Ur­ban Graf­fi­ti art mia­mi

Wyn­wood es un ba­rrio his­tó­ri­co al nor­te del cen­tro de Mia­mi, den­tro del condado de Mia­mi –Da­de, in­te­gra­do por sub­di­vi­sio­nes del Mia­mi De­sign Dis­tric, un lu­gar don­de pue­des dis­fru­tar del ar­te.

Aldaba - - SOLUCIONES EXPERTOS ORIENTAN - Di­se­ña­do­ra de In­te­rio­res/ Wed­ding De­sing and Plan­ner Ash­ley Ale­many

El ar­te co­rre por nues­tras ve­nas; ca­mi­nar y dis­fru­tar del ar­te en las ca­lles es una de­li­cia, te sir­ve co­mo fuen­te de ins­pi­ra­ción, ali­men­ta la crea­ti­vi­dad y a la vez co­no­ces y apren­des. Wyn­wood es una voz can­tan­te del ar­te en las pa­re­des y ca­lles del Mia­mi De­sign Dis­tric. Cuen­ta con gran­des ga­le­rías de ar­te, res­tau­ran­tes, ca­fés y otros ne­go­cios. Pue­des ir en fa­mi­lia o con un gru­po de ami­gos; pue­des ir de día, de tar­de o de no­che y siem­pre en­con­tra­rás al­go nue­vo y di­fe­ren­te. Un men­sa­je es­cri­to en gra­fi­ti en una pa­red o en la ace­ra pue­de cam­biar tu vi­da, ha­cer­te reír, o trans­por­tar­te a tu in­fan­cia. La mez­cla de co­lo­res, tex­tu­ras y obras de ar­tes, son ili­mi­ta­das. Pa­sear por el área, to­mar fo­tos, o dis­fru­tar de un al­muer­zo, una ce­na o unos coc­te­les siem­pre lo­gra­rán ha­cer­te fe­liz y pa­sar un mo­men­to agra­da­ble, que a la vez te nu­tre co­mo ser hu­mano. Di­fe­ren­tes ar­tis­tas,

ex­po­nen sus obras pa­ra el de­lei­te de cien­tos de tu­ris­tas na­cio­na­les co­mo in­ter­na­cio­na­les, crean­do y plas­man­do en los gran­des lien­zos co­mo mu­ra­les, pa­re­des y bas­ti­do­res. Una vi­si­ta que no de­bes de­jar de ha­cer, cuan­do vuel­vas a Mia­mi, por­que in­yec­tar nues­tra vi­da con ex­pe­rien­cias cu­li­na­rias, de ar­te, y de nue­vas me­tas, siem­pre es bueno.dar un pa­seo y leer fra­ces ins­pi­ra­do­ras siem­pre ali­men­ta­rá nues­tro ser.

Fo­tos: Ash­ley Ale­many

Un ros­tro, un lien­zo li­bre pa­ra ju­gar con el co­lor, la ra­za, los ras­gos, mar­ca­dos de for­ma ar­tís­ti­ca a tra­vés de la for­ma y la fi­gu­ra.

Si­me­tría, cu­bis­mo, lí­neas y pers­pec­ti­va se con­ju­gan en es­ta pie­za.

obra de ar­te

Re­sal­ta los de­ta­lles mí­ni­mos de la edi­fi­ca­ción y los per­so­na­jes, el uso del co­lor, las lu­ces y som­bras lo­gra­das con téc­ni­cas de pin­tu­ra acrí­li­ca, nos trans­por­ta a los tra­ba­jos in­creí­bles de acua­re­la.

Nos en­con­tra­mos con Fri­da Kah­lo, una pin­to­ra me­xi­ca­na. Su pin­tu­ra era muy per­so­nal, in­ge­nua y me­ta­fó­ri­ca. Aquí es­tá su au­to­rre­tra­to, co­lo­ri­do, pro­fun­do e inigua­la­ble. De­re­cha: un per­for­man­ce con ven­ti­la­do­res en

di­fe­ren­tes to­nos de ver­des, ju­gan­do con co­lo­res y for­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.