Lec­cio­nes del ca­so Emely a la so­cie­dad do­mi­ni­ca­na

Se de­be apro­bar el nue­vo Có­di­go Pe­nal do­mi­ni­cano

Diario Libre (Republica Dominicana) - - News - Ho­gla Ene­cia Pé­rez

SAN­TO DO­MIN­GO. El ca­so Emely Pe­gue­ro Po­lan­co ha de­ja­do gran­des lec­cio­nes pa­ra la so­cie­dad do­mi­ni­ca­na, tan­to en ma­te­ria ju­di­cial co­mo edu­ca­ti­va y so­cial.

Una de ellas es la ne­ce­si­dad de apro­bar un nue­vo Có­di­go Pe­nal que se adap­te a las reali­da­des so­cia­les no so­lo de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na sino tam­bién del mun­do. Un có­di­go que ti­pi­fi­que más de­li­tos y con­tem­ple san­cio­nes acor­des a ellos, con­si­de­ran abo­ga­dos y jue­ces.

Si bien es cier­to que el cla­mor so­cial era con­de­nar a Mar­lin Mar­tí­nez por com­pli­ci­dad en el abor­to y muer­te de la me­nor de edad, no me­nos cier­to es que so­bre la ba­se de las prue­bas apor­ta­das por la Fis­ca­lía de San Fran­cis­co de Ma­co­rís, los he­chos atri­bui­dos a la ma­dre de Mar­lon Mar­tí­nez no se con­fi­gu­ran co­mo com­pli­ci­dad sino co­mo ocul­ta­mien­to de ca­dá­ver, que en la nor­ma­ti­va pe­nal es san­cio­na­do con pe­na má­xi­ma de dos años de re­clu­sión, di­jo el tri­bu­nal que im­pu­so la pe­na.

El ca­so, des­de el pun­to de vis­ta so­cio­ló­gi­co, in­vi­ta a que se ha­gan cam­bios en có­mo la fa­mi­lia y la so­cie­dad dan res­pues­ta a las de­man­das de in­for­ma­ción y orientación de los ado­les­cen­tes, ex­pli­can los so­ció­lo­gos.

“En una si­tua­ción com­ple­ja co­mo es­ta se­ría un error cul­par el ve­re­dic­to, cul­par al Es­ta­do, cul­par al juez. No es un te­ma de cul­pa­bi­li­dad sino un te­ma de apren­di­za­je, por ejem­plo, la ne­ce­si­dad de au­nar es­fuer­zos pa­ra for­ta­le­cer el víncu­lo, in­ter­ac­ción, en los pro­ce­sos de for­ma­ción de nues­tros hi­jos”, ex­pli­có Cé­sar Cue­llo.

En tan­to que Ce­le­do­nio Ji­mé­nez ex­pli­có que exis­ten mu­chos pro­ble­mas de fon­do en la so­cie­dad do­mi­ni­ca­na re­fle­ja­dos en ese ca­so; fal­ta de se­gui­mien­to de los pa­dres a las ac­cio­nes de los hi­jos, ob­se­sión de pa­dres por que sus hi­jos no vi­van la vi­da que vi­vie­ron, las di­fe­ren­cias de cla­ses so­cia­les, je­rar­qui­za­ción de los va­lo­res fo­men­ta­dos y la au­sen­cia de la mas­cu­li­ni­dad en el ho­gar.

Los so­ció­lo­gos Cue­llo, Ji­mé­nez y Ra­fael Du­rán coin­ci­den en es­ta­ble­cer la res­pon­sa­bi­li­dad y/o com­pli­ci­dad de los pa­dres de la pa­re­ja y la co­mu­ni­dad en don­de re­si­dían en cuan­to al con­sen­ti­mien­to pa­ra la re­la­ción sen­ti­men­tal, así co­mo el no orien­tar­los en cuan­to a la se­xua­li­dad, lo cual tra­jo co­mo con­se­cuen­cia un em­ba­ra­zo no pla­ni­fi­ca­do.

Reac­ción so­cial

Con­si­de­ran re­le­van­te el in­vo­lu­cra­mien­to y de­man­da de jus­ti­cia que ha he­cho la so­cie­dad, ex­pli­can que tal reac­ción es­tu­vo acom­pa­ña­da de un te­mor a que por el po­der eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co de Mar­lin Mar­tí­nez, ella y su hi­jo re­ci­bie­ran una sen­ten­cia be­né­vo­la.

“La so­cie­dad es­tá sin­tien­do que es­tas le­yes, es­tos có­di­gos no es­tán res­pon­dien­do a las ne­ce­si­da­des de la so­cie­dad en que es­ta­mos vi­vien­do aho­ra, pe­ro hay una gran re­sis­ten­cia a mo­di­fi­car por to­das las con­si­de­ra­cio­nes y los con­flic­tos de in­tere­ses que hay de por me­dio pa­ra ac­tua­li­zar y mo­der­ni­zar es­tos có­di­gos”, ex­pre­só Cé­sar Pue­llo.

Abor­to

De igual for­ma, el te­ma del abor­to sa­lió a re­lu­cir en el ca­so, lo cual in­di­ca que las au­to­ri­da­des de­be­rán pon­de­rar ese as­pec­to pa­ra la apli­ca­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas.

In­ves­ti­ga­ción

La in­ves­ti­ga­ción pu­so en evi­den­cia las de­fi­cien­cias de la Po­li­cía Na­cio­nal y del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, en re­cons­truir los he­chos de for­ma tal que pue­dan pro­bar, más allá de to­da du­da ra­zo­na­ble y los ele­men­tos de prue­ba apor­ta­dos en el tri­bu­nal, que las co­sas ocu­rrie­ron co­mo lo plan­tea­ron, ex­pre­sa­ban abo­ga­dos en fo­ros, gru­pos y re­des so­cia­les.

El psi­quia­tra Cé­sar Me­lla cri­ti­ca que un per­so­nal de sa­lud men­tal no ha­ya eva­lua­do a Mar­lon a so­li­ci­tud de la fis­ca­lía o sus abo­ga­dos.

EDDY VITTINI

Mar­lon y Mar­lin Mar­tí­nez fue­ron con­de­na­dos a 30 y 5 años de pri­sión, res­pec­ti­va­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.