¿Qué ha­ce del ace­ro el ma­te­rial del fu­tu­ro?

es­de mo­bi­lia­rio pa­ra ofi­ci­nas, as­ta es­truc­tu­ras pa­ra tec os y au­tos. a er­sa­ti­li­dad y re­sis­ten­cia del ace­ro lo ace un ma­te­rial tan de­man­da­do.

Construir Rep. Dominicana - - MATERIALES - Por: Karina Ce­di­llos, pe­rio­dis­ta | karina.ce­di­llos@gru­po­cer­ca.com Co­la­bo­ra: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des.

El ace­ro es un ma­te­rial re­sis­ten­te que tra­di­cio­nal­men­te se uti­li­za en los cam­pos de ar­qui­tec­tu­ra y cons­truc­ción pa­ra rea­li­zar obras co­mo puen­tes, fá­bri­cas, ca­sas edi­fi­cios co­mer­cia­les hos­pi­ta­les, etc.

De acuer­do a Ste­ven Ro­drí­guez, ase­sor téc­ni­co de ven­tas de Ace­ros Monge S.A. en el mer­ca­do se pue­den encontrar di­ver­sos ti­pos de ace­ro, el SAE 1020, ace­ro SAE 1045, y el Ace- ro SAE 4140, que son uti­li­za­dos pa­ra ma­qui­na­do de pie­zas in­dus­tria­les co­mo ejes, ba­rras de trans­mi­sión, per­nos, etc.

Los ace­ros inoxi­da­bles AISI 430, AISI 304, AISI 316 L, son de al­ta re­sis­ten­cia a la co­rro­sión, unos más re­sis­ten­tes que otros y sus usos de­pen­den del am­bien­te y la ope­ra­ción en que va­yan a ser usa­dos.

Por su par­te los ASTM A 36 son los del ti­po más co­mún y son uti­li­za­dos en la cons­truc- ción, tie­ne una al­ta re­sis­ten­cia y fuer­za, y es muy ver­sá­til a la ho­ra de ma­ni­pu­lar y sol­dar. Los ASTM A 500, son mu­cho más fuer­tes y son des­ti­na­dos pa­ra usos es­truc­tu­ra­les en la pro­duc­ción de vi­gas y lá­mi­nas pa­ra la cons­truc­ción de edi­fi cios de un al­to ni­vel.

Sin em­bar­go, es­te ele­men­to tam­bién po­see usos al­ter­na­ti­vos, un ejem­plo es que se im­ple­men­ta co­mo com­po­nen­te es­té­ti­co en am­bien­tes tan­to in­te­rio­res co­mo ex­te­rio­res, en de­co­ra­ti­vos o aca­ba­dos.

“Hoy en día el ace­ro es muy uti­li­za­do en prác­ti­ca­men­te to­da obra me­nor, des­de mo ilia­rio pa­ra ofi­ci­nas o ar e in­dus­tria, in­clu­si­ve en las mis­mas vi­vien­das nor­ma­les don­de se uti­li­za­ba mu­cha ma­de­ra, hoy ve­mos co­mo el ace­ro se usa más y más. Es­to se ha da­do por la pro­tec­ción al me­dio am­bien­te y se ha de­ja­do de usar ma­de­ra y otros ma­te­ria-

les de deforestación”, ex­pre­sa Ro­drí­guez.

El ace­ro se cla­si­fi­ca en dos ca­te­go­rías: ace­ros lar­gos y ace­ros pla­nos es­ta cla­si­fi­ca ción se ba­sa en la na­tu­ra­le­za de la ma­te­ria pri­ma con la cual se fa­bri­can, se­gún ex­pli­ca el n Gus­ta­vo Es ui­vel re­pre sen­tan­te de Ace­ros Abo­nos Agro en Cos­ta Ri­ca.

Los lar­gos se fa­bri­can a par­tir de pa­lan ui­lla e in­clu en pro duc­tos co­mo va­ri­lla, án­gu­los, pla­ti­nas o tre­fi­la­dos alam res cla­vos, ma­llas). Mien­tras que los pla­nos se pro­du­cen a par­tir de planc as ue pa­san a ser o i nas de a se o tie­nen pro­duc tos co­mo lá­mi­nas pa­ra te­cho, per­ling y tu­be­rías, en­tre otros.

