ca­li­dez ur­ba­na

El tí­tu­lo es el nom­bre de es­te pro­yec­to des­cri­to por su crea­do­ra co­mo un oa­sis ubi­ca­do en el cen­tro de la ciu­dad, don­de rei­na la ar­mo­nía y el so­sie­go. Es un di­se­ño que lo­gra re­fle­jar una his­to­ria, un am­bien­te ho­ga­re­ño y a la vez fun­cio­nal, que no mo­di­fi­ca

Aldaba - - MORADAS CON ENCANTO - Coor­di­na­ción: Ma­ría isa­bel Ma­tos Fo­tos: Harold Lam­ber­tus

De­fi­ni­ti­va­men­te, “Ca­li­dez Ur­ba­na” es el re­fle­jo de un hom­bre y sus in­tere­ses en crear un ho­gar ci­ta­dino que fu­sio­na lo me­jor de sus orí­ge­nes; es un ho­gar que evo­ca el en­can­to del in­te­rior de nues­tro país, la esen­cia de lo cam­pes­tre y lo te­rre­nal, fu­sio­na­do a lo ur­bano. Es­ta re­si­den­cia res­pon­de a ca­da una de las ne­ce­si­da­des de sus ha­bi­tan­tes, man­te­nien­do la so­brie­dad y la ele­gan­cia de los to­nos neu­tros, re­sal­ta­dos con de­ta­lles en co­lo­res vi­bran­tes. To­do es­to lo des­cri­be Ma­ría Ga­brie­la Men­do­za Báez, la di­se­ña­do­ra y de­co­ra­do­ra ar­qui­tec­tó­ni­ca res­pon­sa­ble de es­te pro­yec­to, ubi­ca­do en una de las zo­nas más ex­clu­si­vas de la ciu­dad de San­to Do­min­go.

Un re­co­rri­do por la ca­sa ini­cia en el pa­si­llo, “un es­pa­cio de tran­si­ción. Es un área que pue­de re­sul­tar mo­nó­to­na. En es­te ca­so, sien­do es­te la tran­si­ción en­tre el co­me­dor y la sa­la, ne­ce­si­ta­ba de un buen di­se­ño y al­go de dra­ma­tis­mo pa­ra generar ar­mo­nía; al ser la ma­de­ra uno de los ma­te­ria­les fa­vo­ri­tos del pro­pie­ta­rio de es­te pro­yec­to,

Se tra­ba­jó con to­na­li­da­des neu­tras, y so­bre ellas se agre­ga­ron acen­tos en to­nos vi­bran­tes, con el fin de generar una mo­ra­da ener­gi­zan­te y aco­ge­do­ra, cu­yos es­pa­cios no es­tu­vie­ran abru­ma­dos ni car­ga­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.