CO­VID-19: el im­pac­to en la vi­da de los em­pren­de­do­res

La lle­ga­da de la pan­de­mia ha ti­ra­do por el sue­lo gran­des pla­nes de ne­go­cios, pe­ro tam­bién ha abier­to opor­tu­ni­da­des pa­ra mu­chas ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas

El Caribe - - Panorama - MAR­TÍN POLANCO mpo­lan­co@el­ca­ri­be.com.do

La lle­ga­da y el “es­ta­cio­na­mien­to” de la pan­de­mia por co­ro­na­vi­rus (CO­VID-19) han im­pac­ta­do de va­ria­das for­mas en los em­pren­de­do­res. Hay his­to­rias dis­tin­tas por ca­da rin­cón de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Se ha­bla de per­so­nas que re­cién ini­cia­ban un ne­go­cio y otros que es­pe­ra­ban des­pe­gar pron­to y han que­da­do frus­tra­das o re­za­ga­das. Pe­ro las hay tam­bién de pe­que­ñas em­pre­sas que han re­pun­ta­do en me­dio de la cri­sis sa­ni­ta­ria.

Por ejem­plo, Amaury Her­nán­dez es el pre­si­den­te de la em­pre­sa Co­co Bahía, de­di­ca­da al su­mi­nis­tro de co­co, y a la ela­bo­ra­ción y ven­ta de pro­duc­tos de­ri­va­dos de esa fru­ta en el país y en el ex­tran­je­ro. Ha apro­ve­cha­do el tiem­po de la pan­de­mia pa­ra rein­ven­tar­se, dis­po­nien­do del ser­vi­cio de de­li­very que an­tes no te­nía. Mien­tras los ne­go­cios es­ta­ban ce­rra­dos ven­dió más que nun­ca y en efec­ti­vo, a di­fe­ren­cia de otras ve­ces en las que una im­por­tan­te par­te de su ven­ta es a cré­di­to. “Uti­li­za­mos las re­des y pa­ga­mos pu­bli­ci­dad. Tam­bién lo­gra­mos que mu­chas per­so­nas em­pren­die­ran y ven­die­ran bien sus pro­duc­tos y a la vez nos ayu­da­mos no­so­tros”, le cuen­ta a el­Ca­ri­be.

Pe­ro a De­ya­ni­ra So­lano no le ha ido igual y su ne­go­cio ha es­ta­do en pi­ca­da, con­se­cuen­cia del cie­rre de las em­pre­sas a las que ella su­ple. Es la ad­mi­nis­tra­do­ra de Cho­co­sol, una em­pre­sa ra­di­ca­da en Ha­to Ma­yor que ela­bo­ra cho­co­la­te rús­ti­co or­gá­ni­co en bo­la, vino de ca­cao or­gá­ni­co, co­coa amar­ga y al­men­dras de ca­cao ca­ra­me­li­za­das. “Nos en­fo­ca­mos en su­plir el mer­ca­do tu­rís­ti­co del país y ese ni­cho atra­vie­sa por un mo­men­to muy di­fí­cil, ya que nues­tros ho­te­les es­tán ce­rra­dos y no te­ne­mos tu­ris­tas que ha­gan nues­tra ru­ta del ca­cao. Nues­tro prin­ci­pal clien­te es el ae­ro­puer­to Pun­ta Ca­na”, ex­pli­ca De­ya­ni­ra. Su ne­go­cio ha lo­gra­do so­bre­vi­vir a la cri­sis que lle­va más tres me­ses gra­cias a la fi­de­li­dad de los con­su­mi­do­res lo­ca­les. De­ya­ni­ra ha bus­ca­do rein­ven­tar­se con nue­vos pro­duc­tos y for­ma­li­da­des pa­ra ven­der a su­per­mer­ca­dos y ta­lle­res y pa­ra ac­ti­var las ven­tas en lí­nea.

