Há­bi­tos sa­lu­da­bles pa­ra el co­ra­zón

Estilos - - Buena Vida / Salud - Por: GLENYS GON­ZÁ­LEZ Fo­to: SHUTTERSTOCK

Las muer­tes por en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res se agru­pan en un nú­me­ro alar­man­te: 17 mi­llo­nes de per­so­nas fa­lle­cen ca­da año. Son, se­gún Na­cio­nes Uni­das, la prin­ci­pal cau­sa de muer­te a ni­vel mun­dial y en mu­chos ca­sos es­tán pro­vo­ca­das por ma­los há­bi­tos co­mo fu­mar o una ma­la ali­men­ta­ción. En­ton­ces, nun­ca es tar­de pa­ra re­fle­xio­nar y ac­cio­nar so­bre el es­ti­lo de vi­da que pu­die­ra es­tar con­du­cién­do­nos a una muer­te pre­ma­tu­ra. Se pue­de cam­biar pa­ra vi­vir más. Sin im­por­tar la edad, apli­ca es­tos seis bue­nos há­bi­tos pa­ra te­ner un co­ra­zón sa­lu­da­ble. ¡In­tén­ta­lo! 1 Sé un be­llo dur­mien­te. Un es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Scien­ti­fic Re­ports ase­gu­ra que te­ner una ho­ra re­gu­lar pa­ra acos­tar­se y pa­ra le­van­tar­se es im­por­tan­te pa­ra la sa­lud del co­ra­zón. El es­tu­dio se lle­vó a ca­bo con adul­tos ma­yo­res, pe­ro no tie­nes que es­pe­rar a ha­cer­te ma­yor pa­ra las bue­nas prác­ti­cas, ya lo sa­bes, pon­te un ho­ra­rio pa­ra la ca­ma.

2 El la­do bueno de las co­sas. Qui­zá a ve­ces no sea fá­cil, pe­ro in­ten­ta ver el la­do bueno de to­do. Es­ta prác­ti­ca es me­nos da­ñi­na pa­ra ti y pa­ra la sa­lud de tu co­ra­zón. Se ha ob­ser­va­do cien­tí­fi­ca­men­te que el bie­nes­tar psi­co­ló­gi­co po­si­ti­vo, co­mo el op­ti­mis­mo, se aso­cia a bue­nos re­sul­ta­dos pa­ra la sa­lud car­dio­vas­cu­lar. Se­gún el Jour­nal of the Ame­ri­can Co­lle­ge of Car­dio­logy es­ta co­ne­xión pue­de te­ner co­mo fuen­te las vías bio­ló­gi­cas, con­duc­tua­les y psi­co­so­cia­les. El dato se des­pren­de del ar­tícu­lo “Po­si­ti­ve Psy­cho­lo­gi­cal Well-being and Car­dio­vas­cu­lar” (Bie­nes­tar psi­co­ló­gi­co po­si­ti­vo y en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res). Me­jo­ra tu en­torno y tu vi­sión del día a día.

3 Con­trol clí­ni­co. Aun­que te sien­tas en per­fec­to es­ta­do de sa­lud, los che­queos clí­ni­cos “de con­trol” son más im­por­tan­tes de lo que te ima­gi­nas y es por su ca­rác­ter pre­ven­ti­vo. ¿Sa­bías que tu edad no es ne­ce­sa­ria­men­te la mis­ma de tu co­ra­zón? Sí, qui­zás ten­gas 30 años, por ejem­plo, pe­ro tu co­ra­zón ten­ga 57. Es­to es­tá con­di­cio­na­do por las ru­ti­nas no sa­lu­da­bles y por fac­to­res de ries­go co­mo la dia­be­tes, el ta­ba­quis­mo o in­clu­so an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res, pe­ro to­do es­to so­lo es po­si­ble sa­ber­lo me­dian­te un che­queo o con­trol clí­ni­co. Es de­cir, no esperes ir al mé­di­co so­lo cuan­do te sien­tas mal. Agen­da una vi­si­ta al doc­tor y re­du­ce el ries­go de un ata­que car­día­co.

4 No tra­ba­jes tan­to, tó­ma­te un des­can­so. En el re­cién ce­le­bra­do Con­gre­so Anual de la So­cie­dad Eu­ro­pea de Car­dio­lo­gía se pre­sen­tó el re­sul­ta­do de una in­ves­ti­ga­ción que in­di­ca que te­ner po­cos días de va­ca­cio­nes o de des­can­so al año fa­vo­re­ce el es­trés, per­ju­di­can­do aún más la sa­lud car­dio­vas­cu­lar de las per­so­nas con fac­to­res de ries­go. La Uni­ver­si­dad de Hel­sin­ki, de Fin­lan­dia, reali­zó es­te es­tu­dio in­di­can­do que la mor­ta­li­dad au­men­ta has­ta un 37% si se tie­nen me­nos de tres se­ma­nas de des­can­so al año. Siem­pre que pue­das, ¡tó­ma­te un res­pi­ro! 5 Ali­mén­ta­te me­jor. Se ha di­cho mu­cho que un ba­lan­ce en la ali­men­ta­ción es im­por­tan­te, pe­ro de­bi­do a que la hi­per­ten­sión con­ti­núa en la lis­ta de los fac­to­res de­to­nan­tes pa­ra ma­les del co­ra­zón es ne­ce­sa­rio re­pe­tir­lo una y otra vez: tie­nes que dis­mi­nuir la sal, el azú­car y las gra­sas de tu die­ta y me­jo­rar la ca­li­dad de tu ali­men­ta­ción. Así lo pro­po­ne Etien­ne Krug, di­rec­tor pa­ra el ma­ne­jo de en­fer­me­da­des cró­ni­cas en la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud.

6 ¡Mué­ve­te! Otro tó­pi­co que pa­re­ce ser tri­lla­do: haz ejer­ci­cio o rea­li­za al­gu­na ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Y sí, a es­te pun­to tam­bién hay que re­pe­tir­lo sin can­san­cio. No es que co­rras al gim­na­sio más cer­cano o seas el más atlé­ti­co de la no­che a la ma­ña­na; la ini­cia­ti­va “Mi­llion Hearts”, de los Cen­tros pa­ra el Con­trol y Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des, su­gie­re ha­cer pe­que­ños cam­bios en tu ru­ti­na agre­gan­do 10 mi­nu­tos de al­gu­na ac­ti­vi­dad fí­si­ca al día, co­mo ca­mi­nar. Pién­sa­lo, so­lo son 10 mi­nu­tos al día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.