LU­GA­RES DE EN­CUEN­TRO

Aldaba - - ALDABA SUMARIO - Tex­to:dei­da­mia Ga­lán Fo­tos: Mar­tín Ro­drí­guez

El ar­qui­tec­to Antonio Jo­sé Be­tan­court nos ex­pli­ca so­bre la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les pu­ros pa­ra lo­grar, a tra­vés de ellos, ca­li­dez: es el ca­so de las pie­dras na­tu­ra­les, las trans­pa­ren­cias con cris­ta­les tem­pla­dos y ace­ro, y la madera co­mo uno de los más im­por­tan­tes ele­men­tos. Se tra­ta del res­tau­ran­te Sa­lao Me­lao.

Sa­lao Me­lao es un lu­gar don­de se con­ju­ga el buen am­bien­te

y la ex­qui­si­ta gas­tro­no­mía. Su pro­pie­ta­rio, Giu­lio Oli­vie­ro, a pe­sar de te­ner po­cos años en el país, es un apa­sio­na­do de la co­mi­da do­mi­ni­ca­na, por lo que él y su equi­po nos pro­po­nen

una di­ver­sa y atrac­ti­va ofer­ta pa­ra to­dos los gus­tos.

Un lu­gar pa­ra el buen disfrute gas­tro­nó­mi­co, pe­ro que ha to­ma­do en cuen­ta los de­ta­lles en su de­co­ra­ción, am­bien­te y ar­qui­tec­tu­ra, pa­ra que el visitante ten­ga una ex­pe­rien­cia in­te­gral de disfrute y sa­tis­fac­ción. Di­ri­gi­do esen­cial­men­te a un pú­bli­co adul­to con­tem­po­rá­neo, Sa­lao Me­lao, abier­to ha­ce ape­nas unos me­ses, ofre­ce una di­ver­sa va­rie­dad de op­cio­nes en su me­nú, en­tre co­mi­da internacional y crio­lla fu­sio­na­da. Ca­da uno de sus es­pa­cios po­see ele­men­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos úni­cos de su am­bien­te. Se­gún pu­di­mos ver, en el salón prin­ci­pal des­ta­can una ba­rra ilu­mi­na­da, lo cual fue lo­gra­do a tra­vés de un ma­te­rial úni­co: el ónix, se­gún nos

El ar­qui­tec­to Antonio Jo­sé Be­tan­court nos ex­pli­ca so­bre la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les pu­ros pa­ra lo­grar, a tra­vés de ellos, ca­li­dez: es el ca­so de las pie­dras na­tu­ra­les, las trans­pa­ren­cias con cris­ta­les tem­pla­dos y ace­ro, y la madera

co­mo uno de los más im­por­tan­tes ele­men­tos, así co­mo el uso de al­gu­nos mo­bi­lia­rios en­ve­je­ci­dos.

Se han apro­ve­cha­do los di­fe­ren­tes es­ti­los de lám­pa­ras co­mo ele­men­tos de­co­ra­ti­vos, crean­do un es­ti­lo más li­ge­ro, uti­li­zan­do so­lo el bom­bi­llo vin­ta­ge.

ES­PA­CIO PA­RA LA NA­TU­RA­LE­ZA En la fa­cha­da pre­do­mi­na la na­tu­ra­le­za, con la in­clu­sión de plan­tas y de­ta­lles en madera.

LOS 3 CERDITOS

Uno de los pla­tos es­tre­lla: tres mi­ni­mo­fon­gos, re­lle­nos de cer­do, uno al te­ri­ya­ki, uno pi­can­te y uno de chi­cha­rrón.

LA IN­TEN­CIÓN DE LA ILU­MI­NA­CIÓN fue crear un am­bien­te grá­cil a tra­vés de la com­bi­na­ción de lám­pa­ras col­gan­tes, en di­fe­ren­tes es­ti­los pa­ra ca­da am­bien­te, usan­do lu­ces cá­li­das y blan­cas to­tal­men­te gra­dua­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.