Johan­na Ma­de­ra es otra em­pren­de­do­ra. Ela­bo­ra vi­nos de ca­ña y de fru­ta­les y en eso lle­va diez años. Co­men­zó ha­cién­do­los en su ca­sa en Ja­ra­ba­coa siem­pre que ha­bía ce­le­bra­cio­nes fa­mi­lia­res, pe­ro lue­go dio un sal­to has­ta ha­cer de esa ac­ti­vi­dad un ne­go­cio.

Pe­ro la lle­ga­da del co­ro­na­vi­rus le es­tá ha­cien­do pa­sar ma­los ra­tos. Las ven­tas de su em­pre­sa han ba­ja­do po­co más del 50%. “Es­ta­mos tra­tan­do de sa­lir ade­lan­te”, ex­pre­sa con es­pe­ran­za.

Pe­ro re­co­no­ce que se ha­ce di­fí­cil en es­tos tiem­pos de pan­de­mia. “Mis pro­duc­tos no son de pri­me­ra ne­ce­si­dad y eso ha­ce un po­qui­to di­fí­cil la si­tua­ción a ni­vel de ven­ta y de to­do nues­tro tra­ba­jo. He­mos te­ni­do que bus­car es­tra­te­gias de ven­ta pa­ra rein­ven­tar to­do el me­ca­nis­mo de tra­ba­jo”, agre­ga. “Es­ta­mos ana­li­zan­do qué im­ple­men­ta­re­mos pa­ra se­guir ca­mi­nan­do”, di­ce Johan­na. Una his­to­ria si­mi­lar cuen­ta Johanny Ra­mos, la due­ña de JoMat Beauty Cen­ter, un ne­go­cio con es­pe­cia­li­dad en co­lor y ex­ten­sión de pe­lo. Con­ver­tir­se en una pe­que­ña em­pre­sa­ria no le re­sul­tó fá­cil, pe­ro lo­gró pa­sar de ser una la­va­do­ra de ca­be­zas y co­lo­ca­do­ra de ro­los a pro­pie­ta­ria de un cen­tro de es­té­ti­ca en la ca­pi­tal do­mi­ni­ca­na. Sin em­bar­go, su ne­go­cio ha re­sul­ta­do ser de los afec­ta­dos por la ac­tual co­yun­tu­ra. “Es­ta­mos lu­chan­do co­mo to­dos, pe­ro real­men­te la si­tua­ción ge­ne­ral es­tá muy com­pli­ca­da”, se la­men­ta.

Pe­ro a Ale­xis Ve­ga –en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y de ren­ta­bi­li­dad en la em­pre­sa- le ha ido de ma­ra­vi­lla, se­gún le cuen­ta a es­te dia­rio. Es el pro­pie­ta­rio de la im­pren­ta “Ve­ga Grap­hic”, que es­tá ubi­ca­da en Ha­to Ma­yor del Rey (par­te Es­te).

En los días que el país es­tu­vo prác­ti­ca­men­te ce­rra­do, im­ple­men­tó un nue­vo ne­go­cio de ven­der ma­ris­cos con de­li­very in­clui­do y ha se­gui­do cre­cien­do tan­to, que es­tá bus­can­do un lo­cal pa­ra am­pliar la ca­pa­ci­dad de aco­pio y abas­to.

Es­tán ce­rra­dos Otro seg­men­to de ne­go­cios afec­ta­do se­ria­men­te es el de los gin­ma­sios.

KM

Lottys Ace­ve­do es la due­ña de Lo­ti­deas Ar­te­sa­nía Do­mi­ni­ca­na.

KEL­VIN MOTA

Johan­na Ma­de­ra ela­bo­ra vi­nos de ca­ña y de fru­ta­les.

KEL­VIN MOTA

Amaury Her­nán­dez, de la em­pre­sa Co­co Bahía.

K.MOTA

Ale­xis Ve­ga di­ce que a sus ne­go­cios les va muy bien.

K. MOTA

De­ya­ni­ra So­lano, ad­mi­nis­tra­do­ra de Cho­co­sol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.