Mo­ca , mu­ni­ci­pio agrí­co­la, pe­cua­rio y cu­na de hé­roes

El mu­ni­ci­pio es el ma­yor pro­duc­tor de hue­vos, pollo y cer­dos que con­su­me la po­bla­ción do­mi­ni­ca­na

El Caribe - - La Otra Cara De Los Municipios - MI­GUEL PON­CE mpon­ce@el­ca­ri­be.com.do Fotos: Abel Ure­ña Mo­ca. Es­pai­llat

Mo­ca es la ca­pi­tal de la pro­vin­cia Es­pai­llat, cu­yas tie­rras tan fér­ti­les la con­vier­ten en el prin­ci­pal abas­te­ce­dor de pro­duc­tos agrí­co­las y pe­cua­rios en el Ci­bao, y ha da­do al país pre­si­den­tes y de­fen­so­res de la so­be­ra­nía na­cio­nal.

Su his­to­ria se re­mon­ta a los tiempos de los in­dí­ge­nas y exis­ten va­rias ver­sio­nes so­bre la pro­ce­den­cia del nom­bre de Mo­ca, co­no­ci­da tam­bién co­mo Ciu­dad del Via­duc­to, de­bi­do a que en la en­tra­da a la ciu­dad se ob­ser­va el tren con 26 pi­lo­ti­llos de con­cre­to, cons­trui­dos pa­ra el pa­so del Fe­rro­ca­rril San­tia­go–Puer­to Pla­ta o Fe­rro­ca­rril Central Do­mi­ni­cano.

El Pa­tro­na­to 26 de Ju­lio asu­me la ver­sión del his­to­ria­dor doc­tor Ju­lio Jai­me Ju­lia, en su li­bro “Notas Pa­ra la His­to­ria de Mo­ca”, don­de re­co­ge la ver­sión de Don Carlos Ca­rez­zano Stur­la, quien ex­pli­ca que: Mo­ca fue un ca­ci­que súb­di­to de Gua­rio­nex que re­si­día en la Lo­ma de Ci­guay en la zo­na, lo que es hoy Villa Tri­na.

Mo­ca es tam­bién el nom­bre de un ár­bol lla­ma­do Ya­ba y que en San­to Do­min­go se co­no­ce po­pu­lar­men­te co­mo “pa­lo de bu­rro”. El his­to­ria­dor Jo­sé Ga­briel García re­fie­re el nom­bre a un ni­taíno del ca­ci­caz­go de Ma­guá. Otros es­tu­dio­sos aseguran su nom­bre es un vo­ca­blo de­ri­va­do del tér­mino abo­ri­gen, con el cual se bau­ti­za­ba a una re­gión.

Ade­más es la ma­yor pro­duc­to­ra de hue­vos, pollo y cer­dos que con­su­me la po­bla­ción do­mi­ni­ca­na y hai­tia­na. Se es­ti­ma que el 70 por cien­to de su pro­duc­ción está sus­ten­ta­do en la agroin­dus­tria. En es­te mu­ni­ci­pio ope­ran grandes em­pre­sas de­di­ca­das a la fa­bri­ca­ción de ali­men­tos pa­ra aves

Agro Pla­za del Agri­cul­tor es un mo­nu­men­to sím­bo­lo de la fer­ti­li­dad de las tie­rras de Mo­ca”.

Mu­seo El 27 de ju­lio del 2011, el en­ton­ces presidente Leo­nel Fer­nán­dez de­jó inau­gu­ra­do el mu­seo presidente Ramón Cá­ce­res”.

o cer­dos. El em­pre­sa­rio mo­cano Ma­rio Cá­ce­res ase­gu­ra que la his­to­ria de es­te pue­blo ha ido de la mano con el apor­te que brin­da al país con la pro­duc­ción agrí­co­la y con su par­ti­ci­pa­ción en acon­te­ci­mien­tos im­por­tan­tes en la vi­da po­lí­ti­ca. Cá­ce­res que por años ha es­ta­do li­ga­do al cul­ti­vo de ca­fé, des­ta­ca las bon­da­des de es­te mu­ni­ci­pio.

