¿PRO­BLE­MAS CON LA EJE­CU­CIÓN DE VI­DEO­CON­FE­REN­CIA?

Las lla­ma­das se cor­tan, hay ma­la ca­li­dad de au­dio y vi­deo, qui­zá es la red, el equi­po y cá­ma­ras. Apren­da có­mo eje­cu­tar un sis­te­ma óp­ti­mo.

IT Now Rep. Dominicana - - SUMARIO - Ge­ral­di­ne Varela

La vi­deo­con­fe­ren­cia ha ga­na­do más po­pu­la­ri­dad en los úl­ti­mos años, en el sec­tor la­bo­ral co­mo aca­dé­mi­co, las nue­vas mo­da­li­da­des de tra­ba­jo ho­me of­fi­ce al igual que las ca­rre­ras on li­ne pro­pi­cian que es­ta he­rra­mien­ta sea ca­da vez más de­man­da­da.

A pe­sar que sim­pli­fi­ca mu­chas ta­reas y ges­tio­nes, su­po­ne un reto pa­ra los di­rec­to­res y ge­ren­tes de tec­no­lo­gía si desean te­ner una al­ta ca­li­dad de vi­deo, he­rra­mien­tas y so­lu­cio­nes que per­mi­tan una bue­na co­mu­ni­ca­ción y no ten­ga ma­yor di­fe­ren­cia aten­der una reunión de fren­te o en lí­nea.

De acuer­do con Joel Chávez, So­lu­tions Ma­na­ger de Hua­wei El Sal­va­dor, los pro­ble­mas más co­mu­nes que sue­len pre­sen­tar­se en una vi­deo­con­fe­ren­cia son la pér­di­da de pa­que­tes, re­trans­mi­sio­nes, las cua­les ocu­rren por con­ges­tión en la red don­de hay más trá­fi­co del que es ca­paz de so­por­tar.

Al­gu­nas de las con­se­cuen­cias de una ma­la im­ple­men­ta­ción de vi­deo­con­fe­ren­cia van desde cor­tes en el vi­deo y au­dio has­ta la obli­ga- to­rie­dad de te­ner que sus­pen­der­la de­bi­do a que no fun­cio­na.

La per­di­da de es­tos ele­men­tos pue­den ser oca­sio­na­dos por un an­cho de ban­da inade­cua­do, po­ca ca­pa­ci­dad de rou­ter, pro­ble­mas de soft­wa­re o mal fun­cio- na­mien­to de hard­wa­re.

Pe­ro ¿ có­mo es­ta­ble­cer una es­tra­te­gia de vi­deo­con­fe­ren­cia de ma­ne­ra exi­to­sa? A cri­te­rio de Dia­na Fer­nán­dez, coor­di­na­do­ra de mer­ca­deo de PBS El Sal­va­dor, part­ner de Cis­co, lo pri­me­ro es rea­li­zar un aná­li­sis in­di­vi­dual pa­ra co­no­cer las ne­ce­si­da­des de ca­da em­pre­sa.

“Pa­ra es­ta­ble­cer una es­tra­te­gia se de­ben le­van­tar los re­que­ri­mien­tos en ca­da ca­so y ver qué ti­po de so­lu­ción le con­vie­ne, pue­de ser de es­cri­to­rio has­ta una ex­pe­rien­cia in­mer­si­va”, de­ta­lló Fer­nan­dez.

Los ex­per­tos coin­ci­den tam­bién en que pa­ra im­ple­men­tar un equi­po de vi­deo­con­fe­ren­cia, ade­más de ana­li­zar las ne­ce­si­da­des in-

“Pa­ra es­ta­ble­cer una es­tra­te­gia se de­ben le­van­tar los re­que­ri­mien­tos en ca­da ca­so y ver qué ti­po de so­lu­ción le con­vie­ne, pue­de ser de es­cri­to­rio has­ta una ex­pe­rien­cia in­mer­si­va”. Dia­na Fer­nán­dez, PBS El Sal­va­dor.

di­vi­dua­les, el an­cho de ban­da jue­ga un pa­pel fun­da­men­tal.

