti­na.

“El nú­me­ro de muer­tos se­gui­rá in­cre­men­tán­do­se”, se­ña­ló Su­to­po Nu­groho, por­ta­voz de la Agen­cia Na­cio­nal de Ges­tión de De­sas­tres (BNPB), quien in­for­mó ade­más que es­te do­min­go co­men­za­ron los en­tie­rros ma­si­vos de las víc­ti­mas, pa­ra evi­tar que se pro­pa­guen en­fer­me­da­des.

Más de 36 ho­ras des­pués de la ca­tás­tro­fe los equi­pos de res­ca­te no han con­se­gui­do lle­gar a to­das las lo­ca­li­da­des afec­ta­das, don­de se te­me que aún ha­ya mu­chas per­so­nas atra­pa­das ba­jo el lo­do y los es­com­bros.

El da­ño en el área fue ex­ten­so —afir­mó el fun­cio­na­rio de la BNPB— con mi­les de ca­sas, hos­pi­ta­les, cen­tros co­mer­cia­les y ho­te­les co­lap­sa­dos, un puen­te de 250 me­tros de lar­go que­dó des­trui­do y la ca­rre­te­ra prin­ci­pal a Pa­lu, una ciu­dad de 350 mil ha­bi­tan­tes, es­tá cor­ta­da de­bi­do a un des­li­za­mien­to de tie­rra.

El lu­gar del desas­tre se­guía sin elec­tri­ci­dad y las re­des de te­le­fo­nía mó­vil fun­cio­nan de for­ma in­ter­mi­ten­te.

El vo­ce­ro apun­tó que aún se des­co­no­ce el pa­ra­de­ro de cien­tos de per­so­nas que par­ti­ci­pa­ban en un fes­ti­val en una pla­ya de Pa­lu, cuan­do se sus­ci­tó la ola gi­gan­te, que se des­en­ca­de­nó co­mo con­se­cuen­cia del mo­vi­mien­to te­lú­ri­co.

En­tre los des­apa­re­ci­dos hay va­rios ex­tran­je­ros, de ellos tres fran­ce­ses, aun­que es­ta is­la no es un gran des­tino tu­rís­ti­co, a di­fe­ren­cia de Ba­li o Lom­bok.

En cuan­to al tsu­na­mi, el vo­ce­ro la­men­tó que no fun­cio­na­ra ade­cua­da­men­te el sis­te­ma de aler­ta. “No hu­bo nin­gu­na si­re­na. Mu­chas per­so­nas no eran cons­cien­tes del pe­li­gro”, agre­gó.

El pre­si­den­te in­do­ne­sio, Jo­ko Wi­do­do, vi­si­tó la ciu­dad de Pa­lu y allí re­co­rrió al­gu­nos de los re­fu­gios don­de son al­ber­ga­dos cer­ca de 17 mil per­so­nas.

El go­ber­nan­te pi­dió a los su­per­vi­vien­tes que sean pa­cien­tes mien­tras es­pe­ran que se dis­tri­bu­ya la ayu­da, ya que to­ma­ría una se­ma­na pre­pa­rar el ae­ro­puer­to pa­ra que los avio­nes que lle­van los su­mi­nis­tros pue­dan ate­rri­zar de ma­ne­ra se­gu­ra, re­por­ta la agen­cia de no­ti­cias An­ta­ra.

Pa­ra las la­bo­res de res­ca­te y ayu­da hu­ma­ni­ta­ria, el Go­bierno afir­ma te­ner lis­tos 560 mil mi­llo­nes de ru­pias (unos 37,5 mi­llo­nes de dó­la­res), pa­ra pro­por­cio­nar ayu­da, se­gún anun­ció la mi­nis­tra de Fi­nan­zas Sri Mul­ya­ni In­dra­wa­ti.

Ca­da año unos 7 mil mo­vi­mien­tos te­lú­ri­cos de di­ver­sa in­ten­si­dad ocu­rren en In­do­ne­sia, un ar­chi­pié­la­go de 17 mil is­las lo­ca­li­za­das so­bre el Ani­llo de Fue­go del Pa­cí­fi­co, una zo­na de gran ac­ti­vi­dad sís­mi­ca y vol­cá­ni­ca.

La na­ción asiá­ti­ca aún se re­cu­pe­ra de una se­rie de tem­blo­res que en ju­lio y agos­to pro­vo­ca­ron la muer­te de unas 500 per­so­nas en la is­la tu­rís­ti­ca de Lom­bok, si­tua­da a cien­tos de ki­ló­me­tros al su­does­te de Cé­le­bes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.