Mien­tras que el pe­rio­dis­ta y abo­ga­do Ni­co­lás Arro­yo Ra­mos, en su obra “Guía his­tó­ri­ca, tu­rís­ti­ca y cultura de Mo­ca”, des­ta­ca las bon­da­des que ofre­ce es­ta co­mu­ni­dad por las con­di­cio­nes de sus tie­rras que per­mi­ten la siem­bra de yu­ca, plá­ta­nos, va­rie­dad e ve­ge­ta­les, ha­bi­chue­las, ca­fé, ca­cao y maíz. Arro­yo Ra­mos, des­ta­ca tam­bién la par­ti­ci­pa­ción so­cial de es­te pue­blo en las lu­chas li­ber­ta­rias.

La ar­te­sa­nía de pue­blos. co­mo Hi­güe­ri­to, jue­gan un pa­pel im­por­tan­te en la eco­no­mía mo­ca­na. Las lla­ma­das mu­ñe­cas sin ros­tro, ela­bo­ra­das con ba­rro son todo un atrac­ti­vo de ofer­ta pa­ra los tu­ris­tas ex­tran­je­ros. Es­tas mu­ñe­cas se ex­hi­ben y ven­den en lu­ga­res tu­rís­ti­cos. Tam­bién se des­ta­can los ar­te­sa­nos que tra­ba­jan pie­zas ela­bo­ra­das con jí­ca­ras de co­co.

Co­mo par­te de su gas­tro­no­mía, des­de hace al­gún tiem­po, es­ta ciu­dad se ha con­ver­ti­do en pun­to de re­fe­ren­cia con El Mo­fon­go, so­bre todo el he­cho a ba­se de Plá­tano y chi­cha­rón, dos pro­duc­tos de ori­gen mo­cano. En 1845 es de­sig­na­da co­mún del de­par­ta­men­to de La Ve­ga y do­ce años des­pués, el 7 de ju­lio de 1857, Mo­ca es de­cla-

ra­da por de­cre­to “Villa He­roi­ca” de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, por su par­ti­ci­pa­ción en la re­vo­lu­ción con­tra el go­bierno de Bue­na­ven­tu­ra Báez.

El 19 de fe­bre­ro de 1858, fun­cio­nó en Mo­ca el pri­mer con­gre­so cons­ti­tu­yen­te que de­cre­tó la nue­va cons­ti­tu­ción.

Se ha es­ta­ble­ci­do que el pri­mer ayun­ta­mien­to de Mo­ca fue crea­do por de­cre­to el 9 de ma­yo de 1843 sus­ti­tu­yen­do al con­se­jo de no­ta­bles. El con­se­jo mu­ni­ci­pal du­ran­te la ane­xión de la Re­pú­bli­ca a Es­pa­ña, creó en Mo­ca, una Jun­ta Mu­ni­ci­pal (1861-1863).

Tam­bién aquí se pro­du­ce el ajus­ti­cia­mien­to de Uli­ses He­reaux (Li­lís) en 1899, mien­tras que los más con­no­ta­dos in­te­gran­tes del 30 de ma­yo de 1961, que pu­sie­ron fin a la vi­da del dictador Ra­fael Leo­ni­das Tru­ji­llo, igual­men­te era oriun­dos de aquí.

En la ac­tua­li­dad cuen­ta con una po­bla­ción de 180 mil ha­bi­tan­tes y sus dis­tri­tos mu­ni­ci­pa­les Mon­te de la Ja­gua, Can­ca la Rei­na, Hi­güe­ri­to, Juan López, Las La­gu­nas, Jo­sé Con­tre­ras, y Or­te­ga. Hasta hace po­co tam­bién con­ta­ba con San Víctor, que re­cien­te­men­te fue ele­va­do a la ca­te­go­ría de mu­ni­ci­pio.

Per­so­na­li­da­des mo­ca­nas

Es­ta co­mu­ni­dad ha vis­to na­cer va­rios ex pre­si­den­tes co­mo Ho­ra­cio Vás­quez, Ramón Cá­ce­res, Héc­tor García Go­doy o figuras co­mo el sa­cer­do­te Ro­ge­lio Cruz, el em­pre­sa­rio Ju­lio Bra­che, ar­tis­tas co­mo Luis Ova­lles, Ramón An­to­nio Mo­li­na Pa­che­co (Pa­pa Mo­li­na), o in­te­lec­tua­les del ni­vel de Bruno Ro­sa­rio Can­de­lier, Ra­fael Lan­ti­gua, el actual director del periódico Dia­rio Libre, Adriano Mi­guel Te­ja­da, o el fa­lle­ci­do his­to­ria­dor Ju­lio Jai­me Ju­lia y la es­cri­to­ra re­cien­te­men­te fa­lle­ci­da Mil­dred Mi­na­ya.

