El res­pe­to a la ley

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Opinión -

Si es­ta is­la se hun­die­ra --no lo quie­ra Dios-- y so­lo que­da­ran las tan­tas le­yes que se pro­du­cen, cual­quier ex­tran­je­ro que vie­ra ese ca­tá­lo­go es­ta­ría au­to­ri­za­do a pen­sar que es­te era el país más or­de­na­do y ce­lo­so del cum­pli­mien­to de las nor­mas de to­do el pla­ne­ta.

Aquí te­ne­mos le­yes pa­ra to­do, pe­ro muy po­cas se cum­plen, por­que vi­vi­mos en lo que un gran ju­ris­ta lla­ma­ba nues­tra “hi­po­cre­sía le­gis­la­ti­va”, gra­cias a la cual nos sen­ti­mos sa­tis­fe­chos con te­ner la ley pe­ro no eje­cu­tar­la.

La des­gra­cia de nues­tro país es el irres­pe­to a la ley. No la cum­pli­mos los do­mi­ni­ca­nos y el ex­tran­je­ro que vie­ne tam­po­co lo ha­ce y así, nues­tro que­ri­do país es ca­da día me­nos desea­ble pa­ra vi­vir pa­ra aque­llos que res­pe­tan el or­den.

Nin­gu­na huel­ga cum­ple con los re­qui­si­tos de ley. Aquí to­do es obra de la fuer­za y del des­or­den y has­ta que no se cam­bie esa ac­ti­tud nues­tra so­cie­dad se­rá de se­gun­do or­den aun­que nos lle­ne­mos de ave­ni­das y ras­ca­cie­los del pri­mer mun­do.

To­da so­cie­dad desa­rro­lla­da se ba­sa en el or­den y en el res­pe­to a la ley. Lo de­más vie­ne por aña­di­du­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.