“Una vi­deo­con­fe­ren­cia de al­ta de­fi­ni­ción tie­ne un con­su­mo de en­tre 2 y 4 mbps y por lo tan­to se re­quie­re que tan­to el an­cho de ban­da de su­bi­da co­mo de ba­ja­da sea de esa ca­pa­ci­dad pa­ra lo­grar una im­ple­men­ta­ción exi­to­sa”, ex­pli­có Ser­gio Ga­lin­do, MBA, ge­ren­te ge­ne­ral de VOSmedia, ex­per­tos en so­lu­cio­nes de au­to­ma­ti­za­ción.

De acuer­do a Wil­fre­do Ló­pez, Vi­deo­con­fe­ren­ce So­lu­tions Ar­chi­tect de ECSSA, em­pre­sa de so­lu­cio­nes in­te­gra­les de tec­no­lo- gía, en la ac­tua­li­dad se pue­den rea­li­zar vi­deo­con­fe­ren­cias de al­ta ca­li­dad desde 512 MB.

“Gra­cias al desa­rro­llo de nue­vos pro­to­co­los de co­mun ic a c i ó n , ta­les co­mo el H. 265, High Pro­fi­le y SVC es po­si­ble es­ta­ble­cer vi­deo­lla­ma­das de ba­jo con­su­mo, sin em­bar­go lo óp­ti­mo es un 1 me­ga­bi­te en am­bos pun­tos pa­ra ase­gu­rar la ma­yor ca­li­dad de vi­deo”, de­ta­lló el ex­per­to.

Juan Ra­món Eche- ve­rría, in­ves­ti­ga­dor y desa­rro­lla­dor de nue­vos pro­yec­tos de CVS High­tech, pro­vee­dor de ser­vi­cios de vi­deo­con­fe­ren­cias en Gua­te­ma­la, ex­pli­có que el con­su­mo de Kbps de es­tos equi­pos de­pen­de­rá del ti­po del ser­vi­dor que se uti­li­ce, por ejem­plo, en una vi­deo­con­fe­ren­cia pro­fe­sio­nal un ser­vi­dor pue­de con­su­mir al­re­de­dor de 150kbps ( un mega = 1,000 kbps).

“Sin em­bar­go si se desean 60 cua­dros por segundo con equi­pos de vi­deo­con­fe­ren­cia ( full HD), pue­de con­su­mir has­ta 1.2 me­gas y es­te an­cho de ban­da en ca­da uno de los si­tios co­nec­ta­dos, pa­ra lo cual se re­co­mien­da In­ter­net de­di­ca­do ( fi­bra óp­ti­ca)”, agre­gó Eche­ve­rría.

Un re­cur­so que per­mi­ti­rá una me­jor ca­li­dad en los sis­te­mas de vi­deo­con­fe­ren­cia es la uti­li­za­ción de fi­bra óp­ti­ca y el ca­ble de co­bre per­mi­ti­rán que el flu­jo de trá­fi­co sea más ágil, per­mi­tien­do un ser­vi­cio más ro­bus­to.

“Am­bos ti­pos de red ( fi­bra óp­ti­ca y alam­bre de co­bre) son muy es­ta­bles, la di­fe­ren­cia prin­ci­pal es que cuan­do es por fi­bra óp­ti­ca po­de­mos uti­li­zar ca­li­dad de ser­vi­cio, es de­cir, se cuen­ta con la ca­pa­ci­dad de prio­ri­zar el trá­fi­co de la vi­deo­con­fe­ren­cia sobre el res­to que se es­té ma­ne­jan­do en la em­pre­sa”, ex­pli­có Fer­nan­do Me­di­na, In­ge­nie­ro Pre Ven­ta, Business So­lu­tions, Te­le­fó­ni­ca.

La co­ne­xión por fi­bra es mu­cho más ro­bus­ta por pro­tec­ción me­cá­ni­ca, evi­ta la vul­ne­ra­bi­li­dad por caí­das de pe­que­ñas ra­mas y por pro­tec­ción eléc­tri­ca es in­mu­ne a des­car­gas at­mos­fé­ri­cas, lo que per­mi­te ma­yor ca­pa­ci­dad de trans­mi­sión a lar­gas dis­tan­cias.

