MA­RIE­LA DUAR­TE

A la moda - - Interior Referentes -

HA RES­PON­DI­DO AL AR­TE CO­MO ME­DIO DE EX­PRE­SIÓN. PIN­TU­RA, DAN­ZA, CAN­TO, TE­LE­VI­SIÓN, EX­PRE­SIO­NES QUE LE HAN SER­VI­DO PA­RA CA­NA­LI­ZAR SU TA­LEN­TO Y PO­NER MA­NOS A LA OBRA A TRA­VÉS DE CO­SAS QUE LA INS­PI­RAN Y LA AYU­DAN A CONS­TRUIR UNA CA­RRE­RA QUE SE VA DE­FI­NIEN­DO ÚNI­CA Y SE ALE­JA DE LOS ES­TE­REO­TI­POS. EL SEC­TOR TU­RIS­MO LE HA ABIER­TO LAS PUER­TAS PA­RA CO­MU­NI­CAR­LE AL MUN­DO LAS BE­LLE­ZAS QUE HA­CEN DE NUES­TRO PAÍS UNO MUY ES­PE­CIAL, Y A LA PAR DE­JA SU HUE­LLA CON PRO­YEC­TOS PER­SO­NA­LES CON TO­QUE DE HU­MOR.

ES­CRI­BE: RE­DAC­CIÓN A LA MO­DA • FO­TOS: CÉ­SAR SÁN­CHEZ

• MA­QUI­LLA­JE: IN­DI­RA SÁN­CHEZ • LO­CA­CIÓN: HO­TEL IN­TER­CON­TI­NEN­TAL de la pu­bli­ci­dad y las ar­tes. El me­dio es­ta cam­bian­do y el po­der de las re­des es tan­to, que el rol de un co­mu­ni­ca­dor se ha ter­gi­ver­sa­do ba­sán­do­se en lo su­per­fi­cial. Ini­cié pro­du­cien­do y con­du­cien­do ra­dio. Ac­tual­men­te, ade­más de la lo­cu­ción, tam­bién es­toy ha­cien­do TV co­mo ta­len­to y pro­duc­to­ra de Ca­rib­bean Tra­ve­ling Net­work (CTN). La co­mu­ni­ca­ción, co­mo en el ar­te, es una mez­cla ma­ra­vi­llo­sa, una pla­ta­for­ma pa­ra los cu­rio­sos y los que aman el po­der de las palabras…

Na­cí sien­do ar­tis­ta. Me desa­rro­llé des­de pe­que­ña en la pin­tu­ra y en la dan­za y lue­go me in­cli­né por la pu­bli­ci­dad. No re­cuer­do te­ner un sue­ño o una me­ta co­mo pre­fe­ren­cia por­que mi cu­rio­si­dad siem­pre me ha man­te­ni­do ha­cien­do mu­chas co­sas, pero mi an­he­lo es ser un ins­tru­men­to de ins­pi­ra­ción y que todo lo que ha­ga con mi tra­ba­jo im­pac­te po­si­ti­va­men­te y sea un apor­te pa­ra la sociedad.

Creo que el em­po­de­ra­mien­to ha for­ma­do a mu­chas mu­je­res pre­pa­ra­das, con la co­ra­za de trans­for­mar el me­dio, pero eso en es­te tiem­po no es tra­ba­jo fá­cil ya que nos en­con­tra­mos en una era don­de la ca­pa­ci­dad se mi­de a tra­vés de un “li­ke”, ser in­fluen­cia­dor a tra­vés de los se­gui­do­res y en esa reali­dad se es­tá ba­san­do to­da estrategia

Ha­cer TV, la par­te más se­ria, con­lle­va cier­ta res­pon­sa­bi­li­dad y res­pe­to al me­dio en que me desen­vuel­vo. He apren­di­do mu­chí­si­mo y tra­ba­jar en tu­ris­mo me ha per­mi­ti­do co­no­cer otras cul­tu­ras y pre­sen­tar la nues­tra. Aho­ra bien, #la­je­vaen­mi­li­bre­ta es mi par­te sin­ver­güen­za, al­go así co­mo “la ho­ra del re­creo” y me en­can­ta por­que el tiem­po que to­mo pa­ra ilus­trar me ha­ce reír, me en­tre­tie­ne y po­ne en for­ma mi par­te crea­ti­va.

Pres­ta­mos más aten­ción a lo que no te­ne­mos que a lo que te­ne­mos. Lo te­ne­mos todo, so­lo que hay co­sas que que­re­mos y to­da­vía no te­ne­mos… Com­pli­ca­do, ¿no? He apren­di­do que la vi­da es balance y que todo tie­ne su tiem­po pa­ra ocu­rrir, mien­tras eso pa­sa, pres­to aten­ción en lo que ten­go. Ca­da día es úni­co e irre­pe­ti­ble y te­ne­mos que de­jar de mi­rar las co­sas que tie­ne el de al la­do. La vi­da es un re­ga­lo pre­cio­so y el presente es la opor­tu­ni­dad de vi­vir sin pro­duc­ción al­gu­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.