Y ca­da quien co­gió pa­ra su ca­sa...

Ca­da año los po­lí­ti­cos des­apa­re­cen an­tes...

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Deportes | Noticias Opinión Revista -

Los po­lí­ti­cos do­mi­ni­ca­nos lo­gra­ron que el Jue­ves San­to les fue­ra ade­lan­ta­do, aun­que na­die vie­ra la sol­da­des­ca ro­ma­na ni a Cris­to ca­mino del Gól­go­ta. Ma­ta­ron al Hi­jo de Dios an­tes de la fe­cha y se es­con­die­ron en su se­pul­cro, sa­bien­do que la pie­dra que lo asegura es tan gran­de y pe­sa­da que no se pue­de re­mo­ver. Des­apa­re­cie­ron tem­prano del me­dio y los muy vi­vos atri­bu­yen su au­sen­cia a una tre­gua que no se pi­dió ni se con­ce­dió.

No ha­bía gue­rra y has­ta Co­rea apla­ca su ira en es­te tiem­po. Lo del PRD no al­te­ra­ba ni preo­cu­pa­ba, por­que el PRD es el PRD. Lo del PRM tam­po­co, pues en la Es­pa­ña Bo­ba fue Es­pa­ña que se ol­vi­dó de la is­la, aun­que en­ton­ces co­mo aho­ra se di­jo que era cul­pa del tiem­po y no de Es­pa­ña.

En el PLD se per­dió el dra­ma­tis­mo des­de que le qui­ta­ron la si­re­na a la am­bu­lan­cia y no hay ne­ce­si­dad de que se le abra pa­so, pues por el mo­men­to no hay emer­gen­cia. Si es tre­gua, si es au­sen­cia ¿por qué los po­lí­ti­cos apro­ve­chan las re­des y re­co­mien­dan tem­plan­za, pru­den­cia y días de ora­ción? Cla­ro, si la gen­te se po­ne en ora­ción, ol­vi­da las ha­bi­chue­las con dul­ce y la Semana Santa les sa­le gra­tis. Con ra­zón Cris­to de­nun­ció a los fa­ri­seos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.