IN­DUS­TRIA 4.0 Y EL IM­PAC­TO EN EL SCM

IT Now Rep. Dominicana - - OPINIÓN -

Lo­cal Mo­tors es un fa­bri­can­te de au­to­mó­vi­les con una ven­ta­ja com com­pe­ti­ti­va. Más que se­guir el pro pro­ce­so tra­di­cio­nal del di­se­ño del vehícu­lo, la com­pa­ñía mi­cro cro-mul­ti­na­cio­nal, ba­sa­da en Ar Ari­zo­na, ob­tie­ne la in­for­ma­ción pa­ra­pa el di­se­ño de sus au­to­mó­vi­les de una co­mu­ni­dad on­li­ne. Una vez que se­lec­cio­nan el di­se­ño, la com­pa­ñía­com apro­ve­cha los avan­ces de la tra­duc­ción de la in­for­ma­ción­ma del mun­do di­gi­tal a lo vir­tual,vir pa­ra cons­truir los au­tos ca­si­cas to­do en im­pre­sión 3D. Es­te pro­ce­so­pro in­no­va­dor per­mi­te la crea­ción­cre de un mo­de­lo to­tal­men­te nuevo en so­lo un año, mu­chos me­nos­me que el pro­me­dio de la in­dus­tria,du que es de seis años.

Es­te es un gran ejem­plo de la re­vo­lu­ción­rev que es­tá cam­bian­do el mun­do­mu de la manufactura. Desde la ‘re­vo­lu­ción ajus­ta­da’ de 1970, ge­ne­ral­men­te­gen lla­ma­da ‘la ter­ce­ra re­vo­lu­ción­rev in­dus­trial’, no exis­ten es­to­sest cam­bios ra­di­ca­les en la pro­duc­ción­du de di­se­ño, mo­ni­to­reo y eje­cu­ción,eje y las re­per­cu­sio­nes de es­teest enor­me cam­bio tie­nen un im­pac­to­im has­ta en la ca­de­na de va­lor­val y di­rec­ta­men­te a las ma­nos - te, la eco­no­mía glo­bal co­nec­ta­da e im im­pul­sa­da por el comercio elec­tró­ni­co,tró es­tá crean­do un mun­do nue­vo­nu y va­lien­te co­no­ci­do co­mo la cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial o ‘In­dus­tria‘In 4.0’. Los ne­go­cios tie­nen­ne que adap­ta­se rá­pi­da­men­te pa­ra evi­tar que­dar­se atrás.

Pa­ra te­ner una idea de to­do el po­ten­cial de la In­dus­tria 4.0, las com­pa­ñías es­tán te­nien­do una mi­ra­da más ho­lís­ti­ca de su ca­de­na de va­lor. Creo que es ne­ce­sa­ria una re­eva­lua­ción acer­ca del ma­ne­jo de la ca­de­na de su­mi­nis­tro si los fa­bri­can­tes y co­mer­cian­tes quie­ren to­mar ven­ta­ja real de las po­si­bi­li­da­des de la In­dus­tria 4.0 En­fo­car las ca­de­nas de su­mi­nis­tro cen­tra­das en el clien­te

Una vez que se vea pu­ra­men­te su po­ten­cial en tér­mi­nos de cos­tos, el ma­ne­jo de las ca­de­nas de su­mi­nis­tros es­tá re­suel­to. Gra­cias a la in­for­ma­ción de big da­ta y el cam­bio de ex­pec­ta­ti­vas de los clien­tes, el pro­nós­ti­co de su­mi­nis­tro mo­der­na aho­ra tie­ne un rol adi­cio­nal vi­tal en ase­gu­rar la sa­tis­fac­ción y re­ten­ción del clien­te. In­cor­po­ran­do in­no­va­ción

Al­can­zar di­cho ni­vel de in­te­gra­ción es com­ple­jo. En un es­tu­dio re­cien­te, só­lo el 7% de los eje­cu­ti­vos de com­pa­ñías creen que han crea­do un ne­go­cio to­tal­men­te in­te­gra­do que pue­de es­tar al mar­gen del es­ta­do de la In­dus­tria 4.0. El ac­ce­so a la tec­no­lo­gía ade­cua­da es so­lo par­te del pro­ce­so, las com­pa­ñías tam­bién ne­ce­si­tan una cul­tu­ra que in­clu­ya in­no­va­ción y una fuer­za la­bo­ral – desde que es­tén dis­pues­tos a in­no­var y ge­ne­rar un cam­bio.

Las ba­rre­ras pa­ra im­ple­men­tar por com­ple­to la In­dus­tria 4.0 de­ben ser me­di­das sobre los be lo son, un ca­so de ne­go­cio ca­si irrefutable sur­ge a fa­vor pa­ra rea­li­zar el sal­to en las or­ga­ni­za­cio­nes gran­des y pe­que­ñas. La pró­xi­ma fron­te­ra pa­ra com­pe­tir

Por su­pues­to, es­tos son al­gu­nos ejem­plos de la tec­no­lo­gía que trans­for­ma la ca­de­na de su­mi­nis­tro. Pan­ta­llas tác­ti­les, la ro­bó­ti­ca y la reali­dad au­men­ta­da pue­den ser or­ques­ta­das pa­ra al­can­zar ca­de­nas de su­mi­nis­tros de va­lor ca­pa­ces de res­pon­der au­to­má­ti­ca­men­te al cam­bio de la de­man­da final. La pre­gun­ta cen­tral no es qué es lo que la tec­no­lo­gía es­tá apro­ve­chan­do, pe­ro más que na­da si tra­ba­jan con el fa­bri­can­te co­rrec­to y con pro­vee­do­res de tec­no­lo­gía o lo­gís­ti­ca que les per­mi­ta a sus ca­de­nas de su­mi­nis­tro te­ner una in­te­gra­ción ver­da­de­ra y en ba­se a la de­man­da.

Si lo ha­cen bien, es­tán en el ca­mino de lo­grar efi­cien­cias, re­du­cir el tiempo al mer­ca­do, aho­rrar cos­tos, me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad y ge­ne­rar ga­nan­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.