Un es­pa­cio pa­ra com­pe­tir

Estilos - - En Portada -

“Me­nos del 2% de la po­bla­ción tie­ne una maes­tría. Me­nos del 30% tie­ne una li­cen­cia­tu­ra. Es­tás en un país don­de so­lo un 10% de los em­pleos re­quie­re un ni­vel de li­cen­cia­tu­ra.

Es­tu­diar fue­ra te abre puer­tas pa­ra di­ver­si­fi­car ac­ce­sos y con­se­guir me­jo­res opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les en mer­ca­dos di­fe­ren­tes, por­que son mer­ca­dos don­de hay más em­pleos pa­ra per­so­nas con ma­yor es­pe­cia­li­za­ción”.

A la pre­gun­ta de que hay em­pre­sas que con­tra­tan un per­so­nal me­nos ca­li­fi­ca­do pa­ra pa­gar­le me­nos, Luis D. Se­na res­pon­de que eso su­ce­de por­que así ellos pue­den “for­mar­lo” de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des, por lo que di­cho em­plea­do se con­vier­te en un pro­duc­to he­cho a la me­di­da de su con­tra­tan­te. Eso tie­ne su par­te po­si­ti­va y ne­ga­ti­va. La po­si­ti­va es que si el em­plea­dor in­vier­te en su asa­la­ria­do, le ayu­da a cre­cer y am­bos ga­nan. La ne­ga­ti­va, que ba­jo esas con­di­cio­nes el em­plea­do no es­tá en una po­si­ción de exi­gir ni de plan­tear sus re­que­ri­mien­tos. Por eso la im­por­tan­cia de la for­ma­ción aca­dé­mi­ca. Así lo ex­po­ne el CEO de Edu­pass: “La in­ver­sión en educación se ve a 15 años: 12 de co­le­gio, cua­tro de uni­ver­si­dad y dos de maes­tría. El ci­clo de im­pac­to que se mi­de por el in­gre­so que vas a re­ci­bir es a 20 años. No pue­de ser que en 20 años lle­gues con 0 com­pe­ten­cias pa­ra que pue­dan in­ver­tir en ti. ¿Qué pa­só en esos 20 años? ¿Qué hi­cis­te? So­lo el que tie­ne la for­ma­ción o al­gu­na ha­bi­li­dad es­pe­cial pue­de ne­go­ciar en la me­sa. Hay per­so­nas que no pue­den se­guir es­tu­dian­do, pe­ro tie­nen ha­bi­li­dad. Pue­de tra­ba­jar­se en con­jun­to, la em­pre­sa in­vier­te en ti y cam­bia la di­ná­mi­ca de ne­go­cia­ción”. qui­zá es­ta sí: “Si una em­pre­sa te di­ce que es­tás so­bre­va­lua­do pa­ra el pues­to, no es la em­pre­sa (ni el pues­to) pa­ra ti. La em­pre­sa no es­tá en la eta­pa pro­fe­sio­nal a la que tú per­te­ne­ces. Pa­ra que al­go es­té so­bre­va­lua­do sig­ni­fi­ca que las com­pe­ten­cias y las ha­bi­li­da­des de las per­so­nas so­bre­pa­san las res­pon­sa­bi­li­da­des del car­go. En­ton­ces, ese no es el car­go pa­ra ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.