Ar­tis­tas y po­lí­ti­ca, una re­la­ción com­ple­ja y de­li­ca­da

El Caribe - - Arte & Espectácul­os - JO­SÉ NO­VA

La ten­den­cia a to­mar par­tiNOVEDAD. do en los pe­rio­dos de cam­pa­ña elec­to­ral no es nue­va en el en­torno del ar­te y el es­pec­tácu­lo, pe­ro al­gu­nos fa­mo­sos pre­fie­ren mar­car dis­tan­cia de la po­lí­ti­ca pa­ra que no los en­ca­si­llen por los ries­gos que co­rren ca­da vez que emi­ten su res­pal­do.

No po­cos le hu­yen co­mo “el de­mo­nio a la cruz” a es­te pa­no­ra­ma tur­bu­len­to, en el que fi­gu­ras de la te­le­vi­sión, la ra­dio, la mú­si­ca, el tea­tro y el ci­ne han re­ci­bi­do una des­car­ga de in­sul­tos, más que ha­la­gos, a tra­vés de las re­des so­cia­les por re­ve­lar su res­pal­do ha­cia al­guno de los can­di­da­tos que com­pi­ten por la pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, es­pe­cial­men­te.

Pa­ra el me­ren­gue­ro Eddy He­rre­ra, los víncu­los de los ar­tis­tas con la po­lí­ti­ca es un te­ma muy com­ple­jo y de­li­ca­do. “Vién­do­lo des­de el pun­to de vis­ta de nues­tro país, usual­men­te sí afec­ta en el ám­bi­to ar­tís­ti­co, que has­ta mu­cha gen­te de­ja de ser tu se­gui­dor o se­gui­do­ra, con ac­ti­tu­des fue­ra de con­tex­to. Has­ta don­de ten­go co­no­ci­mien­to, siem­pre ha si­do así. Vuel­vo y co­men­to, no de­be­ría ser así”, di­jo “El Ga­lán del Me­ren­gue”, quien ha­ce po­co en­vió un co­mu­ni­ca­do a los me­dios pa­ra des­men­tir que es­ta­ba apo­yan­do a un par­ti­do po­lí­ti­co co­mo se ha­bía es­pe­cu­la­do.

El ac­tor Pe­pe Sie­rra en­tien­de que al apo­yar a un po­lí­ti­co de ma­ne­ra fé­rrea, un ar­tis­ta se ex­po­ne a re­ci­bir las con­se­cuen­cias del des­cré­di­to so­cial fru­to de los po­si­bles desa­cier­tos del can­di­da­to.

“De­bo acla­rar que el ar­tis­ta es, tam­bién, un ser po­lí­ti­co por ofi­cio y por ciu­da­da­nía, y, por lo tan­to, tie­ne el de­re­cho y el de­ber de ha­cer vi­da po­lí­ti­ca; pe­ro es­to trae con­se­cuen­cias im­por­tan­tes en el mun­do en el que vi­vi­mos. El ar­tis­ta de­be es­tar pres­to a asu­mir di­chas con­se­cuen­cias si quie­re dar pa­sos en tér­mi­nos de vin­cu­la­ción po­lí­ti­ca”, di­jo a el­Ca­ri­be.

Lo cier­to es que mu­chas fi­gu­ras del en­tre­te­ni­mien­to do­mi­ni­cano han mos­tra­do su frus­tra­ción an­te la an­da­na­da de co­men­ta­rios ne­ga­ti­vos por ma­ni­fes­tar su pre­fe­ren­cia po­lí­ti­ca. Por eso, al­gu­nos fa­mo­sos pre­fie­ren man­te­ner­se al mar­gen de es­te te­ma por mie­do a em­pa­ñar su ima­gen.

F.E.

Eddy He­rre­ra pre­fi­rió man­te­ner­se im­par­cial en es­te pro­ce­so elec­to­ral.

F.E.

Do­min­go Bau­tis­ta es una de las fi­gu­ras más res­pe­ta­das de la te­le­vi­sión lo­cal.

F.E.

Pe­pe Sie­rra en­tien­de que el ar­tis­ta de­be cui­dar la po­ta­bi­li­dad de su ima­gen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.