Se­gu­ri­dad: cla­ve en los au­tos del fu­tu­ro

Estilos - - Buena Vida - Por: ES­TI­LOS Fo­tos: SHUTTERSTOCK

Sis­te­ma de fre­na­do au­to­má­ti­co, de­tec­ción de pea­to­nes, apar­ca­mien­to asis­ti­do... la tec­no­lo­gía en el sec­tor del au­to­mó­vil avan­za a rit­mos in­sos­pe­cha­dos con un so­lo ob­je­ti­vo: do­tar a los con­duc­to­res de una ma­yor se­gu­ri­dad y con­fort. En es­ta épo­ca de fe­rias, es­tas son las no­ve­da­des que po­drás en­con­trar en los nue­vos mo­de­los pa­ra evi­tar sus­tos in­ne­ce­sa­rios al vo­lan­te.

1 Asis­ten­cia de fre­na­do de emer­gen­cia

(BAS) y sis­te­mas pre-co­li­sión. Su fun­ción prin­ci­pal es la de pre­pa­rar el vehícu­lo pa­ra una gran fuer­za de fre­na­do y dis­mi­nuir ra­di­cal­men­te la ve­lo­ci­dad en ca­so de que el con­duc­tor no ha­ya po­di­do reac­cio­nar a tiem­po, evi­tan­do el ac­ci­den­te o re­du­cir la gra­ve­dad o ries­go del mis­mo. Por su par­te, el sis­te­ma pre-co­li­sión pre­pa­ra tan­to al ca­rro co­mo a sus ocu­pan­tes an­te un im­pac­to in­mi­nen­te pa­ra mi­ni­mi­zar los da­ños. En pri­mer lu­gar, aler­ta al con­duc­tor con se­ña­les so­no­ras y vi­sua­les an­tes de ac­ti­var el asis­ten­te de fre­na­do de emer­gen­cia, pa­ra con­ti­nuar con un ten­sa­do de los cin­tu­ro­nes de se­gu­ri­dad y el ajus­te de las po­si­cio­nes de ca­da uno de los asien­tos.

2 Avi­so de sa­li­da de la vía (LDW). Tam­bién lla­ma­do “De­tec­ción de cam­bio de ca­rril in­vo­lun­ta­rio” o “asis­ten­te de man­te­ni­mien­to en ca­rril”, con­sis­te en dos sen­so­res o cá­ma­ras si­tua­das en el pa­ra­cho­ques de­lan­te­ro, uno a ca­da la­do del au­to y cer­ca del as­fal­to, que per­mi­ten lo­ca­li­zar la si­tua­ción del vehícu­lo y re­co­no­cer las lí­neas blan­cas con­ti­nuas de la ca­rre­te­ra, pa­ra pro­cu­rar man­te­ner el ca­rro en la tra­yec­to­ria si­tua­da en­tre ellas. En ca­so de pi­sar o so­bre­pa­sar al­gu­na sin ha­ber se­ña­li­za­do con el in­ter­mi­ten­te, el sis­te­ma aler­ta al con­duc­tor a tra­vés de se­ña­les so­no­ras, vi­bra­cio­nes en el asien­to o vo­lan­te, men­sa­jes en la pan­ta­lla vir­tual, o in­clu­so lle­gan­do a co­rre­gir li­ge­ra­men­te la di­rec­ción en el sen­ti­do opues­to aun­que sin man­te­ner for­zo­sa­men­te el vehícu­lo en el ca­rril.

3 Con­trol de aten­ción o de­tec­ción de

sue­ño. Es­te ti­po de sis­te­mas uti­li­zan sen­so­res ins­ta­la­dos en el vo­lan­te del co­che pa­ra apren­der so­bre nues­tro ma­ne­jo del vo­lan­te en con­di­cio­nes nor­ma­les, y así de­tec­tar cuan­do el con­duc­tor es­tá dis­traí­do, fa­ti­ga­do o som­no­lien­to ha­cien­do sal­tar una alar­ma so­no­ra y mos­tran­do un men­sa­je en la pan­ta­lla del cua­dro de ins­tru­men­tos in­di­can­do que, por se­gu­ri­dad, es ne­ce­sa­rio pa­rar a des­can­sar.

4 Per­cep­ción de alrededores y de­tec­tor de

án­gu­lo muer­to. Ba­sa­do en un sen­sor re­co­ge una mues­tra 360º del en­torno del vehícu­lo pa­ra cons­truir una ima­gen de los alrededores e iden­ti­fi­car ries­gos oca­sio­na­dos por nues­tros mo­vi­mien­tos y reac­cio­nes. Cá­ma­ras, sen­so­res-ra­dar de pro­xi­mi­dad y le­ja­nía o lá­ser en­vían la in­for­ma­ción a una uni­dad de cálcu­lo que per­mi­te la re­pro­duc­ción vir­tual de nues­tro en­torno, lo­ca­li­zar otros vehícu­los de los ca­rri­les ad­ya­cen­tes aler­tan­do cuán­do el con­duc­tor tie­ne in­ten­ción de gi­rar al ac­ti­var los in­ter­mi­ten­tes y has­ta de­tec­tar la pre­sen­cia de obs­tácu­los o pea­to­nes de­lan­te y de­trás del vehícu­lo a tra­vés de un ra­dar pa­ra im­pe­dir im­pac­tos, siem­pre y cuan­do no se cir­cu­le a más de 35 km/h.

5 Air­bags de cor­ti­na. Se co­lo­can en la zo­na de la ca­be­za, jus­to por en­ci­ma de las ven­ta­ni­llas, co­mo se­gu­ri­dad del ca­rro. Es­to ase­gu­ra que, en ca­so de co­li­sión, las le­sio­nes en la ca­be­za se­rán mí­ni­mas, tan­to pa­ra el con­duc­tor co­mo pa­ra los de­más usua­rios del vehícu­lo en cues­tión. 6 Neu­má­ti­cos run-flat. Los neu­má­ti­cos run-flat son a me­nu­do una ca­rac­te­rís­ti­ca bá­si­ca en la ma­yo­ría de los ca­rros hí­bri­dos. Es­tos neu­má­ti­cos no cam­bian su for­ma en ca­so de pin­cha­zo. En es­ta con­di­ción, el au­to po­dría con­du­cir 80 ki­ló­me­tros más.

7 Apar­ca­mien­to asis­ti­do. Con es­te ti­po de tec­no­lo­gía avan­za­da, el con­duc­tor só­lo tie­ne que po­ner su pie al­re­de­dor del freno y, de for­ma au­to­má­ti­ca, el ca­rro va apar­can­do en pa­ra­le­lo. Es­te sis­te­ma es muy útil cuan­do los es­pa­cios son re­du­ci­dos o hay mu­chos vehícu­los al­re­de­dor. El sis­te­ma pre­gun­ta al con­duc­tor, a tra­vés del cua­dro de ins­tru­men­tos, si quie­re ac­ti­var el sis­te­ma o no. l

“La in­ver­sión en ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción pa­ra me­jo­rar la se­gu­ri­dad en los vehícu­los se ha in­cre­men­ta­do per­si­guien­do el ob­je­ti­vo de ce­ro ac­ci­den­tes”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.