Tam­bién na­ció aquí en Mo­ca, mu­ni­ci­pio ca­be­ce­ra de la pro­vin­cia Es­pai­llat, el sa­cer­do­te Cé­sar Hi­la­rio, el fa­lle­ci­do ju­ris­ta Ar­tag­nan Pé­rez Méndez.

Es­pa­cios a vi­si­tar

Ade­más del par­que zoo­ló­gi­co, ubi­ca­do en el cas­co ur­bano, Mo­ca cuen­ta con va­rios mu­seos a ser vi­si­ta­dos. En la lla­ma­da ru­ta his­tó­ri­ca de la Li­ber­tad está la Pla­za de los Pre­si­den­tes, don­de tres ciu­da­da­nos oriun­dos de Mo­ca tie­nen su bus­to, co­mo son dHo­ra­cio Vás­quez, Ramón Cá­ce­res y Héc­tor García Go­doy. La Pla­zo­le­ta de la Victoria o Hermanos de la Ma­za que en prin­ci­pio se le­van­tó pa­ra exal­tar la fi­gu­ra del dictador Ra­fael Leó­ni­das Tru­ji­llo Mo­li­na, pos­te­rior­men­te fue re­mo­de­la­da y se le de­no­mi­nó Pla­za Hermanos de La Ma­za, en honor a Vi­cen­te, Ma­rio, An­to­nio, Er­nes­to y Bo­lí­var por su par­ti­ci­pa­ción en el ajus­ti­cia­mien­to de Tru­ji­llo. Al la­do del par­que es­tán los mu­ra­les pin­ta­dos por el maes­tro Sil­vano Lo­ra, que re­co­ge la par­ti­ci­pa­ción de Mo­ca en los grandes mo­men­tos de la his­to­ria do­mi­ni­ca­na. Tam­bién exis­te la Ca­sa de la Ma­za en honor a Vi­cen­te de la Ma­za, un luchador an­ti tru­ji­llis­ta.

Tam­bién está la ca­sa don­de se fir­mó la Cons­ti­tu­ción 1858. Jus­ta­men­te en la ca­lle Doc­tor Al­fon­se­ca se fir­mó la pri­me­ra cons­ti­tu­ción de Mo­ca y pa­ra fi­na­les del 2018 se co­no­ce­rá es­ta par­te ba­ja del pue­blo co­mo la Zo­na Cons­ti­tu­cio­na­lis­ta de la ciu­dad.

Mien­tras la Pla­za 2 de ma­yo fue cons­trui­da en honor a los jó­ve­nes que participaron en la Ba­ta­lla del 2 de Ma­yo, pri­me­ra re­vuel­ta ar­ma­da del país en con­tra de la ane­xión a Es­pa­ña.

La fe

Con la cons­truc­ción de la Igle­sia Nues­tra Señora del Ro­sa­rio, los his­to­ria­do­res si­túan el na­ci­mien­to de Mo­ca. En 1946 las dos to­rres del frente de la igle­sia se de­rri­ba­ron pro­duc­to de un fuer­te te­rre­mo­to que obli­gó a cons­truir­las de me­nor al­tu­ra, tal co­mo lu­ce hoy es­te san­tua­rio.

En di­chas to­rres es­ta­ban el pri­mer re­loj pú­bli­co de Mo­ca y el campanario que se ex­hi­ben en el in­te­rior de la igle­sia. En es­ta igle­sia re­po­san los restos del presidente Mon Cá­ce­res y su pa­dre así co­mo to­dos los hé­roes de la Ba­ta­lla del 2 de Ma­yo, por esa ra­zón por la que fue de­cla­ra­da pa­tri­mo­nio na­cio­nal en el 2011.

Va­rios ex­pre­si­den­tes son hon­ra­dos en la Pla­za de los Pre­si­den­tes.

Igle­sia Nues­tra Señora del Ro­sa­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.