BAL­CÓN “HAPPY CHIC”

Un es­pa­cio que in­vi­ta a la re­la­ja­ción y na­tu­ra­le­za, ubi­ca­do en al­to ni­vel y en el po­lí­gono cen­tral de la ciu­dad de San­to Do­min­go.

Aldaba - - BALCÓN EXTERIORES - Tex­to: Mau­reen Hein­sen / Fo­tos: De­nis­se Mo­ra­les De­co­ra­do­ra: Mau­reen Hein­sen

En tiem­pos ac­tua­les, y con la aje­trea­da vi­da de la ciu­dad, to­dos año­ra­mos lle­gar a nues­tro ho­gar y en­con­trar ese es­pa­cio de re­la­ja­ción y con­tac­to con la na­tu­ra­le­za. En es­te bal­cón qui­si­mos crear un es­pa­cio con ver­des in­te­gra­dos, co­lor y fi­bras na­tu­ra­les al igual que re­uti­li­zar al­gu­nos ele­men­tos del an­te­rior ho­gar. El re­sul­ta­do es es­te pre­cio­so es­pa­cio ecléc­ti­co, don­de re­sal­tan to­dos y ca­da uno de los ele­men­tos que lo com­po­nen, sien­do el mu­ro de los he­le­chos “cuerno de ve­na­do” y las pie­zas en me­tal ne­gro el pun­to fo­cal que te re­ci­be. El so­fá y bu­ta­cón en fi­bra sin­té­ti­ca de ex­te­rior gris, evo­can­do el tan en boga y de vuel­ta “mim­bre”, nos lle­va a un ai­re de los 70, con un twist a lo con­tem­po­rá­neo en los es­tam­pa­dos de los te­ji­dos que

En es­te bal­cón se com­bi­nan la pa­le­ta de co­lo­res y las fi­bras na­tu­ra­les, for­man­do un es­pa­cio ver­de y fres­co con un es­ti­lo ecléc­ti­co don­de to­dos los ele­men­tos real­zan por igual, des­de la fi­bra sin­té­ti­ca que re­me­mo­ra al mim­bre has­ta los lla­ma­ti­vos “cuer­nos de ve­na­do”.

le acom­pa­ñan, los co­ji­nes en ra­yas blan­co y ne­gro, ade­más de tro­pi­ca­les ho­jas ver­des. Un dúo de me­sas de cen­tro en vi­vos co­lo­res acua­re­la, azu­les y na­ran­jas le apor­tan un shot de co­lor. Fi­na­li­zan­do es­ta com­po­si­ción, lla­ma­ti­vos oto­ma­nes de tron­cos na­tu­ra­les, los cua­les fun­gen tam­bién co­mo me­si­tas de apo­yo au­xi­lia­res y al­fom­bra pa­ra ex­te­rio­res en vi­ni­lo de obras en to­nos tie­rra. Al ex­tre­mo opues­to, mue­ble bar au­xi­liar en ma­de­ra os­cu­ra y es­pe­jos, re­uti­li­za­do, don­de cam­bián­do­le los ti­ra­do­res por unos en ce­rá­mi­ca ver­des, le di­mos ese gi­ro a lo ex­te­rior y más ca­sual. Her­mo­sa y clá­si­ca lám­pa­ra en chi­noi­se­rie azul y blan­co com­ple­men­tan es­ta pie­za al igual que acen­tos de­co­ra­ti­vos ale­gó­ri­cos al área. Im­po­nen­te y co­lo­ri­da obra del maes­tro Dio­ni­sio Blan­co, ador­nan sus pa­re­des.

En los ver­des y fo­lla­jes, un gran ár­bol de ale­lí pro­por­cio­na la som­bra y ca­li­dez que se bus­ca­ba en las ho­ras más fuer­tes que re­fle­ja el sol en es­ta área, al igual ma­ce­te­ros en co­lo­res con plan­tas

de ba­jo man­te­ni­mien­to co­mo va­rie­da­des de cac­tus y es­pá­rra­gos en los fo­lla­jes.

El bar­ci­to de es­pe­jos es un pe­que­ño mue­ble de in­te­rior re­uti­li­za­do, al que, con un cam­bio en los ti­ra­do­res, se le dio una nue­va vi­da. So­bre es­te, una lám­pa­ra chi­noi­se­rie da el to­que fres­co y jo­vial. De fon­do, una pin­tu­ra de

Dio­ni­sio Blan­co evo­ca la hol­ga­da vi­da del cam­po y

la tra­di­ción do­mi­ni­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.