El Mon­ta­ña en rui­nas y en­deu­da­do

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias - Ta­nia Molina Re­dac­to­ra Se­nior

El ho­tel es­ta­tal, ubi­ca­do en Ja­ra­ba­coa y cons­trui­do en 1949, es pre­sa del de­te­rio­ro,y sus sa­lo­nes, que an­tes alo­ja­ron dis­tin­gui­dos hués­pe­des, hoy son una gran­ja don­de se crían ga­lli­nas y pa­tos. Pe­se a que lle­va años aban­do­na­do, el ho­tel arras­tra una deu­da de más de RD$100.0 mi­llo­nes, fru­to de un arren­da­mien­to que se anu­ló JA­RA­BA­COA. En me­dio de las mon­ta­ñas y el cli­ma tem­pla­do de Ja­ra­ba­coa, una edi­fi­ca­ción se re­sis­te a per­der el es­plen­dor con que se eri­gió ha­ce ya 68 años. Los de­ta­lles en cao­ba que le ador­nan prue­ban del gla­mour que ca­rac­te­ri­zó sus años mo­zos e in­ten­tan man­te­ner­se in­mu­nes al de­te­rio­ro que afec­ta al­gu­nas de sus es­truc­tu­ras.

Es el ho­tel Mon­ta­ña, inau­gu­ra­do el 13 de agos­to del 1949, du­ran­te la dic­ta­du­ra de Ra­fael Leó­ni­das Tru­ji­llo Molina que, tras lar­gos años de de­socu­pa­ción, es­pe­ra por la in­ver­sión pú­bli­ca o pri­va­da que le de­vuel­va la es­plen­di­dez que le arre­ba­tó el aban­dono, y sal­de una deu­da de más de RD$100.0 mi­llo­nes que arras­tra de un pro­ce­so de arren­da­mien­to anu­la­do.

El ho­tel, si­tua­do en el pa­ra­je El Puerto, del mu­ni­ci­pio Ja­ra­ba­coa, pro­vin­cia La Ve­ga, tu­vo una gran aco­gi­da des­de su ini­cio. Pu­bli­ca­cio­nes de la épo­ca cuen­tan que días an­tes de su inau­gu­ra­ción ya te­nía re­ser­va­das sus 22 ha­bi­ta­cio­nes, tan­to por per­so­nal del go­bierno de en­ton­ces, co­mo por tu­ris­tas que qui­sie­ron ser tes­ti­gos del even­to.

Pe­ro las ins­ta­la­cio­nes que aco­gie­ron a dis­tin­gui­dos hués­pe­des, aho­ra só­lo sir­ven de gran­ja de ga­lli­nas y pa­tos del es­ca­so per­so­nal de se­gu­ri­dad que vi­gi­la la edi­fi­ca­ción.

La es­ce­na de pa­ti­tos na­dan­do en un es­tan­que pu­die­ra ser en­ter­ne­ce­do­ra si no se tra­ta­ra de un agua su­cia en la pis­ci­na que com­ple­men­ta­ba las atrac­cio­nes del Mon­ta­ña, cons­trui­do pa­ra se­du­cir a los aman­tes del eco­tu­ris­mo y re­cor­da­do co­mo el ni­do de amor pa­ra los re­cién ca­sa­dos en­tre las dé­ca­das de 1950 al 1970.

Eu­cli­des Sán­chez, se­na­dor de La Ve­ga, re­cuer­da que el de­cli­ve del Mon­ta­ña em­pe­zó en los años 80 por fal­ta de in­ver­sión y una ma­la ad­mi­nis­tra­ción. Su cie­rre de­fi­ni­ti­vo se pro­du­ci­ría pró­xi­mo al 1990.

Tras va­rios años de aban­dono, el ho­tel fue ob­je­to de va­rios sa­queos de mo­bi­lia­rio y par­te de sus es­truc­tu­ras y, en un in­ten­to de po­ner­lo a ope­rar nue­va vez, du­ran­te el go­bierno de Leo­nel Fer­nán­dez (2004-2008) se des­ti­na­ron unos RD$37.6 mi­llo­nes pa­ra su re­cons­truc­ción.

