ECO­NO­MÍA PER­SO­NAL DIE­GO SO­SA

“Ya pue­des to­mar pres­ta­do con­tan­do con eso”

Estilos - - Intro -

…me di­jo un día un po­ten­cial clien­te. Ha­bía­mos ne­go­cia­do to­dos los pun­tos del acuer­do por va­rias se­ma­nas y fi­nal­men­te ha­bía con­se­gui­do la apro­ba­ción de la ca­pa­ci­ta­ción pa­ra su per­so­nal. No re­cuer­do si co­no­cía an­tes esa fra­se, pe­ro des­pués de aquel clien­te ex­pre­sár­me­la, la he es­cu­cha­do con fre­cuen­cia. He ob­ser­va­do a mu­chas per­so­nas que se lle­van de esa fi­lo­so­fía y en al­gu­nos ca­sos les re­sul­ta ca­tas­tró­fi­ca. coach, El se­mi­na­rio de ven­tas pa­ra esa gran em­pre­sa tar­dó ca­si dos años en eje­cu­tar­se… siem­pre ha­bía un mo­ti­vo pa­ra pos­po­ner­lo. ¿Que si ha­bía to­ma­do pres­ta­do con­tan­do con el di­ne­ro que iba a ge­ne­rar la con­tra­ta­ción? Cla­ro que no, nun­ca se­rá mi fi­lo­so­fía la de ade­lan­tar el fu­tu­ro.

Veo per­so­nas que en ju­lio ya de­ben el suel­do ex­tra que re­ci­bi­rán en di­ciem­bre. Al­gu­nos has­ta lo ven­den; aun­que us­ted qui­zá no me lo crea, exis­ten po­si­bi­li­da­des de ha­cer ese true­que. Re­ci­ben di­ne­ro por ade­lan­ta­do y es una gran ven­ta­ja… en apa­rien­cia. No re­ci­ben to­do el ca­pi­tal, pe­ro lo tie­nen con an­te­la­ción, lo con­si­de­ran un gran ne­go­cio. ¿Por qué lo ha­cen sa­bien­do que pier­den di­ne­ro? La res­pues­ta es sen­ci­lla, es la men­ta­li­dad de “cuen­ta con eso”. Cla­ro, al­gu­nos tie­nen una ur­gen­cia ines­pe­ra­da.

No to­dos ne­ce­si­tan di­ne­ro de re­pen­te. Mi ex­pe­rien­cia co­mo ase­sor fi­nan­cie­ro me ha mos­tra­do mu­chos com­por­ta­mien­tos acer­ta­dos y mu­chos no­ci­vos. Al pre­gun­tar a al­gu­nos que tie­nen deu­das la ra­zón de sus do­lo­res de ca­be­za me han in­for­ma­do que: “con­ta­ba con un ne­go­cio y no se dio”, “me iba a lle­gar un di­ne­ro, pe­ro…”

Mi ami­go y clien­te Héc­tor Luis me en­se­ñó una fra­se que me en­can­ta… “Vien­do el pa­ya­so, sol­tan­do la ri­sa”.

Ser po­si­ti­vo no tie­ne na­da de ma­lo, siem­pre que el rea­lis­ta do­mi­ne la si­tua­ción. Gas­tar el di­ne­ro que lle­ga­rá es sim­ple­men­te otra for­ma de ade­lan­tar el fu­tu­ro. Un per­so­na­je po­si­ti­vo es­tá en to­dos no­so­tros, tra­tan­do de co­man­dar las de­ci­sio­nes. Mu­cho más en los em­pren­de­do­res, que siem­pre ven más allá de los per­so­na­jes te­me­ro­sos que se sien­tan en una si­lla de una em­pre­sa aje­na. El gran pe­li­gro es pre­ci­sa­men­te de­jar que el po­si­ti­vo to­me de­ci­sio­nes sin con­sul­tar al te­me­ro­so, con­vir­tien­do la si­tua­ción en rea­lis­ta.

Soy más drás­ti­co aún: en oca­sio­nes ha­ce­mos el tra­ba­jo y no re­ci­bi­mos el pa­go co­rres­pon­dien­te, o sim­ple­men­te se atra­sa. Si es pa­ra cu­brir ne­ce­si­da­des prio­ri­ta­rias po­de­mos y has­ta de­be­mos bus­car el di­ne­ro en otra fuen­te. Pe­ro au­men­tar nues­tros gas­tos por una pro­me­sa de pa­go no es lo más aser­ti­vo que he po­di­do ver.

El di­ne­ro que re­ci­bi­re­mos es nues­tro, el que bus­ca­mos pa­ra cu­brir el es­pa­cio de tiem­po en­tre la pro­me­sa y la lle­ga­da, es de otro. Uti­li­zar di­ne­ro ajeno cues­ta, y mu­chas ve­ces de­ma­sia­do. Ser im­pa­cien­te, por­que eso es lo que so­mos cuan­do no es­pe­ra­mos, es cos­to­so.

Cuan­do más cos­to­so sa­le es en esos tan­tos ca­sos que no lle­ga a nues­tras ma­nos el tan pro­me­ti­do di­ne­ro. Una pro­me­sa ha lle­va­do a de­ma­sia­das per­so­nas a muy ma­los mo­men­tos y has­ta a la quie­bra.

No po­de­mos ade­lan­tar gas­tos por más se­gu­ra que sea la pro­me­sa.

He vis­to al­gu­nos que has­ta ha­cen ne­go­cios don­de po­nen su di­ne­ro con­tan­do con una pa­ga más tar­de. Mu­chas ve­ces es par­te del tra­to… me re­fie­ro a los que se sa­len del tra­to. Y di­ría que tra­tos co­mo esos de­be­mos evi­tar­los… si un día sa­len mal es­ta­mos arries­gan­do de­ma­sia­do.

Las de­ci­sio­nes fi­nan­cie­ras se to­man con la ca­be­za, co­mo en­se­ño en mi li­bro Ar­co Iris Fi­nan­cie­ro, el dis­fru­te con el di­ne­ro en la mano. Fra­se de la se­ma­na. “Pla­ta en mano, y en­ton­ces gas­ta­mos”

SHUTTERSTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.