TANYA DÍAZ

A la moda - - Life Style -

ENCONTRÓ SU CA­MINO PRO­FE­SIO­NAL EN UN MUN­DO QUE HA SI­DO DEFINIDO CA­SI SIEMPRE POR LOS HOM­BRES: EL DE LOS BIENES RAÍCES. EN ES­TE, NO SO­LO SE HA DESARROLLADO A TRA­VÉS DE UN AM­BIEN­TE DE NE­GO­CIOS, TAMBIÉN LE HA SERVIDO PARA INNOVAR, OFRECER NUEVAS IDEAS CON UN TO­QUE PER­SO­NAL QUE LA DIS­TIN­GUE. ESTA MUJER A LA MODA NOS HA IN­VI­TA­DO A CO­NO­CER UN PO­CO MÁS DE UN MUN­DO EN EL QUE POR LO GE­NE­RAL NO NOS INVOLUCRAMOS, PE­RO QUE

ELLA DO­MI­NA MUY DE CERCA. NOS ABRE LAS PUER­TAS DE SU UNIVERSO DON­DE SE COM­BI­NA LA

PASIÓN PRO­FE­SIO­NAL Y EL PODER FEMENINO.

Cuen­ta Tanya que comenzó a tra­ba­jar en el mun­do de los bienes raíces prácticamente de ca­sua­li­dad. Era el año 1998, te­nía a su hi­ja de seis me­ses y aca­ba­ba de ce­rrar una tien­da de ro­pa femenina. Su padre ven­dió su ca­sa a tra­vés de Re­max y le su­gi­rió in­ten­tar con ese tra­ba­jo. “Lla­mé, me en­tre­vis­té y co­men­cé. El res­to es historia. ¡Aquí es­ta­mos!”

¿CONSIDERAS QUE LOS BIENES RAÍCES ES UN MUN­DO DOMINADO POR HOM­BRES?

El mun­do es­tá dominado por hom­bres y es­te ne­go­cio no es me­nos, pe­ro ca­da día hay más mujeres con ro­les protagónicos en el mis­mo y po­co a po­co nos es­ta­mos des­ta­can­do.

¿CÓ­MO HAS LO­GRA­DO MAR­CAR LA DIFERENCIA, SIEN­DO UNA MUJER EN ES­TE TI­PO DE NE­GO­CIOS? Tra­ba­jan­do du­rí­si­mo, sin des­can­so, en­fo­ca­da, de­ci­di­da y apren­dien­do a ha­blar el len­gua­je de los ne­go­cios con los

hom­bres, manteniendo una ac­ti­tud pro­fe­sio­nal to­do el tiem­po, dan­do ser­vi­cio, aportando ca­li­dad a lo que ha­go para te­ner los mejores re­sul­ta­dos. Aun­que ha­ble desde mi punto de vis­ta, creo que es­tos prin­ci­pios pue­den apli­car­se a cual­quier carrera.

¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES DESA­RRO­LLAR UN ESTILO EN ES­TE TI­PO DE NE­GO­CIO?

Pien­so que todos tenemos un estilo propio, el mío es na­tu­ral, llano, sin po­ses, lo que ves es lo que hay y eso lo pro­yec­to sin que­rer, el re­sul­ta­do es que la gen­te hace em­pa­tía con­mi­go, le ins­pi­ro con­fian­za, y en es­te ne­go­cio si tu clien­te no con­fía en ti, no vas para nin­gu­na parte. En términos de moda me iden­ti­fi­co mu­chí­si­mo con Ca­ro­li­na Herrera, creo que tie­ne la ima­gen per­fec­ta de ele­gan­cia, so­brie­dad y li­ge­re­za com­bi­na­das.

AÚN EN EL NE­GO­CIO, HAS DE­CI­DI­DO EMPRENDER TU PRO­PIA VISIÓN ¿QUÉ TE MOTIVÓ? Es que me encanta innovar, se me da muy fácil crear, con­cep­tos, ideas. Leo mu­cho, in­ves­ti­go mu­cho, he he­cho hace años lo que otros es­tán em­pe­zan­do a hacer ahora y ya voy por otra co­sa.

¿CÓ­MO TE SUR­GE LA IDEA DE “OPEN DOOR”, LA APLICACIÓN QUE HAS CREA­DO? ¡Es la ni­ña di­gi­tal de mis ojos! Fue to­da una ex­pe­rien­cia, ca­si tres años en el pro­ce­so. To­do sur­gió por­que para mí es una pasión innovar, y me di cuen­ta de que en el mer­ca­do no exis­tían apli­ca­cio­nes com­ple­tas para los usua­rios, que les per­mi­tie­ra con­se­guir in­for­ma­ción in­me­dia­ta de sus ne­ce­si­da­des in­mo­bi­lia­rias jus­to en la pal­ma de su mano. Con “Open Door” pue­des bus­car pro­pie­da­des, po­ner tus pro­pie­da­des en ven­ta, cal­cu­lar tu prés­ta­mo, so­li­ci­tar­lo así como so­li­ci­tar ta­sa­cio­nes, po­ner­te en con­tac­to di­rec­to con­mi­go, se­guir­me en mis re­des y anun­ciar­te. Es una he­rra­mien­ta muy com­ple­ta y de la que me siento muy or­gu­llo­sa, mo­des­tia apar­te.

¿QUÉ LE RECOMENDARÍAS A UNA MUJER QUE DESEA COMPRAR SU PRI­ME­RA PROPIEDAD? Lo pri­me­ro es que de­be te­ner aho­rros, cier­ta can­ti­dad que le permita dar el avan­ce o el ini­cial. Si va a comprar con fi­nan­cia­mien­to hi­po­te­ca­rio, de­be hacerse de­pu­rar pri­me­ro para sa­ber qué tan­to le puede pres­tar el ban­co y lue­go en­ton­ces lan­zar­se a la ta­rea de bus­car la propiedad que quie­re. In­ver­tir en in­mue­bles es uno de los ne­go­cios más lu­cra­ti­vos en la historia fi­nan­cie­ra, si se hace co­rrec­ta­men­te.

ESCRIBE: REDACCIÓN A LA MODA FOTOS: JULIO CÉSAR PEÑA MAQUILLAJE: INDIRA SÁNCHEZ

EN CUESTIÓN DE ESTILO, SI AL MÍO TENDRÍA QUE DARLE UN NOMBRE, SE­RÍA “EJECUTIVOCHIC”, ME GUS­TA LA RO­PA JU­VE­NIL, ALEGRE, PE­RO A LA VEZ ELEGANTE. OBVIAMENTE, HAY CÓDIGOS DE VES­TI­MEN­TA QUE SIGO, CE­RO ESCOTES, CE­RO RO­PA CEÑIDA, SOY MÁS BIEN DE ENTALLE CÓMODO, PULCRITUD AN­TE TO­DO. TAMBIÉN SOY MU­CHO DE FAL­DAS Y VES­TI­DOS ¡ME ENCANTAN!

DOS CO­SAS ME APASIONAN DE MI CARRERA: UNA ES LA CAP­TA­CIÓN DE PRO­PIE­DA­DES,

Y LA SEGUNDA ES LA NEGOCIACIÓN, ME ENCANTA LA PUJA, LO­GRAR UN PRECIO ADECUADO PARA TO­DAS LAS PARTES, VER LA SA­TIS­FAC­CIÓN DE MIS CLIEN­TES, VER QUE TODOS QUEDARON CONTENTOS Y QUE

VALORAN MI ESFUERZO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.