En 2007, la Cor­po­ra­ción de Fo­men­to de la In­dus­tria Ho­te­le­ra y Desa­rro­llo del Tu­ris­mo (Corp­ho­tels), de­pen­den­cia del Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo, en­ca­be­za­do en­ton­ces por Fé­lix Jiménez, de­ci­dió arren­dar­lo a la em­pre­sa Pa­rea­tis S.A, pro­pie­dad del em­pre­sa­rio ar­tís­ti­co Jo­sé Fé­lix Ca­bre­ra Cas­ti­llo, quien ten­dría su ad­mi­nis­tra­ción por 35 años.

A cam­bio, el em­pre­sa­rio se com­pro­me­tía a asu­mir el cos­to de ter­mi­na­ción de la re­cons­truc­ción, fi­ja­da en RD$25.7 mi­llo­nes, más una in­ver­sión adi­cio­nal de RD$67.0 mi­llo­nes pa­ra equi­pa­mien­to, se­gún el con­tra­to fir­ma­do el 7 de sep­tiem­bre de 2007.

El acuer­do in­cluía, ade­más, una in­ver­sión adi­cio­nal de RD$100.0 mi­llo­nes a par­tir del mes de abril del año 2008 y una can­ti­dad si­mi­lar a par­tir de agos­to de 2010, “pa­ra com­ple­men­tar la reha­bi­li­ta­ción del ho­tel”. El em­pre­sa­rio tam­bién de­bía pa­gar una ren­ta men­sual de US$2,000 (RD$95,600 a la ta­sa ac­tual) lue­go de 10 años de la pues­ta en ope­ra­ción, que se­ría en 2008.

Pe­ro el con­tra­to sus­ci­tó fuer­tes crí­ti­cas en la opi­nión pú­bli­ca. Una de las ra­zo­nes fue que se arren­dó sin lla­mar a con­cur­so pú­bli­co y al mar­gen de la Ley 14197, que es­ta­ble­ce que la Co­mi­sión de Re­for­ma de la Em­pre­sa Pú­bli­ca (CREP) era la úni­ca en­ti­dad en­car­ga­da (pa­ra ese mo­men­to) de con­tra­tar la ca­pi­ta­li­za­ción y/o arren­da­mien­to de los ho­te­les de Corp­ho­tels.

Las crí­ti­cas lle­va­ron el ca­so a una li­tis ju­di­cial que ter­mi­nó con una sen­ten­cia de la Se­gun­da Sa­la de la Cá­ma­ra Ci­vil y Co­mer­cial del Juz­ga­do de Pri­me­ra Ins­tan­cia del Dis­tri­to Na­cio­nal que dic­ta­mi­nó su nu­li­dad ab­so­lu­ta en 2009.

En­tre otras co­sas, el tri­bu­nal con­si­de­ró que al mo­men­to de ma­te­ria­li­zar­se el con­tra­to “se vio­len­tó sen­si­ble­men­te los prin­ci­pios de trans­pa­ren­cia en la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca”.

Ade­más de un ho­tel en aban­dono, el Es­ta­do car­ga aho­ra con una deu­da de que le exi­ge Pa­rea­tis co­mo com­pen­sa­ción por los gas­tos in­cu­rri­dos en la re­mo­de­la­ción del ho­tel. En la edi­fi­ca­ción se ob­ser­van al­gu­nos mo­bi­lia­rios de co­ci­na, ai­res acon­di­cio­na­dos, re­ves­ti­mien­to de te­cho en ma­de­ra y ver­jas de me­tal, unas ins­ta­la­das y otras api­ña­das en al­gún pa­si­llo, que se con­fun­den en­tre el su­cio ac­tual con las pie­zas ori­gi­na­les.

Bien­ve­ni­do Pé­rez, di­rec­tor del Corp­ho­tels, sos­tie­ne que a ins­tan­cias del Go­bierno tra­tan de lle­gar a un acuer­do con Ca­bre­ra pa­ra re­sar­cir­le lo in­ver­ti­do, y lue­go lla­mar a li­ci­ta­ción pa­ra arren­dar el ho­tel. Des­co­no­ce la ci­fra exac­ta de la deu­da, pe­ro sa­be que es ma­yor de RD$100.0 mi­llo­nes.