Re­ci­cla­je ofre­ce un nue­vo pro­duc­to

Su ver­sa­ti­li­dad y ca­pa­ci­dad pa­ra re­ci­clar­se lo ace un ma te­rial ami­ga­ble con el me­dio am ien­te pues aci­li­ta la po si ili­dad de a ri­car­se un pro duc­to nue­vo a ase de otro an ti­guo. En re­la­ción a lo an­te­rior, la em­pre­sa co­lom­bia­na Stahl In­ge­nie­ría, se­ña­la que “des­de 1900 se es­ti­ma que se han re­ci­cla­do en el mun­do 22.000 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ace ro y ac­tual­men­te se re­ci­clan en nues­tro pla­ne­ta as­ta to­ne la­das de ace­ro ca­da se­gun­do, pa­ra un to­tal anual de mi llo­nes de to­ne­la­das”.

Es­te ma­te­rial pro­ce­de de pro­duc­tos a ri­ca­dos con ace ro ue lle an al fi­nal de su ci­clo de vi­da ace­ro de la cons­truc ción ve cu­los ar­cos elec tro­do­més­ti­cos y en­va­ses.

Gra­cias al pro­ce­so de re­ci cla­je, cuan­do un pro­duc­to de ace­ro ha cum­pli­do con su vi­da til tie­ne la ven­ta a de con­ver tir­se en uno nue­vo a tra­vés de la in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca, sin per­der su ca­li­dad.

Vuel­ve a la vi­da pa­ra trans for­mar­se de nue­vo en par­te de un au­to­mó­vil, de una vi­ga de un edi­fi­cio de una la­va­do ra, de una bi­ci­cle­ta, en una la­ta en un clip en una cuc a ra, en un tor­ni­llo, etc.”, des­ta­ca la em­pre­sa.

tro da­to re­le­van­te con res pec­to a es­te te­ma se re­ve­ló en el n or­me so re el eci cla­je del Ace­ro en la In­dus­tria Si­de­rur­gi­ca Es­pa­ño­la, don­de se se­ña­la que el ace­ro es el ma­te­rial del fu­tu­ro de­bi­do a sus pro­pie­da­des efi­cien­tes al ser el ma­te­rial que más se re­ci­cla don­de el ci­clo es con ti­nuo no tie­ne fin

Asi­mis­mo las com­pa­ñías que pro­du­cen ele­men­tos de ace­ro po­nen es­pe­cial cui­da­do en la fa­bri­ca­ción de es­tos.

Tras­for­ma­ción de la in­dus­tria

La in­dus­tria se ha di­ri­gi­do prin­ci­pal­men­te al desa­rro­llo de ace­ros m s re­sis­ten­tes li e ros. “La in­dus­tria del ace­ro se en oca con mi­ra­da en el utu ro, en la pro­duc­ción con me­nor con­su­mo de re­cur­sos y con me­nor im­pac­to en el me­dio am­bien­te”, ex­pli­ca Be­rro­cal.

Por otra par­te es im­por­tan te re­sal­tar que ac­tual­men­te la in­dus­tria del ace­ro se a uni ver­sa­li­za­do, pues ca­da vez se uti­li­za en más pro­ce­sos que ha­ce dé­ca­das de­bi­do a que la glo­ba­li­za­ción y la tec­no­lo­gía han bo­rra­do las fron­te­ras que an­tes exis­tían, pa­san­do de ser un ma­te­rial m s en la cons truc­ción, a ser la ma­te­ria pri­ma de pe­so.

El fac­tor de la glo­ba­li­za­ción tam i n per­mi­te te­ner al al can­ce ace­ros en cum­pli­mien­to con to­dos los est nda­res in­ter na­cio­na­les.

Creo ue el ace­ro a al­can za­do un al­to ni­vel lo veo en fo­cán­do­se un po­co más en los di­fe­ren­tes aca­ba­dos y usos más ar­qui­tec­tó­ni­cos, ya que en la par­te de cons­truc­ción y es­truc­tu­ras a est mu po­si cio­na­do fi­na­li­za odr uez

Cortesía: Ace­ros Abo­nos Agro

Cortesía: Ace­ros Ar­ce­lor Mit­tal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.