4 ten­den­cias pa­ra el fu­tu­ro de supply chain

¿Sa­bía que la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es­tá lo­gran­do enor­mes be­ne­fi­cios en me­jo­ra de los de­re­chos hu­ma­nos?

IT Now Rep. Dominicana - - SUMARIO - Ge­ral­di­ne Va­re­la

La im­pre­sión 3D, no so­la­men­te ten­drá im­pac­to en el sec­tor de la cons­truc­ción y sa­lud, sino tam­bién en los re­tai­lers.

Usan­do cá­ma­ras y sen­so­res el ro­bot E-Da­vid (acró­ni­mo por sus si­glas en in­glés de Apa­ra­to Pin­tor Elec­tró­ni­co pa­ra una Re­pre­sen­ta­ción Ví­vi­da-In­ter­ac­ti­va) lo­gra imi­tar im­pre­sio­nan­tes obras de arte del ar­tis­ta Vin­cent Van Gogh. Flo­wMa­chi­nes un pro­yec­to que nace en los la­bo­ra­to­rios de in­ves­ti­ga­ción de Sony CSL, es un sis­te­ma de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial que ha lo­gra­do por pri­me­ra vez que com­pon­ga una can­ción en­te­ra, si­mi­lar a las com­po­si­cio­nes de Johann Sebastian Bach.

La vi­sión de los crea­do­res de am­bas má­qui­nas ha si­do cons­truir un ro­bot que imi­ta las ca­pa­ci­da­des hu­ma­nas hu­ma­nos con más pre­ci­sión y ra­pi­dez.

Es una reali­dad que los desa­rro­llos en torno a la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es­tán cre­cien­do de for­ma im­pre­sio­nan­te pe­ro pa­ra el ju­rí­di­co ar­gen­tino, Juan Gus­ta­vo Cor­va­lán, es­ta in­no­va­ción, en cier­ta me­di­da, es­tá des­vin­cu­la­da con la agen­da de los De­re­chos Hu­ma­nos.

“Los pac­tos de De­re­chos Hu­ma­nos, a los que es­tán sus­cri­tos la ma­yo­ría de paí­ses, di­cen que el be­ne­fi­cio del pro­gre­so tec­no­ló­gi­co y cien­tí­fi­co de­be ser pa­ra el bien co­mún, pe­ro ve­mos que es­te desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co so­lo se es­tá uti­li­zan­do pa­ra ma­xi­mi­zar be­ne-

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, que a ni­vel mun­dial es­tá sus­ti­tu­yen­do la fuer­za de tra­ba­jo con la au­to­ma­ti­za­ción, ame­na­za no so­lo con sus­ti­tuir un pues­to la­bo­ral sino tam­bién sus­ti­tuir en to­do ám­bi­to, a los se­res hu­ma­nos.

fi­cios”, di­jo Cor­va­lán.

De acuer­do al ju­rí­di­co, la agen­da eco­nó­mi­ca es­tá uti­li­zan­do el desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía, de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pa­ra ba­jar cos­tos e in­cre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad, lo cual no es­tá del to­do mal, si es­to no im­pli­ca­ra la pér­di­da de cien­tos y mi­les de em­pleos.

“Siem­pre exis­tió esa pu­ja en­tre evo­lu­ción del ca­pi­tal y de­sigual­dad pe­ro es­ta­mos ad­vir­tien­do que la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca en cuan­to a in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial lo es­tá lle­van­do a ci­fras que po­dría des­ba­ra­tar el sis­te­ma co­mo lo co­no­ce­mos. Cuan­do la ta­sa de des­em­pleo es in­con­te­ni­ble, em­pe­za­mos a evi­den­ciar una so­cie­dad que es in­via­ble con con­se­cuen­cias co­mo ta­sas de in­se­gu­ri­dad que se dis­pa­ran, de­lin­cuen­cia, si­tiar las ca­lles por las re­vuel­tas… no es me­su­ra­ble”, pro­si­guió.

Se­gún el ex­per­to, es­tu­dios pri­va­dos de im­pac­to eco­nó­mi­co re­fle­jan que el nú­me­ro de des­em­plea­dos en Amé­ri­ca La­ti­na es dra­má­ti­co y no exis­te nin­gún plan de con­tin­gen­cia pa­ra es­tas per­so­nas que sa­le del sis­te­ma, en­ton­ces el en­fo­que de­be ser bus­car que los Es­ta­dos y la re­gu­la­ción acom­pa­ñen el pro­gre­so tec­no­ló­gi­co y sean de be­ne­fi­cio y sa­tis­fac­ción de las ne­ce­si­da­des de las per­so­nas.

Pa­ra el ju­rí­di­co la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, que a ni­vel mun­dial es­tá sus­ti­tu­yen­do la fuer­za de tra­ba­jo con la au­to­ma­ti­za­ción, ame­na­za no so­lo con sus­ti­tuir un pues­to la­bo­ral sino tam­bién sus­ti­tuir en to­do ám­bi­to, a los se­res hu­ma­nos.

“La má­qui­na no so­lo te des­em­plea, sino que te vuel­ve ob­so­le­to. En una gran can­ti­dad de ru­bros los hu­ma­nos so­mos ob­so­le­tos, ya no so­mos re­em­pla­za­dos por un hu­mano sino que so­mos re­em­pla­za­dos por una má­qui­na, la má­qui­na es mu­cho más ba­ra­ta, no se gre­mia­li­za ni se en­fer­ma y no ne­ce­si­ta años pa­ra apren­der, lo pue­de ha­cer rá­pi­da­men­te con al­go­rit­mos pro­gra­ma­dos”, de­ta­lló.

Cor­va­lán ve alar­man­te que, si­guien­do es­ta lí­nea de evo­lu­ción y re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca, ya se es­tá tra­ba­jan­do con piel hu­ma­na ar­ti­fi­cial y al unir­lo con sis­te­mas de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial nos en­con­tra­re­mos fren­te a hu­ma­noi­des.

El pro­fe­sio­nal ase­gu­ra que la idea no es eli­mi­nar ni re­du­cir el avan­ce tec­no­ló­gi­co pe­ro hay que em­pe­zar a pen­sar en me­ca­nis­mos ju­rí­di­cos, tal y co­mo ya exis­ten en te­mas de gé­ne­ro o de per­so­nas con ca­pa­ci­da­des es­pe­cia­les y de la mis­ma for­ma co­mo exis­te una le­gis­la­ción pa­ra la éti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.