Otra vez fis­ca­les de­ben per­se­guir de­li­tos elec­to­ra­les

El Caribe - - Panorama - ROSMERYS DE LEÓN

Ya fal­tan po­cos días pa­ra la PRO­CE­SO. ce­le­bra­ción de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y con­gre­sua­les y nue­va­men­te los fis­ca­les de­ben tra­ba­jar pa­ra per­se­guir los de­li­tos elec­to­ra­les que pu­die­ran rea­li­zar­se en el cer­ta­men elec­to­ral.

Se­gún se in­for­mó, el pro­to­co­lo se­rá el mis­mo que en las pa­sa­das elec­cio­nes (que fue­ron mu­ni­ci­pa­les), es de­cir, las de­nun­cias que reali­cen los ciu­da­da­nos so­bre la ocu­rren­cia de es­te ti­po de de­li­tos pre­vio, des­pués o el mis­mo do­min­go 5 de ju­lio se­rán cla­ves pa­ra que los fis­ca­les pue­dan so­me­ter a quie­nes in­cu­rran en es­ta prác­ti­ca.

Los ma­gis­tra­dos de­ben eva­luar si la si­tua­ción tie­ne to­dos los mé­ri­tos pa­ra que se lle­ven a los tri­bu­na­les, y tam­bién po­drán so­me­ter a las per­so­nas que in­cu­rran en es­te he­cho de for­ma ofi­cio­sa.

Aun­que lue­go de co­mi­cios mu­ni­ci­pa­les, ce­le­bra­dos en mar­zo pa­sa­do, no se in­for­mó cuán­tas per­so­nas fue­ron so­me­ti­das, si se ex­pli­có que la com­pra de cédulas, que una re­cu­rren­te prác­ti­ca de­nun­cia­da en los pro­ce­sos elec­ti­vos, fue­ron la ma­yo­ría de los de­li­tos elec­to­ra­les co­me­ti­dos.

Aho­ra, otra vez, la ma­gis­tra­da Cue­to y su equi­po tie­nen la ta­rea de per­se­guir es­te de­li­to, pe­ro con una com­pli­ca­ción más, la in­ci­den­cia de la pan­de­mia de la CO­VID-19, la cual, a con­si­de­ra­ción del Gru­po Do­mi­ni­cano de la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de De­re­cho Pe­nal obli­ga­rá al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co a rea­li­zar un es­fuer­zo adi­cio­nal pa­ra cum­plir con su fun­ción.

La organizaci­ón sos­tu­vo que el ór­gano in­ves­ti­ga­dor de­be prio­ri­zar la pre­ven­ción, in­ves­ti­ga­ción y per­se­cu­ción de es­ta in­frac­ción y que se tra­ta de una ex­tra­or­di­na­ria res­pon­sa­bi­li­dad que se de­be cum­plir con es­tric­to ape­go a los prin­ci­pios de trans­pa­ren­cia, in­de­pen­den­cia y ob­je­ti­vi­dad, pa­ra que sean le­gí­ti­mas sus ac­tua­cio­nes.

Las san­cio­nes por in­cu­rrir en es­ta prác­ti­ca van des­de re­clu­sión car­ce­la­ria de un mes has­ta dos años y mul­tas de has­ta diez sa­la­rios mí­ni­mos del sec­tor pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.