Los nue­vos pin­ce­les: el au­ge de los cómics ma­de in RD

Estilos - - En Portada - Joan Prats —POR: Ba­yoan Frei­tes —FO­TOS:

Cómics, his­to­rie­tas, no­ve­las grá­fi­cas y otros for­ma­tos de ar­te se­cuen­cial uti­li­za­dos pa­ra la na­rra­ción grá­fi­ca de to­do ti­po de his­to­rias se vuel­ven ca­da día más po­pu­la­res en to­das par­tes del mun­do y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na no se que­da atrás por­que tam­bién crea sus cómics. Sí, una nue­va ge­ne­ra­ción de ar­tis­tas dominicanos bus­ca com­par­tir sus crea­cio­nes.

Una y otra vez el ci­ne, las se­ries de te­le­vi­sión, los vi­deo­jue­gos y otras for­mas de en­tre­te­ni­mien­to vi­si­tan la inago­ta­ble fuen­te de los cómics pa­ra adap­tar to­do ti­po de his­to­rias, des­de épi­cas sa­gas has­ta dra­mas más per­so­na­les y, aun­que nor­mal­men­te es­tas pu­bli­ca­cio­nes pro­vie­nen de paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Ja­pón, Es­pa­ña o Fran­cia, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na ya se pue­de ano­tar en esa dis­tin­gui­da lis­ta por­que aquí tam­bién se pu­bli­can cómics crea­dos por ar­tis­tas lo­ca­les.

Se­ría de­ma­sia­do sim­ple de­cir que el ac­to de crear cómics en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na no es una ta­rea fá­cil por­que la reali­dad es que se tra­ta de un ar­duo desafío por la fal­ta de re­cur­sos pa­ra crear­los y la ca­ren­cia de es­pa­cios pa­ra dis­tri­buir­los. Un ar­tis­ta do­mi­ni­cano de cómics se las tie­ne que in­ge­niar pa­ra ha­cer que sus ideas sean plas­ma­das en la pá­gi­na y lle­guen a ma­nos del pú­bli­co. Los jó­ve­nes que ve­re­mos a con­ti­nua­ción han adop­ta­do la prác­ti­ca de unir­se a es­tu­dios de ar­te exis­ten­tes o au­nar fuer­zas en­tre ellos pa­ra crear sus pro­pias edi­to­ria­les y así pu­bli­car sus cómics, obras grá­fi­cas en las que se apre­cia su de­di­ca­ción y amor por un me­dio en el que se pue­den ex­pre­sar ar­tís­ti­ca­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.