His­to­ria con­tro­ver­sial

Aún des­pués de que el ban­co Bar­clays cre­ció, se man­tu­vo la cos­tum­bre de que sus prin­ci­pa­les eje­cu­ti­vos fue­ran los des­cen­dien­tes de esas fa­mi­lias

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias - gvol­mar@dia­rio­li­bre.com Global y Va­ria­ble Gus­ta­vo Vol­mar

Ame­dia­dos del si­glo pa­sa­do los ban­cos in­gle­ses eran con­si­de­ra­dos co­mo los más pro­fe­sio­na­les. Con­tri­buía a esa per­cep­ción su ape­go a prác­ti­cas tra­di­cio­na­les, en un am­bien­te de tra­di­ción, dis­cre­ción y res­pe­to. Cua­tro ban­cos do­mi­na­ban el pa­no­ra­ma en ese en­ton­ces: el Mid­land, el Lloyds, el Na­tio­nal West­mins­ter y el Bar­clays. El pri­me­ro es aho­ra par­te del HSBC y los otros tres per­sis­ten. De to­dos ellos el más co­no­ci­do aquí es el Bar­clays, el cual ha par­ti­ci­pa­do en transac­cio­nes de nues­tra deu­da y ope­ra en más de 40 paí­ses con 130,000 em­plea­dos. Y es el Bar­clays el que ha si­do más con­tro­ver­sial.

Fue fun­da­do en 1896 por la fu­sión de un gru­po de ban­cos cu­yos pro­pie­ta­rios es­ta­ban uni­dos por un víncu­lo re­li­gio­so. Las fa­mi­lias fun­da­do­ras te­nían ape­lli­dos co­mo Be­van, See­bohm, Gur­ney, Bar­clay, Tu­ke, Trit­ton y Be­ning, y al­gu­nas de sus for­tu­nas pro­vi­nie­ron del trá­fi­co de es­cla­vos al nue­vo mun­do. Aún des­pués de que el ban­co cre­ció, se man­tu­vo la cos­tum­bre de que sus prin­ci­pa­les eje­cu­ti­vos fue­ran los des­cen­dien­tes de esas fa­mi­lias. Uno de ellos, por ejem­plo, fue Do­nald Tusk, que lo pre­si­dió en­tre 1973 y 1981, cu­yo pa­dre y abue­lo tam­bién ha­bían si­do pre­si­den­tes del ban­co.

Esa es­truc­tu­ra di­rec­ti­va, si­mi­lar en cier­to sen­ti­do a las mo­nar­quías ára­bes del Me­dio Orien­te, se com­bi­nó con una dis­po­si­ción de ha­cer ne­go­cios sin mu­chas tra­bas éti­cas, pues­ta de re­lie­ve por sus ope­ra­cio­nes en Áfri­ca del Sur, a cu­yo go­bierno se­gre­ga­cio­nis­ta com­pra­ba bo­nos con los que és­te ad­qui­ría ar­mas. No es de ex­tra­ñar, por lo tan­to, que en el 1979 fue­ra el ban­co más ren­ta­ble del mun­do, con ga­nan­cias su­pe­rio­res a las de Ci­ti­bank y el Ban­co de Amé­ri­ca, y el do­ble de las del Cha­se.

Más re­cien­te­men­te, Bar­clays ha si­do acu­sa­do de par­ti­ci­par en es­que­mas de la­va­do de ac­ti­vos y eva­sión tri­bu­ta­ria, pe­ro su más no­to­ria ac­tua­ción fue en la ma­ni­pu­la­ción de las ta­sas Li­bor y Eu­ri­bor que sir­ven de re­fe­ren­cia pa­ra las transac­cio­nes fi­nan­cie­ras. 

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.