Ca­ren­cia de ha­bi­ta­cio­nes

Amos Mar­tí­nez, pre­si­den­te del Clús­ter Tu­rís­ti­co de Ja­ra­ba­coa, des­ta­ca la im­por­tan­cia de que el Mon­ta­ña vuel­va a ope­rar en un mu­ni­ci­pio que tie­ne ca­ren­cia de ha­bi­ta­cio­nes ho­te­le­ras. De­fi­ne a Ja­ra­ba­coa co­mo el pun­to más im­por­tan­te del eco­tu­ris­mo en el país.

El mu­ni­ci­pio de 673.9 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de ex­ten­sión y per­te­ne­cien­te al sis­te­ma mon­ta­ño­so de la Cor­di­lle­ra Cen­tral, tie­ne una to­po­gra­fía que lo ha­ce fa­vo­ra­ble a de­por­tes ta­les co­mo raf­ting, can­yo­ning, pa­ra­pen­te y mon­ta­ñis­mo.

Tam­bién es atrac­ti­vo pa­ra la cons­truc­ción de vi­llas co­mo se­gun­da vi­vien­da, de las que se cuen­tan unas 4,500 a la fe­cha, se­gún cálcu­los de Mar­tí­nez, quien es­ti­ma una em­pleo­ma­nía de tres per­so­nas por ca­da uni­dad.

La po­bla­ción del mu­ni­ci­pio es de 53,803 per­so­nas, con­for­me el Cen­so de 2010.

Des­pués de la agro­pe­cua­ria, el tu­ris­mo es su se­gun­da fuen­te de in­gre­sos, y mue­ve al año en­tre 350,000 a 400,000 tu­ris­tas, la mi­tad de ellos ex­tran­je­ros.

Pe­ro las ha­bi­ta­cio­nes ho­te­le­ras no pa­san de las 1,200 y re­sul­tan in­su­fi­cien­tes pa­ra un des­tino con­si­de­ra­do cu­na del eco­tu­ris­mo.

De lu­nes a jue­ves, la ocu­pa­ción es de un 25% a un 30% y los fi­nes de se­ma­na au­men­ta al 80%, pe­ro en días fe­ria­dos co­mo Se­ma­na Santa o Na­vi­dad, so­bre­pa­sa la to­ta­li­dad, ex­pli­ca Mar­tí­nez, pa­ra quien el ho­tel Mon­ta­ña es una prioridad.

“El ho­tel es un ícono de Ja­ra­ba­coa que lle­na­ría una ne­ce­si­dad sú­per im­por­tan­te y es par­te de esa his­to­ria del mu­ni­ci­pio que se de­be pre­ser­var”, in­sis­te.

Un an­fi­tea­tro

El se­na­dor Eu­cli­des Sán­chez abo­ga por una rá­pi­da in­ter­ven­ción en el ho­tel. Has­ta sus oí­dos lle­ga­ron las in­for­ma­cio­nes de que se po­dría con­vo­car a una nue­va li­ci­ta­ción, pe­ro le preo­cu­pa que las ofer­tas no sean tan abar­ca­do­ras co­mo la del em­pre­sa­rio Ca­bre­ra en 2007.

Aun­que el con­tra­to no de­ta­lla­ba el al­can­ce de la re­cons­truc­ción, el le­gis­la­dor re­fie­re que con­tem­pla­ba un an­fi­tea­tro eco­ló­gi­co, ca­ba­ñas, far­ma­cias y cen­tro de ser­vi­cios es­té­ti­cos. “Ese an­fi­tea­tro es una gran ne­ce­si­dad pa­ra el Ci­bao, que no tie­ne un lu­gar así… El eco­tu­ris­mo ne­ce­si­ta una con­tra­par­ti­da cul­tu­ral, ar­tís­ti­ca y ese an­fi­tea­tro es muy ne­ce­sa­rio”, re­cal­ca. 

400,000 Tu­ris­tas vi­si­tan el des­tino eco­tu­rís­ti­co de Ja­ra­ba­coa ca­da año. 1,200 Ha­bi­ta­cio­nes ho­te­le­ras apro­xi­ma­da­men­te tie­ne en la ac­tua­li­dad Ja­ra­ba­coa.

NEHEMÍAS ALVINO

Los pa­si­llos so­li­ta­rios y de­te­rio­ra­dos del ho­tel Mon­ta­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.