Sin no­ve­dad en el fren­te... elec­to­ral

Al elec­to­ra­do no le interesa la no­ve­dad...

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Deportes -

Una cam­pa­ña acu­só a otra de co­piar­le el pro­gra­ma de go­bierno, y la in­si­dia no lle­gó a es­car­ceo. No in­sis­tió y la de­nun­cia­da no se dio por en­te­ra­da.

Si se ob­ser­va con aten­ción la pro­pa­gan­da im­pre­sa se ten­drá que los can­di­da­tos ofre­cen lo mis­mo, e in­clu­so con igua­les tex­tos y mon­ta­jes.

En­tre pu­bli­cis­tas te veas.

En lo que se co­rri­gen y con­vo­can a la crea­ti­vi­dad y po­nen la ima­gi­na­ción al ser­vi­cio de la ori­gi­na­li­dad, hay que con­ve­nir en lo di­fí­cil de ser di­fe­ren­te. El país es el mis­mo des­de cuan­do Cu­ca, lo irre­me­dia­ble se aga­cha y so­lo sa­ca la ca­be­za en cam­pa­ña y, por si fue­ra po­co, los can­di­da­tos se re­pi­ten.

Las pa­la­bras es­tán tan gas­ta­das que uno ni las usa y otro las es­cri­be con el pre­di­ca­men­to cli­ché de que el pa­pel to­do lo aguan­ta.

Pa­ra re­ma­te, el elec­to­ra­do se interesa po­co por la no­ve­dad y a las op­cio­nes que se su­po­nen fres­cas, o al­ter­na­ti­vas, ni las mi­ran. Aun­que tam­bién ha­bría que ver, pues hay es­pe­cí­me­nes que no aguan­tan la in­tem­pe­rie y ni se tues­tan en el sol ni se hu­me­de­cen en el agua.

La se­mi­lla ca­yó en te­rreno pe­dre­go­so y, al pa­so del tiem­po, na­da de ár­bol y me­nos de fru­to. Una as­pi­ra­ción que no co­no­ce­rá Des­pa­cho. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.