Y MA­GIA A LA ME­SA

Sa­car el la­do crea­ti­vo es­tá de mo­da, pues en es­te mon­ta­je se apos­tó a lo di­fe­ren­te y se lo­gró im­ple­men­tan­do de­ta­lles de la ma­dre na­tu­ra­le­za y or­na­men­tan­do ca­si a la per­fec­ción ca­da pie­za que se te­nía a dis­po­si­ción pa­ra al­can­zar así ar­mo­nía.

Aldaba - - ESPECIAL MESAS - Texto: Me­li­sa Gó­mez Fo­tos: Ju­lio Cé­sar Pe­ña Locación: Oliv Ho­me

Pa­ra crear es­te ca­mino de me­sa, Román to­mó unas alfombras de vinyl y mez­cló di­fe­ren­tes co­lo­res, por lo que re­sul­tó un ex­ce­len­te con­tras­te.

La crea­ti­vi­dad es­tá a la or­den del día; el asun­to es sa­ber usar­la. Por eso el mon­ta­je de me­sa ya no se li­mi­ta en po­ner to­do en sin­to­nía, sino que se pue­de ju­gar con los ele­men­tos que se tie­ne a dis­po­si­ción. Ma­ri­na Román, pro­pie­ta­ria de la tien­da Oliv y res­pon­sa­ble de es­te mon­ta­je, ma­ni­fies­ta que hay que te­ner en cuen­ta las re­glas prin­ci­pa­les, y co­mo de­be ir ca­da pie­za, ya sea ser­vi­lle­ta, cu­ber­te­ría, pla­te­ría y

cris­ta­le­ría, por­que es­tas son las que de­fi­nen el éxi­to del mon­ta­je. Pe­ro es­to no quie­re de­cir que to­do tie­ne que ser igual. Par­ti­cu­lar­men­te, a ella le gus­ta ha­cer la di­fe­ren­cia en cuan­to a mon­ta­je se re­fie­re. Di­ce que con una pe­que­ña va­ria­ción se no­ta la sin­gu­la­ri­dad, por­que to­do de­pen­de de la or­na­men­ta­ción de los uten­si­lios pa­ra que pro­por­cio­nen ele­gan­cia, ade­más de la con­ju­ga­ción de los co­lo­res y la épo­ca en la que se pre­fie­ra. En es­ta oca­sión, es­ta me­sa es­tá ins­pi­ra­da en el oto­ño, por lo tan­to, Román qui­so dar­le ese to­que tie­rra que ca­rac­te­ri­za al Ca­ri­be, e im­preg­nar un po­co de ro­man­ti­cis­mo. Otro pun­to que trae a co­la­ción, es que no le gus­ta uti­li­zar man­te­les por­que con­si­de­ra que le qui­ta el pro­ta­go­nis­mo a los de­más ele­men­tos, pe­ro re­sal­ta que, a me­nos que la me­sa ten­ga al­gún des­per­fec­to, es pre­fe­ri­ble ha­cer uso de es­te. Asi­mis­mo, ex­pre­sa que en es­te mon­ta­je ca­da de­ta­lle cuen­ta: “Las flo­res, los can­de­la­bros y la ma­de­ra son pro­duc­tos que siem­pre ten­go, por­que te per­mi­ten crear cual­quier am­bien­ta­ción en una me­sa, en un abrir y ce­rrar de ojos”.

"Com­bi­na­mos di­fe­ren­tes va­ji­llas y man­te­les in­di­vi­dua­les, igual­men­te con las co­pas, pa­ra que hi­cie­ran ese con­tras­te que, co­mo po­de­mos ob­ser­var, ha­cen los to­nos do­ra­do y pla­tea­do".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.