Los re­tos más fre­cuen­tes

Pa­ra com­ple­tar la es­tra­te­gia exi­to­sa de­be con­tar con un equi­po de ca­li­dad pa­ra au­dio y vi­deo, en es­te ca­so nor­mal­men­te los sis­te­mas he­re­da­dos no son muy bue­na op­ción, ya que no brin­dan la ca­li­dad de au­dio y re­so­lu­ción de ima­gen que po­drían brin­dar los más mo­der­nos.

“En Cen­troa­mé­ri­ca no se tie­ne dis­tin­ción en­tre una

he­rra­mien­ta gra­tui­ta y una pa­ga­da, se uti­li­za lo que sea más ba­ra­to. Es­to mo­ti­va a que la ca­li­dad de trans­mi­sión no sea cons­tan­te ni pro­fe­sio­nal. Se de­be dis­tin­guir en­tre una so­lu­ción pa­ga­da y una gra­tui­ta, tam­bién de­be rea­li­zar una sen­si­bi­li­za­ción en el per­so­nal pa­ra que apren­dan a to­mar es­te ti­po de co­mu­ni­ca­ción co­mo al­go pro­fe­sio­nal, ha­cer de es­to una cul­tu­ra di­gi­tal”, ex­pli­có Juan Ra­món Eche­ve­rría, de CVS High­tech

De acuer­do a Jor­ge Al­ber­to Por­ti­llo, di­rec­tor de tec­no­lo­gías de in­for­ma­ción de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de El Sal­va­dor, UTEC, en­tre los ma­yo­res re­tos al im­ple­men­tar es­ta es­tra­te­gia es la in­ver­sión y nor­ma­li­za­ción de la vi­deo­con­fe­ren­cia.

“Ade­más del equi­po a uti­li­zar, por ejem­plo si ad­qui­ri­mos un Poly­com o uti­li­za­mos una PC, que pue­de lle­gar a re­pre­sen­tar una in­ver­sión im­por­tan­te, es­tá el he- cho del ti­po de reunio­nes que pla­nea­mos te­ner y con qué can­ti­dad de par­ti­ci­pan­tes. La cla­se de equi­po y el soft­wa­re a uti­li­zar son te­mas que de­ben ser ana­li­za­das con de­ta­lle”, con­si­de­ra el ex­per­to.

Otro de los re­tos es la ges­tión del an­cho de ban­da, pa­ra dar una ade­cua­da ca­li­dad de ser­vi­cio, pues de no aten­der­se, re­sul­ta­ra en una vi­deo­con­fe­ren­cia de ma­la ca­li­dad que des­mo­ti­va­rá su uso y un ter­cer reto, aun­que no tie­ne que ver con tec­no­lo­gía, es la cul­tu­ra or­ga­ni­za­ti­va que en mu­chos ca­sos es muy arrai­ga­da a las reunio­nes pre­sen­cia­les.

“Ha si­do muy co­mún la di­fe­ren­cia de tec­no­lo­gías de­pen­dien­do de la ins­ti­tu­ción, por ello te­ne­mos di­ver­si­dad de - der de me­jor for­ma el even­to e in­sis­to, par­te fun­da­men­tal el an­cho de ban­da asig­na­do”, de­ta­lló Por­ti­llo.

De igual mo­do, Die­go Sal­gue­ro, CTO de Pul­pey, apli­ca­cio­nes de aho­rro, uno de los prin­ci­pa­les re­tos al im­ple­men­tar un sis­te­ma de vi­deo­con­fe­ren­cia es la ca­li­dad de la se­ñal con la cual se trans­mi­te di-

cha vi­deo­con­fe­ren­cia.

“Al ser pa­ra te­mas em­pre­sa­ria­les, se es­pe­ra una muy bue­na se­ñal tan­to de au­dio co­mo de vi­deo. De igual for­ma se ne­ce­si­ta va­li­dar cuál es el mí­ni­mo de an­cho de ban­da con la cual se ob­tie­ne bue­na co­mu­ni­ca­ción y qué tan ac­ce­si­ble es ob­te­ner di­cho an­cho de ban­da”, se­ña­ló Sal­gue­ro.

