El di­le­ma de Bel­tré, en­tre mi­llo­nes o be­ca en Flo­ri­da

● Blue Jays dis­pues­to a pa­gar tan­to co­mo por Vlad Gue­rre­ro Jr. ● Mo­ver Ju­lio 2 pa­ra enero de 2021 pue­de cam­biar los pla­nes

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Deportes - Nat­ha­nael Pé­rez Ne­ró Re­dac­tor Se­nior Npe­rez@dia­rio­li­bre.com

SANTO DO­MIN­GO. Ma­nuel Bel­tré Ri­vas aca­ba de cum­plir 16 años y des­pués de los 40 le gus­ta­ría de­di­car­se a tiem­po com­ple­to a la fo­to­gra­fía. Pe­ro ni los más de 56,900 se­gui­do­res que tie­ne en Ins­ta­gram ni los más de 12,500 sus­crip­to­res en su ca­nal de You­tu­be los con­si­guió por gran­des cap­tu­ras o edi­cio­nes he­chas con el len­te. Lle­ga­ron por el eco del ya lar­go re­co­rri­do por es­te ado­les­cen­te, que des­de los sie­te años ex­hi­be sus con­di­cio­nes de fe­nó­meno an­te ju­ga­do­res dos y tres años ma­yo­res que él.

“Ju­nior”, co­mo lo lla­ma su pa­dre de igual nom­bre, es­ta­ba su­pues­to a fir­mar hoy por un bono de va­rios mi­llo­nes de dó­la­res, con los Blue Jays co­mo principale­s pos­tores. Pe­ro lle­gó el CO­VID-19 que lo cam­bió to­do y no se­rá sino has­ta el 15 de enero pró­xi­mo que se abri­rá el mer­ca­do pa­ra ju­ga­do­res co­mo él.

Sin em­bar­go, la fa­mi­lia Bel­tré Ri­vas es­tá en una en­cru­ci­ja­da. Acep­tar la ten­ta­do­ra ofer­ta de sie­te ci­fras o am­pliar los ho­ri­zon­tes en­vian­do al pros­pec­to a la Uni­ver­si­dad In­ter­na­cio­nal de la Flo­ri­da, con la que se ha com­pro­me­ti­do pa­ra cuan­do con­clu­ya el ba­chi­lle­ra­to, en 2022, y tan­tear el draft des­de 2023.

A Ma­nuel Bel­tré pa­dre los ami­gos soft­bo­lis­tas le de­cían que su hi­jo te­nía un ta­len­to es­pe­cial pa­ra el béis­bol an­tes de cum­plir los sie­te cuan­do ya ha­bía pro­ba­do sin éxi­to en ju­do y ba­lon­ces­to. Pe­ro no se con­ven­ció has­ta que la opi­nión era de con­sen­so.

Lo ins­cri­bió en la Li­ga La Ja­vi­lla en 2011, un día gra­bó y edi­tó con su mó­vil va­rias ju­ga­das y tur­nos de par­ti­do que pos­te­rior­men­te subió a You­tu­be y el vi­deo fue vi­ral.

Co­men­zó a re­ci­bir lla­ma­das des­de Es­ta­dos Uni­dos y pron­to em­pe­zó a via­jar, ex­hi­bir­se en la pla­ta­for­ma Per­fect Ga­me don­de jue­ga des­de 2014 y hoy tie­ne el gra­do 10 (in­di­ca­dor de pro­yec­ción MLB). En un via­je a In­dia­ná­po­lis en­ten­dió la ne­ce­si­dad de apren­der un in­glés que hoy ha­bla con flui­dez ca­si na­ti­va. El en­tre­na­dor Cris­tian Pi­men­tel lo in­te­gró en la se­lec­ción do­mi­ni­ca­na que ju­gó en el pre­mun­dial 2017 y mun­dial sub-15 en 2018 en Pa­na­má así fue­ra un año me­nor que el gru­po.

“Hi­zo co­sas en un tor­neo que los ami­gos me de­cían, ‘eso no se en­se­ña, es por ins­titn­to. Ten­go que agra­de­cer­le mu­cho a John Car­mo­na por­que me lo pu­so a ju­gar una ca­te­go­ría ade­lan­ta­da y él pro­bó que po­día des­ta­car­se”, di­jo Bel­tré pa­dre, un em­plea­do ban­ca­rio a quien la cri­sis de 2003 lo de­jó sin em­pleo. Cuan­do el ni­ño na­ció, en ju­nio de 2004, no te­nía se­gu­ro mé­di­co y a, ju­gan­do soft­bol, por lo que co­bra­ba RD$500 por par­ti­do.

Con 13 años el ni­ño co­men­zó a tra­ba­jar en la aca­de­mia de Jai­me Ra­mos en San Cris­tó­bal, el mis­mo en­tre­na­dor que pre­pa­ró a Gary Sánchez y Mi­guel An­dú­jar. Su ma­dre, Ra­quel Ri­vas, tam­bién em­plea­da ban­ca­ria, con­di­cio­nó que el ni­ño de­bía ama­ne­cer to­das las no­ches en su ho­gar en In­vi­vien­da (SDE), sin que de­ja­ra de es­tu­diar en ho­ra­rio ma­tu­tino.

Un es­ce­na­rio que obli­ga­ba a re­co­ger­lo en el co­le­gio, al­mor­zar y uni­for­mar­se mien­tras re­co­rría los ca­si 50 ki­ló­me­tros que se­pa­ran el es­ta­dio Te­mís­to­cles Metz y su es­cue­la de en­ton­ces en Santo Do­min­go Es­te.

In­de­ci­sión

“To­da­vía en fa­mi­lia no he­mos to­ma­do esa de­ci­sión. Mu­chos cuan­do fir­man pa­san a ser el je­fe de la ca­sa. En nues­tro ho­gar no pa­sa así, mi es­po­sa ni yo lo va­mos a per­mi­tir. Aho­ra mis­mo la prio­ri­dad ma­yor se­ría que el ni­ño se fue­ra a es­tu­diar en 2022 en Mia­mi. Te­ne­mos dos años pa­ra es­pe­rar a ver, no sa­be­mos qué pue­da pa­sar, si qui­zás con­vie­ne aquí, allá, no nos ce­rra­mos puer­tas, pe­ro fir­mar en Do­mi­ni­ca­na no es nues­tra prio­ri­dad”, di­ce Bel­tré pa­dre.

De acuer­do con Ba­se­ball Ame­ri­ca, Toronto es­ta­ría dis­pues­to a pa­gar en­tre US$2 y US$3 mi­llo­nes por Bel­tré. Otras fuen­tes suben la ofer­ta US$3,7 mi­llo­nes.

Toronto ya dio US$3,9 mi­llo­nes en 2015 a Vla­di­mir Gue­rre­ro Jr, ré­cord del club.

El ac­ti­vo que dis­pa­ra su va­lor es el po­der, co­mo lo ha de­mos­tra­do en jue­gos y en fes­ti­va­les de jon­ro­nes que ha ga­na­do, in­clu­yen­do dos en el Mar­lins Park. ●

“No he ga­na­do na­da to­da­vía, mi ca­rre­ra ape­nas es­tá a pun­to de em­pe­zar, aho­ra es que que­dan sa­cri­fi­cios pa­ra lle­gar” Ma­nuel Bel­tré Jr.

NPN

↑ Ma­nuel Bel­tré hi­jo tie­ne co­mo prin­ci­pal ac­ti­vo el po­der de su ma­de­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.