Los ex­tra­di­ta­bles no can­tan po­lí­ti­ca...

Des­pués que vie­nen es cuan­do desem­bu­chan

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Deportes Noticias Opinión Revista -

Las le­yen­das ur­ba­nas in­ten­tan su co­me­ti­do, pe­ro no siem­pre lo lle­nan, aun­que no des­can­san y tra­ba­jan so­bre ho­ras. Nun­ca les afec­ta el to­que de que­da. Don­de me­jor sir­ven la me­sa y con­gre­gan más co­men­sa­les es con en­cues­tas. So­lo que la fre­cuen­cia y di­ver­si­dad de me­nús in­di­ges­tan los al­muer­zos.

Con pen­sar que dan nú­me­ros an­tes de que se reali­ce el tra­ba­jo de cam­po y se pro­ce­sen los da­tos. Y bueno que lo ha­gan, pues de­ben com­pla­cer a un pú­bli­co an­sio­so.

Igual su­ce­de con los ex­tra­di­ta­bles, de los que se es­pe­ra que can­ten La Tra­via­ta con sub­tí­tu­los, y se vio que ni en ita­liano. Los Te­no­res de­ben con­si­de­rar­se co­sa del pa­sa­do, pues el más por­ten­to­so mu­rió y el que le se­guía en gran­dio­si­dad fue “víc­ti­ma” del me too fe­mi­nis­ta.

La po­lí­ti­ca es­tá que se co­me las uñas, y la DEA y la In­ter­pol ins­ti­gan­do, pe­ro di­fí­cil­men­te esos su­je­tos ha­blen de lo que se­ría sen­sa­cio­nal. De par­ti­dos y de can­di­da­tos. La cues­tión es que los in­te­rro­ga­to­rios se­rán he­chos por las agencias y es­tas –se su­po­ne- no tie­nen in­te­rés po­lí­ti­co, sino cri­mi­nal.

A me­nos que ha­ya cam­bio de áni­mo e in­ten­ción forzosa de per­ju­di­car a uno de los com­pe­ti­do­res. No obs­tan­te las in­tri­gas se­gui­rán. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.