He­rra­mien­tas gra­tui­tas co­mo Sky­pe y Goo­gle Hound Outs, fun­cio­nan bas­tan­te bien pe­ro tam­bién es im­por­tan­te con­tar con equi­po Poly­com pa­ra desa­rro­llar reunio­nes mu­cho más for­ma­les.

“Apro­ve­cha­mos es­tas tec­no­lo­gías cuan­do ne­ce­si­ta­mos co­mu­ni­car­nos con al­gún clien­te o pro­vee­dor que fí­si­ca­men­te no se en­cuen­tra cer­ca y al con­si­de­rar­lo un part­ner es­tra­té­gi­co bus­ca­mos una co­mu­ni­ca­ción por es­te me­dio pa­ra aten­der a sus so­li­ci­tu­des”, co­men­tó el CTO de Pul­pey.

Pa­ra sol­ven­tar el mal di­men­sio­na­mien­to del an­cho de ban­da se de­be te­ner una idea cla­ra de la can­ti­dad de dis­po­si­ti­vos que se co­nec­ta­ran a la reunión lo­cal y re­mo­ta­men­te, con­si­de­ran­do si son se­sio­nes por app mó­vi­les, web ses­sions, etc. Es­to acom­pa­ña­do del an­cho de ban­da re­co­men­da­do por el ven­de­dor del sis­te­ma de vi­deo­con­fe­ren­cia, son cla­ves pa­ra el co­rrec­to di­men­sio­na­mien­to de los an­chos de ban­da.

“Pen­sar que el in­ter­net Si­mé­tri­co y el Asi­mé­tri­co fun­cio­na­rá de la mis­ma for­ma es un error gra­ve, un en­la­ce de in­ter­net asi­mé­tri­co no pue­de pro­veer la mis­ma es­ta­bi­li­dad y ca­li­dad que un si­mé­tri­co”, pun­tua­li­zó Gian­car­lo Or­se­ni­go, ge­ren­te de pro­duc­tos de TIGO Business.

Ade­más pa­ra te­ner un au­dio y vi­deo op­ti­mo, se de­be te­ner en cuen­ta son los equi­pos de pe­rí­me­tro de red, los cua­les per­mi­ten la rea­li­za­ción de VPN.

Car­los Pi­ne­da, je­fe de te­le­fo­nía de JMTel­com, con­si­de­ra que al­gu­nas de las so­lu­cio­nes más in­no­va­do­ras pa­ra ins­ta­lar vi­deo­con­fe­ren­cias in­clu­yen unir­se a una vi­deo­con­fe­ren­cia sin ne­ce­si­dad de te­ner que es­tar en una sa­la de­di­ca pa­ra ello, so­lo usan­do su smartp­ho­ne o su lap­top, gra­ba­ción y strea­ming de las vi­deo con­fe­ren­cias e in­cluir a la con­fe­ren­cia en mo­do au­dio desde cual­quier te­lé­fono so­lo mar­can­do el nú­me­ro del brid­ge de con­fe­ren­cia.

Es­tas so­lu­cio­nes fun­cio­nan so­lo ne­ce­si­tan ser ins­ta­la­das en un ser­vi­dor, fí­si­co o vir­tual con ac­ce­so a In­ter­net y con li­cen­cia­mien­to pa­ra usua­rios con puer­tos de con­fe­ren­cias, en el la­do del clien­te bas­ta con ins­ta­lar un plu­gin pa­ra el na­ve­ga­dor o ins­ta­lar la app pa­ra An­droid o iPho­ne. De es­ta for­ma de pue­den aho­rrar cos­tos y op­ti­mi­zar tiem­pos, se lo­gra ma­yor pro­duc­ti­vi­dad, son de fá­cil ins­ta­la­ción y la co­ne­xión es independiente de una ubi­ca­ción fí­si­ca.

62

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.