Trío Co­lo­ri­do

Lu­mi­no­sos, co­lo­ri­dos y per­so­na­li­za­dos son los ha­bi­tácu­los que nos trae el ar­qui­tec­to Ra­món Emi­lio Ji­mé­nez. Ca­da una de es­tas es­tan­cias cons­ta con la per­so­na­li­dad de quie­nes las ha­bi­tan, así co­mo con so­lu­cio­nes pa­ra su dia­rio vi­vir. Es­tas ha­bi­ta­cio­nes pa­sa

Aldaba - - MORADAS CON ENCANTO - Tex­to: En­ma­nuel Pe­ña Fo­tos: Ha­rold Lam­ber­tus

Ubi­ca­dos en un apar­ta­men­to en lo alto de la to­rre Due de Cam­pag­na Ri­card, es­tos apo­sen­tos son la cherry de es­ta mo­ra­da. Co­mo ha­bía­mos di­cho an­tes, es­tas pie­zas pa­san de ser sim­ples dor­mi­to­rios a ser áreas vi­vas, di­ná­mi­cas y de cons­tan­te in­ter­ac­ción. En nues­tros tiem­pos, la ha­bi­ta­ción se ha con­ver­ti­do –gra­cias a los avan­ces tec­no­ló­gi­cos– en una su­ma de los es­pa­cios de la ca­sa. La bi­blio­te­ca, la sala, el estudio... son aho­ra uno en las es­tan­cias con­tem­po­rá­neas. Los más jó­ve­nes, por ejem­plo, es­tu­dian, jue­gan, so­cia­li­zan, leen y se en­tre­tie­nen en es­te es­pa­cio en el que vi­ven y con­vi­ven. El ar­qui­tec­to Ra­món Emi­lio Ji­mé­nez Vin­cens, con su re­co­no­ci­do es­ti­lo ac­tual y no­ve­do­so, adop­ta es­ta vi­sión con­tem­po­rá­nea de las ha­bi­ta­cio­nes, por lo que se ha pro­pues­to di­se­ñar es­tos es­pa­cios de la ma­ne­ra más flui­da po­si­ble, ro­bán­do­le un po­co de pro­ta­go­nis­mo a las ca­mas y ce­dién­do­se­lo a la par­te vi­sual. To­dos es­tos es­pa­cios tie­nen en co­mún una prio­ri­za­ción de la luz, tan­to na­tu­ral co­mo ar­ti­fi­cial, así co­mo una va­rie­dad en­can­ta­do­ra de pin­tu­ras y de­más ilustraciones. Las lu­mi­na­rias van des­de una pro­pues­ta in­no­va­do­ra co­mo lo es el eri­zo de te­cho y

“Fue di­ver­ti­do y a la vez un reto”, ex­pli­ca el ar­qui­tec­to Ra­món Emi­lio Ji­mé­nez Vin­cens re­fi­rién­do­se a có­mo fue tra­ba­jar es­te pro­yec­to.

la lám­pa­ra de po­leas y trí­po­de en la ha­bi­ta­ción de los más jó­ve­nes, pa­san­do tam­bién por el chan­de­lier en­jau­la­do en una es­fe­ra me­tá­li­ca de la ha­bi­ta­ción fe­me­ni­na, hasta la so­bria y ele­gan­te lám­pa­ra de la estancia prin­ci­pal, que aún sien­do de es­ti­lo geo­mé­tri­co e industrial, guar­da una vi­sua­li­dad clá­si­ca por ser en madera acao­ba­da. Tam­bién cuen­tan con una pa­le­ta de co­lor que en­mar­ca con gra­cia y elegancia las es­tan­cias. En la ha­bi­ta­ción de los va­ro­nes se usó un es­tu­co si­mu­lan­do con­cre­to y se uti­li­zó un pa­pel de ra­fia azul. “Las pa­re­des opues­tas tie­nen co­lo­res opues­tos pa­ra crear diversidad y contraste”, ex­pli­ca Ra­món Emi­lio. En la ha­bi­ta­ción fe­me­ni­na se apli­có un co­lor sal­món te­rra­co­ta con es­tu­co per­la­do cre­ma. La estancia prin­ci­pal, más so­bria, se co­lo­có aba­jo un boi­se­rie en madera blan­ca con mol­du­ras y arri­ba pa­pel “piel de aves­truz”, el contraste vie­ne da­do por el cho­co­la­te y el blan­co vie­jo. Los co­ji­nes en es­ta ha­bi­ta­ción son de to­nos na­tu­ra­les y ma­ti­ces té­rreos pa­ra re­sal­tar la pa­le­ta de co­lor, con te­las de ti­po Ari­zo­na. Sin du­da, que­da vis­ta la maes­tría en la eje­cu­ción del di­se­ño por par­te de Ra­món Emi­lio Ji­mé­nez en es­ta mo­ra­da.

Ca­da una de las ha­bi­ta­cio­nes man­tie­nen su pro­pia iden­ti­dad y, aun­que hay una uni­dad dis­cur­si­va en el di­se­ño, pue­de ver­se la per­so­na­li­dad de ca­da ha­bi­tan­te. Es­tan­cias có­mo­das y fun­cio­na­les pa­ra el in­qui­lino mo­derno.

2) Ha­bi­ta­ción fe­me­ni­na Con co­lo­res sua­ves, pe­ro man­te­nien­do el mis­mo len­gua­je de la ha­bi­ta­ción an­te­rior y con­ser­van­do su iden­ti­dad. Las me­si­tas es­tán re­cu­bier­tas de es­pe­jos, pa­ra ali­ge­rar el di­se­ño y que no se sien­ta tan car­ga­do.

3) Ha­bi­ta­ción

prin­ci­pal El es­pa­cio de es­ta estancia es el ma­yor de to­das. Se apro­ve­cha­ron las pa­re­des pa­ra una es­pe­cie de Art Dis­play. La pa­le­ta de co­lor es clá­si­ca, va­ro­nil y no muy lla­ma­ti­va pa­ra “en­mar­car” las obras de ar­te de la ha­bi­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.